CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Verizon, preparada para cualquier emergencia durante el Super Bowl 50

En un centro de control ubicado a unas cuantas millas del estadio Levi's, sede de Super Bowl 50, la telefónica más grande de Estados Unidos ha realizado infinidad de simulacros y ampliado su capacidad de potencia lo suficiente como para evitar que una contingencia colapse su red durante el gran partido.

Móvil

Verizon tiene un centro de control en el condado de Santa Clara, sede del Super Bowl 50, de donde se encargarán de cualquier emergencia que pueda afectar su red celular durante la final de la NFL el domingo 7 de febrero.

Claudia Cruz/CNET

Imagínate ser responsable por la conectividad celular de miles de personas en un área, y que de repente todas las computadoras, monitores y servidores en tu edificio se apaguen. ¿Dejarías que el pánico se apoderara de ti?

Eso mismo le pasó a un equipo de la telefónica Verizon mientras monitorizaban uno de los partidos del equipo los 49ers de San Francisco durante la pasada temporada. Sin embargo, el apagón lo ocasionó deliberadamente el director del centro para ver cómo responderían a la emergencia. Y ésa no fue la primera ni única prueba que les hizo; estos ejercicios tuvieron lugar cuatro o cinco veces durante todos los partidos en el estadio Levi's desde agosto de 2015.

"Realmente es importante que hagamos un montón de ejercicios relacionados con la recuperación de la red en caso de desastres", dijo a CNET en Español Phillip French, director de la red de Verizon en la costa Oeste de EE.UU., a diez días del Super Bowl 50. "Así que en cada partido hicimos de cuatro a cinco ejercicios para prepararnos por lo que podría pasarle a la red".

Recuperar la red celular es importante en cualquier circunstancia ya que el cliente esperar poder llamar, mandar textos y acceder a Internet desde su teléfono inteligente donde sea que esté. Pero su recuperación es aún más crítica en ocasiones cuando millones de personas arriban a un lugar, en muchos casos por primera vez y normalmente para un evento festivo, y ocurre alguna emergencia, como un terremoto, un intento de ataque terrorista o un apagón. Estas personas esperan poder comunicarse con sus seres queridos mediante sus celulares. En el mejor de los casos, quieren tener el mismo servicio que siempre para usar mapas, leer los horarios de trenes o autobuses o mandar fotos y videos de lo bien que se lo están pasando.

Sin duda alguna, el Super Bowl es un evento extraordinario. El comité organizador espera que entre un millón y 1.2 millones de personas lleguen al área de la Bahía para los eventos antes de la final, que se celebrará este domingo. Estas personas traerán consigo sus celulares, con lo que aumentará más de tres veces el número de dispositivos conectados en el área. Y si la experiencia es un consejo, durante el Super Tazón mismo Verizon sabe que el tráfico en su red aumentará de cinco a seis veces más de lo normal, según French.

"El año pasado unos 4 terabytes de datos pasaron por nuestra red", dijo sobre el Super Bowl 49 en Phoenix, Arizona. "Este año construimos la red para que aguante más. Anticipamos 6TB y podrá desempeñar más".

Esto sería como si una autopista de cuatro carriles se congestionara tanto que inmediatamente se necesitaran 12 vías para desatascar el tráfico, explicó French. "Nosotros nos preparamos construyendo una autopista que tiene 14 o 15 vías", dijo, especialmente porque esperan que habrán más personas haciendo streaming de video de apps como Periscope. Ya se están preparando para el Super Bowl 51 en Houston.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Para asegurar que toda la semana y durante el partido no se caiga la red, Verizon edificó dos tráilers temporales en el condado de Santa Clara, a unas millas del Estadio Levi's.

En estos dos edificios, French y un equipo de 100 personas que incluirán ingenieros y técnicos, monitorizarán mediante casi tres docenas de pantallas el uso de la red desde San Francisco hasta el sur de la Bahía, incluyendo el interior del estadio. Verizon invirtió US$70 millones en mejoras a sus torres celulares, a sus sistemas de antenas distruidas y nuevas torres celulares ambulantes llamadas Cell on Wheels. Además, Verizon puso antenas debajo de los asientos, para que los usuarios dentro del estadio tengan acceso celular.

Y si hay alguna emergencia que afecte la red, este grupo implementará los procedimientos que han practicado para asegurarse de poder mantenerle el servicio al cliente, o al menos poder recuperarlo rápidamente. (Es tan crítico el trabajo que hacen que no podemos compartir la ubicación exacta de los edificios, y las autoridades de la Seguridad Nacional están preparados para darles auxilio si algo les ocurre, añadió French).

Irónicamente, si es que hay un apagón a la red celular el director de Verizon le sugiere al público hacer algo que ahora parece muy anticuado: mandar mensajes de textos.

"Los mensajes de textos siempre se podrán transmitir", dijo French.