Para Apple, más éxitos desatan nuevas interrogantes

Apple reportó el martes resultados trimestrales por los que cualquier compañía se moriría. Aun así, Tim Cook se mostró a la defensiva.

Móvil
Apple vendió tantos iPhones como se esperaba en su tercer trimestre fiscal. Sarah Tew/CNET

Con base en prácticamente cualquier medida, Apple reportó sólidos resultados financieros esta semana. Pero para los inversionistas que siguen de cerca a la compañía, "sólidos" no es suficiente.

El tercer trimestre de Apple es típicamente el más lento. Se encuentra entre la temporada de graduaciones y Día del Padre en EE.UU. y el lanzamiento del nuevo iPhone justo a tiempo para el regreso a clases. No obstante, Apple reportó un trimestre que envidiarían sus competidores. Sus ingresos fueron una tercera parte más altos que el mismo período del año anterior. Vendió 47.5 millones de iPhones, 35 por ciento más que hace un año. Las ventas en China se duplicaron con creces. y Apple dijo que generará ingresos por entre US$49,000 millones y US$51,000 millones en el trimestre en curso.

Pero luego, las acciones de Apple cayeron 6.9 por ciento a US$121.80 tras haber cerrado el mercado, eliminando de un plumazo unos US$52,ooo millones en capitalización de mercado. El miércoles la acción estuvo 5 por ciento a la baja para cotizarse en US$124.16.

¿Qué pasó? Esos ingresos para el tercer trimestre fueron apenas consistentes con las expectativas, pero no mucho más altos. Y las ventas de iPhones estuvieron unas 2 millones de unidades por debajo de lo que Wall Street anticipó. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, reconoció que China, si bien es un mercado enorme para Apple, podría ver algunos "baches" en el camino, debido a problemas económicos. Su pronóstico para el cuarto trimestre también lució un poco modesto.

Bienvenidos al mundo de Wall Street, también conocido como el juego de las expectativas infladas. Apple, por mucho la compañía más valiosa del mundo, juega en un conjunto diferente de reglas, uno donde los inversores no están impresionados a menos que vean un trimestre espectacular -- cada trimestre. En lugar de congraciarse por los resultados, Tim Cook se encontró a la defensiva durante la conferencia telefónica trimestral de la compañía con inversionistas.

"Lo hicimos excepcionalmente bien en cualquier forma que se mire", dijo Cook en la llamada. "Desde nuestro punto de vista, al iPhone le está yendo excepcionalmente."

Para Apple -- que también tiene unos US$203,000 millones en efectivo -- un mayor éxito conduce a más interrogantes. Por supuesto, Apple registró un tercer trimestre récord, pero ¿qué sucede con la demanda de iPhone en el largo plazo? ¿Cuántos relojes de Apple comprarán las personas? ¿Está China en desaceleración? También significa más formas de defraudar, bueno, a casi todo el mundo.

"Sin contexto, los resultados de Apple fueron buenos", dijo el analista de Wells Fargo, Maynard Um. "Sin embargo, en relación con las expectativas, los resultados fueron decepcionantes, en particular con respecto a las unidades del iPhone."

En cierto modo, es una víctima de su previsibilidad. Todo el mundo sabe que lanzará su próximo iPhone en septiembre, aunque Apple no lo ha confirmado. Y todo el mundo sabe que el siguiente dispositivo no contará con cambios drásticos como los del iPhone 6. Debido a esa previsibilidad, los consumidores que necesitan nuevos teléfonos inteligentes saben que deben aguantar durante unos meses para el nuevo modelo -- o por lo menos para que los modelos más antiguos bajen de precio.

Tim Cook se mostró a la defensiva durante la llamada del martes con inversionistas. CNET

Durante el primer trimestre de Apple el año pasado, su primer período completo de ventas del iPhone 6, la compañía vendió 74.5 millones de iPhones -- más de lo que había hecho antes en un solo trimestre. La pregunta ahora es si puede hacerlo de nuevo con un dispositivo que incorpora cambios pequeños en su mayoría, no algo así como pantallas más grandes.

Horas antes, el mismo martes, el presidente financiero de Verizon, Fran Shammo, insinuó acerca del próximo "dispositivo icónico" (su nombre en clave para el iPhone), y dijo que no espera que los volúmenes sean tan dramáticos como el año pasado debido a la falta de cambios significativos.

Y si los baches económicos chinos terminan siendo más como bloqueos enteros de carreteras, es seguro que las ventas de teléfonos inteligentes de Apple sufrirán. La región se convirtió en el mayor mercado del iPhone de la compañía en el trimestre de marzo.

"A raíz de la desaceleración en China de la venta de smartphones y PCs, el iPhone fue la única buena noticia en ventas de tecnología este año", dijo el analista de Jefferies, Ken Hui.

Cook intentó dar otras razones para ser optimista sobre el iPhone. Señaló que sólo el 27 por ciento de la base de iPhone se ha actualizado al último modelo, dándole espacio para crecer. Y señaló que la tasa de personas cambiándose a Apple desde Android está en su nivel más alto.

Luego está el Apple Watch. A pesar de que Cook pasó mucho tiempo hablando de su felicidad sobre las ventas del reloj inteligente, él no dio ninguna cifra de ventas concretas. Esto contrasta con el año 2010, cuando Apple promocionó las primeras ventas para el iPad -- su último dispositivo nuevo en una nueva categoría -- cuatro veces dentro de los primeros tres meses de la tableta en el mercado. Apple dice que mantiene en secreto las cifras de ventas del Apple Watch para protegerlo de sus rivales, pero los niveles de ventas bajas probablemente también juegan un papel.

Los analistas comentaron que la gente probablemente no compre tantos como se había previsto. El analista de BTIG Research, Walter Piecyk, y el analista Gene Munster, de Piper Jaffray, creen que Apple vendió 2.5 millones del Apple Watch en el trimestre -- por debajo de la proyección media de 4 millones. Y también están recortando sus estimaciones para períodos posteriores.

"Tim Cook dijo en la llamada que las ventas se intensificaron a lo largo del trimestre, pero decidimos reducir nuestra estimación para septiembre a 5 millones de relojes vendidos, en comparación con 8.9 millones; y nuestra estimación para el trimestre de diciembre a 10 millones, frente a 13.9 millones", dijo Piecyk.

Pero para Apple, todavía todo se remonta al iPhone. Si hubiera vendido millones más de lo que esperaban los analistas, la acción se movería en una dirección muy diferente.

El martes Cook se burló de las preocupaciones sobre las ventas del iPhone. "Creemos que el teléfono aún tiene mucho potencial", dijo Cook durante la llamada. "Muchos, muchos, muchos años. Hay mucha innovación más en el teléfono. Creo que estamos en las entradas iniciales, no en las últimas entradas", dijo, haciendo una referencia beisbolera.

Más vale que no se equivoque.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO