CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisiones

Pantallas OLED para teléfonos y televisores: ¿Cuál es la diferencia?

Las pantallas OLED vienen en paneles que te caben en la mano o llenan la pared de un salón. Estas son las diferencias.

LG/Geoffrey Morrison/CNET

La tecnología OLED (Diodo Orgánico de Emisión de Luz, por sus siglas en inglés) es el avance más importante en materia de pantallas desde que la tecnología de cristal líquido (LCD) llegó al mercado. Lo intenso del color negro de las pantallas OLED llevó a una calidad de imagen superior al LCD tradicional, y a diferente de éste, no requiere retroiluminación, de manera que la pantalla puede ser superdelgada.

Las ventajas de la tecnología OLED se notan en las pantallas grandes tanto como en las pequeñas.

Muchos de los smartphones insignia de hoy usan pantallas OLED. Samsung es el mayor productor de pantallas pequeñas OLED para teléfonos, que se encuentran no solamente en los teléfonos Samsung Galaxy, sino también el iPhone X de Apple, el Pixel 2 de Google y el OnePlus 5T.

Los mejores televisores seleccionados por CNET también son OLED. LG Display es la única compañía que produce pantallas grandes OLED para televisores, como las que tienen los propios aparatos LG, pero también los de Sony y, fuera de Estados Unidos, Panasonic y Philips. 

LG también fabrica pantallas OLED para teléfonos, notablemente el Pixel 2 XL, pero ese aparato tuvo problemas y peor calidad de imagen que no afectaron a las pantallas OLED de teléfonos fabricadas por Samsung. En el caso de los televisores, las pantallas OLED para televisores de LG han recibido muy buenas críticas, mientras que Samsung no vende un televisor OLED desde 2013.

Pero, ¿no son las pantallas OLED todas iguales? Sí y no. Aunque la tecnología y los métodos de fabricación son similares, los materiales, cómo se hacen y otros factores pueden llevar a diferencias significativas.

AMOLED y POLED: La mayoría de las pantallas son las dos cosas

Tanto Samsung como LG hablan de AMOLED y POLED, dos formas de describir diferentes partes de una pantalla OLED.

"AM" significa "matriz activa", que describe cómo los pixeles OLED individuales se activan. Una pantalla OLED con una matriz pasiva es suficiente para una pulsera deportiva, pero cualquier dispositivo donde quieras ver videos debe tener una matriz activa. Lo que quiere decir que los teléfonos y los televisores con pantalla OLED tienen matriz activa. Que Samsung llame "AMOLED" a sus pantallas OLED es tan redundante como si llamaran "AMLCD" a sus televisores LCD, porque también tienen matriz activa.

La "P" en los textos de mercadotecnia de LG significa "plástico", en lugar de vidrio. Esto se refiere al material base de la pantalla OLED, el sustrato), no la parte que se puede tocar, que es de Gorilla Glass. El plástico es más ligero y más apropiado para los teléfonos, y permite poder producir pantallas curvas, la razón por la que Samsung y LG lo usan. 

Lo principal que hay que saber es que aunque no todas las pantallas POLED tienen que ser AMOLED, y al contrario, en esta época la mayoría de las pantallas OLED son las dos cosas.

Dicho de otra manera, tanto Samsung como LG pudieran llamar sus pantallas OLED para teléfonos OLED, POLED, AMOLED e incluso PAMOLED.

Subpixeles RGB vs WRGB: Diferentes pero no necesariamente mejores

lg-oled-rgb

Cada subpixel comienza con un "emparedado" (1) RGB OLED, que crear luz blanca (2). Filtros de color (3) permiten pasar solamente el color necesario para ese subpixel, lo que crea el rojo, verde y azul que ves (4). Un cuarto subpixel no tiene filtro de color, lo que permite el paso de la luz blanca, que ayuda en la brillantez y la combinación de colores.

Geoffrey Morrison/CNET

Todas las pantallas están compuestas de pequeños elementos llamados pixeles. Cada pixel tiene subpixeles, por lo general uno de cada color primario: rojo, verde y azul. Por lo general. 

Esta es la gran diferencia entre los diferentes tipos de pantallas OLED.

Los teléfonos y los pocos televisores OLED de Samsung usan material OLED separado rojo, verde y azul para crear los subpixeles. 

Pero LG no hace lo mismo con sus teléfonos y televisores. En su lugar, usa un emparedado RGB para crear luz blanca, y filtros de color para crear el rojo, el verde, el azul y el blanco. 

Dicho de otra manera, cada subpixel en un OLED LG es "blanco", y entonces un filtro de color determina qué parte de ese blanco ves. Durante los primeros años, los OLED de LG usaron un emparedado azul/amarillo. Según LG, ahora usan RGB.

