Peter Jackson y su pasión por la innovación tecnológica

Peter Jackson dio vida a personajes como Gollum y los maravillosos paisajes de la Tierra Media en las sagas de 'El hobbit' y 'El señor de los anillos' gracias al novedoso uso de la tecnología cinematográfica.

Gollum, el personaje que hizo famoso la tecnología de captura en movimiento. CNET

Peter Jackson, el director de cine neozelandés responsable de las trilogías de The Lord of the Rings y The Hobbit, es sin duda una de las figuras hollywoodenses más adeptas a utilizar los avances tecnológicos más recientes disponibles para contar historias y hacer películas.

En 2001, con The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring, Jackson puso la muestra y la referencia más alta del tipo de cine grandilocuente, épico y lleno de espectaculares efectos especiales que marcaría la identidad del cine de franquicias y sagas del resto de la década en Hollywood.

En ese mismo proyecto, al lado del desarrollo de novedosos efectos especiales que recrearon las batallas en la Tierra Media, también presentó en sociedad (a nivel masivo y comercial) el uso de esa herramienta conocida como captura de movimiento (motion capture) para crear al mítico Gollum, interpretado por el actor Andy Serkis.

Mientras que en cada nueva entrega hizo amplio uso de nuevos efectos y trucos, Jackson no se conformó con empujar la modernización del cine en la producción, por lo que hizo equipo con otros colegas para impulsar la digitalización de la proyección cinematográfica.

En 2005, en la convención anual de exhibidores Cinema-Con, George Lucas, James Cameron, Robert Zemeckis, Robert Rodriguez y Peter Jackson llegaron con el claro objetivo de vender la idea de la producción de cine digital de la mano del 3D. Si los exhibidores querían estrenar y exhibir las futuras películas de estos realizadores, deberían empezar a renovar sus equipos de 35mm por proyectores digitales.

En 2009, Jackson dirigió The Lovely Bones, una historia de una adolescente asesinada que observa desde el más allá a su familia, donde la creación de escenarios digitales y el uso de nuevos efectos especiales de vanguardia eran parte de la propuesta al público, junto con la cruda historia basada en la popular novela corta de Alice Sebold.

Pero para su nueva trilogía, The Hobbit, Jackson encontró un nuevo juguete: el High Frame Rate (HFR). Desde 1927, la velocidad estándar a la que se proyectan las películas es de 24 cuadros por segundo. Para las tres partes del The Hobbit, Peter Jackson optó por usar el HFR, que proyecta el filme a 48 cuadros por segundo. Así, Jackson ofreció una opción más al espectador interesado en un ejercicio visual que buscaba provocar un hiper realismo en los movimientos de las escenas y los personajes.

Para muchos, el efecto logrado rompía cierta credibilidad fantástica, al dar a los actores y las situaciones un registro visual parecido al de las telenovelas en Estados Unidos (conocido en inglés como soap opera effect). Ese sentido de curioso 'realismo' a cuadro, distinto a la textura y velocidad de series de drama y comedia, ha sido algo que no muchos han aceptado en este paquete fílmico de Jackson.


La última entrega de la serie, The Hobbit: The Battle of Five Armies se estrenará el 17 de diciembre en 2D, 3D e IMAX. Cada una de estas opciones estará disponible en formato tradicional de 24cps y en HFR de 48cps. Para quienes quieran la experiencia máxima, tendrán la opción de verla en IMAX 3D HFR.

Sobre las críticas u observaciones a tantos cambios y novedades, y a su incesante curiosidad tecnológica, Jackson recientemente comentó en entrevista con la BBC: "El cambio es bueno. Le lleva un tiempo a la gente el acostumbrarse, pero es bueno. Siempre habrá gente que tenga una posición fuerte sobre que el cine no debe cambiar y que lo que se estableció en 1927 es lo mejor y lo hicimos perfecto, así como aún hay gente que escucha discos de vinilo, mientras el resto del mundo se ha movida a los CDs, y también a eso nos acostumbramos", dijo.

Esto deja bastante claro que sea cual sea el siguiente proyecto que tome Jackson, de alguna manera se tratará de algo en lo que pueda intentar trucos, efectos, herramientas o recursos nuevos, que seguramente incomodarán a algunos, pero que estarán basados en la natural y actual evolución del cine.

Close
Drag