CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Osiris-Rex de NASA llega al asteroide Bennu

La misión tiene como objetivo extraer una muestra de la superficie del asteroide para regresarla a la Tierra.

ss-sensors-300dpi

Osiris-Rex pasará año y medio escaneando y mapeando Bennu.

NASA

La nave Osiris-Rex de la NASA llegó el lunes al asteroide Bennu el lunes. Bennu tienen una pequeña posibilidad de estrellarse contra la Tierra en el futuro distante. 

"Hemos llegado",dijo el ingeniero de sistemas de comunicación Javi Cerna, desde el centro de control de la misión en Lockheed Martin en las afueras de Denver, Colorado, 10 minutos después de las 9 a.m. hora de Pacífico. 

Osiris-Rex se lanzó desde la Tierra el 8 de septiembre de 2016, y le llevó más de dos años llegar a su destino. 

El objetivo de la misión es convertirse en la primera nave estadounidense en regresar con una muestra del asteroide a la Tierra. La misión Hayabusa de Japón pudo traer de vuelta a la Tierra partículas de un asteroide en 2010 y la misión subsecuente, Hayabusa-2, se está preparando actualmente para hacer lo mismo con el asteroide Ryugu. 

Una vista en 360 grados del asteroide Bennu.

NASA

Osiris-Rex está equipada con un brazo robótico con un sistema llamado Tagsam que se encargará de descender hacia la superficie del asteroide sobre el cual soplará nitrógeno gaseoso para esparcir y levantar las partículas de polvo de la superficie, que luego serán absorbidas por la sonda y que constituirá la muestra que Osiris-Rex traerá a la Tierra. 

Esta operación, sin embargo, no se realizará sino hasta 2020. Hasta que llegue ese momento, Osiris-Rex estará orbitando, escaneando y mapeando el asteroide para localizar el lugar indicado para extraer la muestra. 

En cierta manera, los asteroides son como cápsulas de tiempo que brindan un vistazo al Sistema Solar de hace miles de millones de años. Los científicos esperan que la misión proveerá una historia más detallada de esta región del universo y nos revele detalles del origen de la vida. Algunos astrónomos teorizan que las bases de la vida llegaron a la Tierra por medio de un asteroide. 

Además de echarle un vistazo profundo al pasado, Osiris-Rex también nos ayudaría a planear para el futuro. 

"Bennu tiene el potencial de ser un asteroide muy peligroso", dijo Rich Burns, el director de proyecto de  Osiris-Rex para la NASA. "Hay una pequeña posibilidad de que se estrelle contra la Tierra el próximo siglo".

La misión también investigará algo conocido como el efecto de Yarkovsky, en el que el calor del Sol es absorbido por un asteroide y luego se irradia hacia el espacio. El mejor entendimiento de este efecto podría ayudar a los científicos predicen la ruta de vuelo de los asteroides, especialmente aquellos que representan una amenaza a la Tierra. 

Osiris-Rex iniciará su residencia en la órbita del asteroide primero volando sobre sus polos y el ecuador para empezar a mapear la gravedad del asteroide e identificar sitios en la superficie que se usarán para la navegación durante la misión. 

"Al ver a Bennu en más detalle nos ayudará a identificar todas las áreas donde no debemos de extraer muestras", dijo Dani Della-Giustina, de la Universidad de Arizona, y jefa de procesamiento de imagen de la misión. 

La muestra que Osiris-Rex recolecte regresará la Tierra. Se espera que la misión aterrice en el desierto de Utah en 2023.  

De acuerdo con una de las investigadoras principales de la misión, Heather Enos, podemos esperar los primeros datos científicos de la misión y quizá algunas fotos de Bennu a partir de la próxima semana. 

Con la colaboración de Suan Pineda.