Esto puede parecer innecesariamente complejo. Después de todo, si usa material OLED rojo, verde y azul, ¿por qué no usar entonces subpixeles rojos, verdes y azules y eliminar los ineficientes filtros de color? Sobre la base de lo que ha dicho en el pasado, y lo que han dicho los expertos en OLED con quienes he hablado, el emparedado permite minimizar los efectos del material OLED azul, que envejece más rápido que los demás colores, lo que ha sido el talón de Aquiles de la tecnología OLED desde el principio. 

lg-oled-vs-rgb-oled.jpg

RGB OLED vs WRGB OLED. La base plástica mencionada en la sección dedicada a AMOLED vs POLED más arriba estaría en la parte inferior de estas ilustraciones simplificadas.

LG

Como cada subpixel es igual, todo el panel envejece al mismo al mismo ritmo. La pantalla pierde brillantez con el tiempo, pero no cambia de color. Y como LG dice que sus televisores OLED durante más o menos el mismo tiempo que sus televisores LCD, queda claro que tienen razón.

La manufactura también es menos complicada, y por lo tanto más barata. En el caso de las pantallas para televisores, esto parece clave, puesto que LG produce paneles OLED grandes, algo que ningún otro fabricante ha hecho hasta el momento. En el caso de las pantallas para teléfono, eso no parece ser un problema, como Samsung ha mostrado. 

Pixeles grandes y pequeños

Como es de esperar, los pixeles de la pantalla de los teléfonos son mucho más pequeños que los de un televisor. La razón verdadera no es la complejidad de la manufactura, porque en ambos casos es compleja, sino cómo crean la luz. 

La tecnología OLED es emisiva, es decir, crea su propia luz. La tecnología LCD, por su parte, es trasmisiva. La función principal de los cristales líquidos es bloquear la luz para generar los niveles de gris necesarios para crear una imagen. La retroiluminación, por lo general compuesta de LED, crea la luz.

lcd-vs-oled
LG

Como los pixeles OLED crean su propia luz, mientras más pequeños son menos luz generan. Los fabricantes pudieran usar una corriente eléctrica más fuerte para hacerlos generar más luz, pero eso crea otros problemas, como acortar la duración de la batería, generar más calor, retención de la imagen y un tiempo de vida más corto.

Para solucionar esta situación, las pantallas OLED de los teléfonos por lo general usan una disposición en forma de diamante. Esto significa que en lugar de una cuadrícula sencilla de subpixeles rojos, verdes y azules, hay menos subpixeles rojos y azules que verdes. Lo que significa que en un teléfono con una resolución de 2,436 x 1,125 hay 2,436 x 1,125 (2,740,500) subpixeles verdes, pero solamente 1,370,250 rojos y la misma cifra de azules. Los subpixeles rojos y azules en esencia se "comparten" con el verde adyacente, al que ojo humano es más sensible. La disposición que se ve más abajo, usada en la pantalla del iPhone X, fabricada por Samsung, es una forma de lograr esto, pero hay otras disposiciones posibles.

iphone-diamond-subpixel

Primer plano de la disposición de subpixeles en forma de diamante en la pantalla OLED del iPhone X, fabricada por Samsung, cortesía de Raymond Sonara/DisplayMate. Observa cómo los subpixeles verdes, altamente eficientes, aunque más numerosos, son más pequeños, mientras que los subpixeles azules, los menos eficientes, son los más grandes. Si observaras estos subpixeles desde una distancia normal, juntos parecerían blancos.

Raymond Sonara/DisplayMate

Los televisores rara vez usan este método —el último televisor de plasma de Samsung fue uno de ellos— porque puede ser visible con pixeles más grandes. Esto funciona bien con paneles pequeños y de alta resolución, porque el ojo humano no puede discernirlos, y es una manera mucho más eficiente de fabricarlos.

El futuro

La tecnología OLED es la más avanzada del momento, y ciertamente del futuro cercano, lo que no quiere decir que es perfecta. La retención de imagen, la longevidad, la brillantez, los colores, la eficiencia y el costo, todo eso puede mejorarse. Todas esas cosas han mejorado significativamente a lo largo de las últimas décadas, así que hay pocas dudas de que no sea así en el futuro.

Lo que será interesante es si Samsung, u otra compañía, puede entrar al espacio de los televisores OLED. LG, con su diseño WRGB, parece que ha identificado cómo fabricar televisores OLED con eficiencia. Esperemos que alguna otra empresa haga lo mismo. En el caso de los teléfonos, hay se habla de otras compañías que potencialmente pudieran incursionar en este campo. Porque, en realidad, es muy poco probable que algún fabricante regrese a las pantallas LCD en sus teléfonos bandera. 

Una vez que uno se acostumbra a la calidad de imagen de la tecnología OLED, es difícil volver atrás.