Este parque de diversiones te dará poderes tipo Matrix

The Void hará que la realidad virtual se sienta un poco más real con una serie de habitaciones que le darán otra dimensión al concepto de los videojuegos.

the-void.jpg
Dentro de The Void, incluso los pequeños gestos tendrán un gran impacto. Captura de pantalla Michael Franco/CNET

Con la próxima llegada de la versión para el consumidor de las gafas de realidad virtual Oculus Rift a principios del año entrante, 2016 podría ser el año en que esta tecnología verdaderamente despegue.

Sumándose a esto están los planes de un parque de diversión en Utah con una serie de cuartos de 60x60 pies en los que los jugadores usan unas gafas de realidad virtual (propias, no las de Oculus) para explorar los mundos envolventes y recibir poderes como los que vimos en las películas de The Matrix.

Conocido como The Void, el parque temático abrirá en 2016 en Pleasant Grove, Utah, y será el primero de varios centros de su tipo planeados alrededor del mundo.

Los cuartos pueden cambiar constantemente, incluyendo sus superficies. Esto significa que si te ves escondido detrás de un árbol a través de las gafas, podrás llegar a sentir la corteza del árbol. Si estás tratando de abrir el compartimento de una nave espacial, podrás sentir el metal en tu mano.

Además de sincronizar el tacto con las visiones de realidad virtual, las habitaciones pueden añadir una "cuarta dimensión" al lanzar vapor de tuberías expuestas o hilos que se sienten como telarañas. También tendrán simuladores de movimiento que pueden hacerte sentir dentro de un avión de combate o un auto de carreras.

Cada habitación recibirá hasta 10 jugadores que pueden trabajar como equipo para intentar sobrevivir los diferentes mundos y pelear entre ellos para ver quién gana.

Según el diario The Washington Post, el hombre detrás de estos parques virtuales es Ken Bretschneider, quien fuera dueño de un negocio de ciberseguridad y planea lograr acuerdos con estudios de videojuegos para crear diferentes experiencias de juegos para los visitantes de The Void. Espera cambiar la experiencia cada tres meses.

"No hay forma de ir y crear el potencial completo de la realidad virtual en el mercado para el hogar", le dijo Bretschneider al Post. "Fue muy obvio para mí que teníamos que construir una instalación donde la gente pudiera venir y no se tuviera que preocupar de conectar la realidad virtual, hacerla funcionar e intentar correr dentro de su casa".

Bretschneider ha invertido US$13 millones de su dinero en el proyecto, una cifra que sirve para pagarle a las 30 personas en su equipo para crear trajes, guantes y gafas que los visitantes se pondrán cuando estén dentro de The Void, así como para perfeccionar el sistema de monitorización de movimiento, un componente fundamental para lograr el éxito del sistema. El emprendedor espera abrir The Void en Pleasant Grove en el verano de 2016, con experiencias de 30 minutos para los visitantes.

Aunque no ha dicho cuánto costarán estas experiencias, sí dijo que serán "asequibles".