CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Consejos para elegir el mejor 'streamer' de video Declaración de impuestos: Fecha, reembolsos y más Los teléfonos de Huawei que no recibirán EMUI 10 Lo que debes saber antes de comprar un router Verifica la configuración de privacidad de tu iPhone Qué hacer si no puedes pagar tu factura de impuestos

Parasite no es la primera película de Bong Joon-ho

[Opinión] Snowpiercer y Parasite no son las únicas películas que ha dirigido el surcoreano Bong Joon-ho, que ha hecho historia en los Oscar.

parasite4

La cinta surcoreana Parasite está nominada al Oscar por mejor película. 

CJ Entertainment

Si te gusta el cine, espero que ya hayas descubierto a Bong Joon-ho. El director surcoreano ha hecho historia este año ganado el Oscar a mejor película para su título más reciente, Parasite. Además de ganar otros tres Oscar por ese título. He visto todas las películas de este cineasta y creo que son geniales. Ningún director me ha confundido tanto sobre el género de una película como él. Un recurso que de alguna manera siempre hace que funcione. Nos recuerda que una historia interesante es el corazón de cualquier película buena, independientemente de su género o estilo.

Bong Joon-ho, de 50 años, tiene una filmografía que se remonta hasta la década de los 90. Pero la mayor parte del público no ha visto algunos de sus títulos más tempranos. Hablo de títulos como Barking Dogs Never Bite, Memories of Murder y The Host; una mezcla fascinante de comedia, miedo, crimen y drama. El thriller en inglés de 2013 a bordo de un tren y protagonizado por Chris Evans y Tilda Swinton, Snowpiercer, fue lo que le logró la aclamación del público mainstream. Mientras que sus películas anteriores, las cuales son principalmente en coreano, han permanecido relativamente desconocidas, a pesar de ser obras maestras.

La primera película de Bong Joon-ho que vi fue Mother (2009) que, como gran parte de su trabajo, evade la clasificación simple. Me impresionó la forma en que integra sin problemas los temas recurrentes de muchos géneros en una historia que no solo tenía sentido, sino que era realmente cautivadora. En un momento, existe la sensación de que la película podría convertirse en una comedia. Cinco minutos después cae en el horror. Y de alguna manera, funciona. 

Reproduciendo: Mira esto: Lo que veremos y lo que nos gustaría ver en los Oscar...
4:03

En Mother, un joven con una discapacidad intelectual indefinida es acusado de asesinato. El crimen se usa como vehículo para plantear una pregunta más importante: ¿Qué es capaz de hacer una madre para proteger a su hijo de la justicia? O quizá la pregunta sea: ¿quién tiene acceso a la justicia y por qué? El joven, Yoon do-joon, es el sospechoso más probable, pero también es incapaz de defenderse, por lo que su madre se encarga de exculparlo usando cualquier medio posible. Recuerdo mi experiencia mirando la primera escena— la madre bailando en cámara lenta en un campo— y me pregunté qué estaba a punto de ver. En el buen sentido. 

Parasite es similar. El cineasta crea una historia sobre una familia en dificultades económicas, como un medio para plantear preguntas sociales más grandes. En el caso de Parasite: ¿quién tiene acceso a la riqueza y por qué? Aunque no está discapacitado intelectualmente, el hijo, Ki-woo (Kevin), tiene baja autoestima y poco poder para cambiar la fortuna de su familia. Hasta que su amigo Min interviene y le da el contacto para un trabajo como tutor de la hija de una familia de muchos recursos. 

La estratificación de clase es un tema explorado, hasta cierto punto, en la mayoría de las películas de Bong Joon-ho. Si no es tan evidente como en Snowpiercer, donde los ricos viven en una cabina de tren diferente a los pobres, o en Parasite, donde los pobres viven en condiciones peores que los ricos,  Bong Joon-ho todavía encuentra formas únicas de explorar este tema de maneras más sutiles en sus otras películas. En Barking Dogs Never Bite, por ejemplo, una pareja de recién casados lidia con el desempleo y la tensión que esto agrega a su relación. En Okja, el abuelo ahorra suficiente dinero para comprar un cerdo de oro sólido para tratar de complacer a su nieta después de que ésta haya perdido a su mejor amigo; esto la destruye emocionalmente. 

Parasite

So-dam Park, Woo-sik Choi en Parasite.

Neon

Lo que quiero decir es que si te gusta Parasite , también deberías ver sus otras películas. La esencia de su estilo es una buena narración visual, tramas interesantes y preguntas universales que son tan aplicables a la cultura surcoreana como a cualquier otra. Sus personajes principales a menudo son juzgados de manera injusta por otros personajes y viceversa. Sus películas ven a sus habitantes con una plenitud y honestidad que rara vez se ve en el cine. Los cineastas tienden a enfatizar demasiado con sus protagonistas y a demonizar en exceso a los antagonistas. En el caso de  Bong Joon-ho esto no pasa. Todos sus personajes son hermosos precisamente porque revela, a la vez, sus defectos y belleza con la misma complejidad que vivimos en nuestra vida cotidiana.

Mirar sus películas anteriores ha enriquecido mi comprensión de su trabajo, y al mismo tiempo me da una mayor apreciación por su última obra. Uno tiene la sensación de que podría dirigir con éxito al estilo de Alfonso Cuarón, John Carpenter o Judd Apatow sin demasiados problemas. Ahora que los Oscar nos han demostrado que Bong es un director que no hay que ignorar recomiendo ver su trabajo anterior. Luego, vuelve a mirar Parasite. Descubrirás secretos que no viste la primera vez.

Nota del editor: Este artículo se publicó por primera vez el 7 de febrero de 2020.