CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Oscars 2015: así se transformó el Dolby Theatre para el show

En un día normal, el Dolby Theatre de Hollywood es un cine común y corriente rodeado por un centro comercial. Es difícil imaginar que es la sede de los Oscars -- mira su impresionante transformación.

Mariel Myers/CNET

El día que visité el Teatro Dolby no era definitivamente un día normal. Faltaba menos de una semana antes de la edición 87 de los Premios de la Academia (Oscars) y yo estaba allí para ver lo que se tardaba en cambiar el teatro para la noche más glamorosa de Hollywood.

En los días previos a los Oscars, el auditorio del Dolby Theatre es uno de los lugares más difíciles de acceder. Y ni se te ocurra pensar en sacar tu teléfono para tomar una foto.

El área mejor resguardada es el deslumbrante escenario. Desde el backstage, pude ver cómo se llevaban a cabo los ensayos, pero de ninguna manera podía grabar videos o hacer fotos. La seguridad es tan fuerte, que nos indicaron que debíamos usar nuestras credenciales de prensa hacia atrás, de modo que no pudieran ser fotografiadas y replicadas. Eso es más estricto que algunos eventos de la Casa Blanca que he cubierto.

La transformación del Teatro Dolby para los Oscars se inició en enero, cuando un equipo de alrededor de 20 a 30 personas comenzó a despojar el lugar de algunos de sus componentes de cine (que alberga 3,400 asientos), incluyendo una selección de bocinas, vigas, cables, asientos y motores.

David Gray, vicepresidente global de servicios y relaciones con la industria para Dolby Labs, supervisa la conversión del teatro. Dijo que una de las tareas más tensas es empacar la pantalla de cine que mide 60 x 32 pies.

"Tenemos que enrollarla, lo cual toma mucho tiempo porque es muy grande y no queremos que se ensucie; no queremos rayarla. No queremos poner nada a través de ésta."

Paul Sandweiss es el director de sonido de los Oscars Sean Phillips/CNET

Un tipo de tecnología en la que la Academia de las Artes y las Ciencias no le gusta depender es en los llamados motores de aparejo, que ayudan a levantar cosas menores como paisajes, escenarios o luces. En cambio, la Academia prefiere cuerdas, poleas y mano de obra.

Gray explicó: "La Academia utiliza muy pocos motores en los Oscars. Los motores pueden fallar, y en ese caso, sería mortal. No es mortal en términos de personas, pero mortal en términos del espectáculo. Todavía están utilizando la vieja pipa y cuerdas y contrapesos. Así que todo vuela sobre eso".

Para esta edición de los Oscars, Dolby añadió altavoces de sonido envolvente y aumentó la absorción acústica en los entrepisos. Gray espera que así la audiencia en el teatro tendrá una experiencia más inmersiva, especialmente con los clips de películas.

Para el público en casa, los clips de películas y actuaciones musicales estarán en sonido surround Dolby 5.1. Eso significa que aquellos con una instalación de sonido surround en casa podrán tener una experiencia de sonido similar al que tendrán las celebridades en el teatro.

Capitol Records, desde donde toca la orquesta en vivo. Sean Phillips/CNET

Todo el audio y el video del show se canaliza en unidades móviles estacionadas justo detrás del Dolby Theatre en una zona apodada el complejo de difusión (broadcast compound). Cientos de miles de kilómetros de cables de la zona de la alfombra roja y en el interior del teatro terminan en los camiones, que sirven como salas de control móviles.

Con cientos de millones de personas viendo el espectáculo desde más de 200 países, existen múltiples planes de respaldo y copias de seguridad.

"La señal tiene fibra óptica múltiple, pero también tenemos alimentación vía satélite", dijo Steve Venezia, director principal de los Dolby Labs para los servicios de contacto. "Así que se puede pasar de un feed a otro sin demasiados problemas."

Una de las partes más difíciles de la emisión es mezclar la orquesta en vivo con lo que está sucediendo en el escenario. Eso es porque, para hacer espacio para más asientos, la orquesta no está en el auditorio, sino a una milla de distancia, en el edificio de Capitol Records. La música en vivo se canaliza a través de cables de fibra óptica de vuelta al teatro. Según Dolby, la latencia entre la radiodifusión de los camiones desde Capitol Records y de vuelta es de apenas unos 2.7 milisegundos.

Trabajadores reparten porciones de la alfombra roja. Sean Phillips/CNET

"Simplemente tratamos de hacer que esa latencia sea lo más cercano a cero", dice el director de audio Paul Sandweiss. "De ese modo, los actores en el escenario pueden escuchar exactamente lo que está haciendo la orquesta y la orquesta puede responderles para que trabajen en conjunto de una manera fluida".

El llamado Greenroom (literalmente "cuarto verde"), donde los presentadores y galardonados pueden descansar, todavía estaba bajo construcción cuando visitamos el teatro. Miembros del equipo estaban poniendo clavos a una puerta e intentando determinar cómo mover una mesa de 500 libras y ponerla en el Greenroom sin maltratar los azulejos del piso.

Architectural Digest GreenroomRoger Davies / Architectural Digest

Éste es el trigésimo año en que Architectural Digest ha producido el cuarto tras bambalinas y se ha convertido en una especie de mostrador para Samsung, que el año pasado saltó a la fama hollywoodense luego del famoso selfie que hizo Ellen DeGeneres con un Note 3 de Samsung.

Cuando llegas al Greenroom, lo primero que ves es una pared con 16 pantallas de Samsung colocadas para hacer que parezca una vista desde una ventana en las colinas de Hollywood. Architectural Digest dice que la habitación también incluye tabletas Galaxy Tab S y TVs inteligentes de Samsung, incluyendo una UHD TV curva.

Kevin Spacey posa para el espejo de Twitter durante el show del año pasado.

Algo que llegará este año para complementar el espejo de Twitter (Twitter Mirror) en el Greenroom, será una cámara de GIFs llamada "GIF-Cam", puesta en marcha por Twitter para capturar en formato animado las reacciones de los famosos. De acuerdo con Twitter, la cámara toma una serie de cuatro fotos y hace un GIF de esas fotos. Los famosos también pueden escribir un autógrafo en las mismas.

Y, cuando todo termine y todas las estatuillas hayan sido entregadas, el equipo de Dolby dice que puede convertir el escenario de vuelta en un cine en apenas 14 horas. Y todo volverá a la normalidad ... hasta el próximo año.