CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

El extraño retorno de Palm: Un teléfono que no es teléfono

Uno de los nombres más antiguos de la industria móvil acaba de tener un enorme relanzamiento.

116-palm-2018
Sarah Tew/CNET

Palm es mejor conocida como una de las pioneras en el mundo de los asistentes digitales personales (PDAs por sus siglas en inglés) y de los teléfonos inteligentes. Y aún disfruta de una fanaticada de culto entre los techies que empezaron a fijar sus ojos en las pantallas antes de que esto fuera una moda.

Por ello, es sorprendente que la resurrección de Palm llegue en la forma de un dispositivo diseñado para apartarte de la pantalla (grande) y para que fijes tus ojos en una pantalla mucho más pequeña. 

El nuevo Palm no es un teléfono inteligente, sino un dispositivo móvil acompañante que tiene el aspecto de un iPhone bebé. Está diseñado para servir como un sustituto liviano de tu celular en las ocasiones en que estás en el gimnasio, en una discoteca o con tu familia. El dispositivo de US$349, que se vende de forma exclusiva en Estados Unidos a través de Verizon, se sincroniza con tu teléfono principal pero tiene su propia radio celular que requiere de un pago adicional de US$10 en tu cuenta mensual de telefonía.

Sí, así como lo lees: nuestros teléfonos se han vuelto tan grandes que ellos mismos requieren de sus propios celulares. 

Palm es una nueva startup basada en San Francisco que licencia uno de los nombres más venerados en la industria de los teléfonos. Y crea un dispositivo que espera te libere del constante bombardeo de notificaciones de correo electrónico, mensajes de Slack y publicaciones de Instagram. 

Si esto te suena familiar es porque las gigantes de tecnología como Apple y Google ya han adoptado la idea de reducir tu dependencia en sus productos a través de apps que monitorizan tu uso de sus dispositivos y, en algunos casos, bloquear tu acceso a algunas funciones clave. Estas adiciones surgieron a raíz del aumento de la preocupación entre los consumidores de que todos (los niños, en particular) están pasando mucho tiempo en el teléfono. 

"Creemos que la tecnología tiene que retroceder", dijo Dennis Miloseski, cofundador de Palm, durante una entrevista la semana pasada. "El producto debe ser un personaje secundario en nuestras vidas". 

Reproduciendo: Mira esto: Palm lanza un teléfono para llevarte de fiesta
1:25

Palm también es la más reciente empresa en intentar resucitar una marca clásica del mundo de los teléfonos móviles en momentos cuando Apple, Huawei y Samsung dominan el mercado. Otras empresas han tratado de darle un hálito de vida a las marcas de Nokia y Blackberry, pero no han encontrado éxito. 

Palm, por su parte, no sólo está poniéndole un logo establecido a un nuevo teléfono. La startup está intentando hacer algo diferente. 

El cofundador Howard Nuk compara la nueva dirección de Palm con la reinvención de la marca del carro Mini Cooper por BMW. Subraya que una nueva generación de fanáticos aprendieron a apreciar el compacto vehículo. 

Pero ya sea que el nuevo Palm sea un éxito o no depende de cuánta gente se suscriba a su bizarro concepto. 

Otro compañero móvil

Nuk describe un fin de semana en la región de vinos californiana Napa cuando sólo usó el Palm. La pequeña pantalla inspira otra mentalidad, dice. Tendía a usarlo menos que cuando tiene un teléfono más grande. Nuk usa principalmente la cámara trasera de 12 megapixeles y la delantera de 8 megapixeles del Palm para tomar fotos y publicar en Instagram. 

Es algo que Nuk describe como un "modo de vida", o la filosofía de la empresa de enfocarse en el mundo real en lugar de las notificaciones que aparecen en el teléfono.

El apartarte de tu teléfono es una filosofía que empresas de tecnología más grandes han adoptado. 

"Hemos desarrollado nuevas herramientas para permitirte controlar esos dispositivos, en lugar de que los dispositivos te controlen a ti", dijo Rick Osterloh, director de la división de dispositivos de Google, durante el evento de lanzamiento de los Pixel 3 y 3 XL la semana pasada. Osterloh subrayó funciones como la capacidad de monitorizar cuánto tiempo pasas en los apps y nuevos controles parentales. La nueva versión de iOS de Apple tiene funciones similares. 

