Las PCs con Windows 7 se dejarán de vender en 2016

A partir del 31 de octubre de 2016, las computadoras a la venta no deben tener instalado Windows 7, aunque seguirán recibiendo actualizaciones hasta 2020.

El próximo año, conseguir una PC con Windows 7 preinstalado será imposible.

Microsoft

Windows 7 no debe estar instalado en computadoras a la venta a partir del 31 de octubre de 2016, de acuerdo con Microsoft.

La gigante de software para computadoras actualizó su página de soporte en la que revela las fechas en las que las computadoras se deben dejar de comercializar con versiones anteriores de Windows.

Normalmente, la discontinuación de la venta de equipos con sistemas operativos anteriores sucede dos años después de que el sistema operativo salió a la venta. Sin embargo, Windows 7 tuvo dos años más de vida por la baja tasa de adopción de Windows 8 -- el cese de ventas de Windows 7 debió suceder en 2014.

Las computadoras con Windows 8 y Windows 8.1 también corren con la misma suerte de Windows 7. Los fabricantes deben dejar de preinstalar Windows 8 a partir del 30 de junio y Windows 8.1 comparte la fecha de defunción con Windows 7.

Es importante aclarar que el cese de ventas no significa que Window 7, 8 y 8.1 se quedarán sin soporte de Microsoft. Windows 7 recibirá actualizaciones hasta el 14 de enero de 2020, a partir de dicha fecha, el sistema operativo se queda sin soporte de la compañía. Windows 8 recibirá las mismas actualizaciones hasta el 10 de enero de 2023.

Microsoft está deteniendo la venta de computadoras con Windows 7 para apoyar Windows 10, su más reciente sistema operativo. La nueva plataforma por fin ganó la atención de los usuarios gracias a sus novedades (como Cortana), el regreso de anteriores funciones (como el menú de Inicio), así como su disponibilidad gratuita. Para octubre -- cuatro meses después de su liberación --, Windows 10 ya estaba instalado en 110 millones de dispositivos, según Microsoft.

(Vía ZDNet)

Close
Drag