Cuando obtuvimos el dispositivo, no pude apartar la vista del aparato que sostenía mi hijo de 2 años. La pantalla y la espalda están hechas de Gorilla Glass 3. El marco de aluminio tiene un color titanio u oro. La pantalla tiene un tamaño de 3.3 pulgadas. 

La pantalla tiene una resolución de 720p y 445 pixeles por pulgada, mientras que la cámara trasera tiene el mismo aspecto de la configuración vertical de las cámaras del iPhone X; donde iría la segunda cámara la ocupa un flash. Tiene un solo puerto USB-C para recargar el dispositivo o para auriculares, tiene un botón para despertar el dispositivo, y con doble presión puedes activar una acción rápida para invocar a Google Assistant o activar la cámara. 

Emplea un sensor de reconocimiento facial para desbloquear el dispositivo. 

Mientras que Palm ejecuta Android 8.1, conocido como Oreo, la startup ajustó la interfaz para que puedas ver un carrusel más grande de apps en la pantalla de inicio. 

107-palm-2018
Sarah Tew/CNET

El dispositivo se empareja con el dispositivo a través de Verizon NumberShare, por lo que si alguien llama a tu teléfono principal, el Palm también suena. Debido a esta plataforma, los usuarios de Android se las verán más fácil el sincronizar los mismos apps en sus teléfonos a este dispositivo y que tiene total compatibilidad con la Play Store. 

La idea es que uses este teléfono cuando no necesitas un celular con todas las de la ley, y no tienes que hacer tanto sacrificios como con un reloj inteligente. 

"Es un portátil pero te da la experiencia completa de un teléfono", dijo Brian Higgins, vicepresidente de dispositivos y mercadeo de productos para el consumidor de Verizon.

Palm dice que el dispositivo también se empareja con los iPhone, pero muchos apps estarán ausentes. No tendrás accesos a apps iOS como Facetime. Nuk dice que si quieres que funcione el app de mensajería, tienes que inhabilitar iMessage y depender del app de mensajería de Verizon. 

Reproduciendo: Mira esto: Retro vistazo al Palm Pilot y la evolución de los asistentes...
2:28

Es cuestión de nostalgia

Blackberry juega un rol tangencial en esta historia. 

TCL, que licencia la marca Palm a Miloseski y Nuk, ha pagado pr los derechos de usar el nombre Blackberry en sus propios teléfonos. 

TCL, junto a HMD Global, una startup que está licenciando el uso del nombre Nokia en sus teléfonos, y Palm constituyen un trío de empresas que intentan restaurar el antiguo brillo de marcas que han perdido el lustro. 

Pero hasta el momento, los resultados han sido mixtos. 

HMD Global, por ejemplo, obtuvo la mayor atención al relanzar los clásicos teléfonos Nokia 3310 en llamativos colores. Aunque la marca Nokia no tenga tanta fuerza en EE.UU., en el resto del mundo HMD vio su cuota de mercado crecer 1.1 por ciento en el segundo trimestre, comparado al 0.01 por ciento el año anterior, de acuerdo con Counterpoint Research. El mercado de EE.UU. sigue siendo un desafío ya que el Nokia 7.1 no llegará lejos sin respaldo de una operadora. 

72-palm-2018
Sarah Tew/CNET

"La marca de Nokia impulsada por HMD Global ha sido una buena historia de retorno", dijo el analista Neil Shah, de Counterpoint. 

TCL insiste que su línea Blackberry ha superado las expectativas, aun cuando los números son pequeños. La empresa espera captar del 3 por ciento al 5 por ciento del mercado de teléfonos premium, aunque Shah resalta que su cuota se mantiene pequeña debido a la distribución limitada. A pesar de llamativos lanzamientos, los teléfonos, que son unos de los pocos que conservan un teclado físico, se pierden entre el montón. 

Palm, por su parte, espera resaltar del montón al hacer algo completamente distinto al rehuir del legado del Palm Treo, Pre o PDA. 

"Hemos tomado una marca que tiene una fanaticada y ha despertado afecto y la hemos reinventado", dijo Nuk. 

Con la colaboración de Suan Pineda.