CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Orange is the New Black vuelve a su esencia en su sexta temporada

[Reseña con pocos 'spoilers'] La serie carcelaria de Netflix nos presenta personajes nuevos y nos deja ver a algunas de nuestras presas preferidas en situaciones que pondrán a prueba su humanidad, empatía y capacidad de seguir adelante. Y además te contamos qué libros están leyendo en Lichtfield esta temporada.

6

Las chicas en la sexta de Orange Is the New Black.

Cara Howe / Netflix

Voy a ser sincera y decir que me daba un poco de pereza ver la sexta temporada de Orange is the New Black. La serie carcelaria de Netflix siempre ha sido uno de mis vicios catódicos preferidos. Y sin embargo, su nueva temporada de 13 episodios no se me hacía especialmente atractiva. Después de una temporada 5 en la que la serie lo puso todo patas arriba y nos mostró los tres días de motín en el interior de la cárcel Litchfield, no me apetecía reencontrarme con estos personajes.

Por suerte la serie de Jenji Kohan para Netflix demuestra que todavía le queda mucha vida y frescura, además de mucha capacidad de comentar de una forma ácida y afilada sobre muchas de las absurdidades de la sociedad occidental. Después de ver íntegramente esta nueva tanda de episodios, puedo decir que vuelvo a estar muy enganchada a OITNB. También, que el primer episodio de la temporada 6 es el peor de la temporada.

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

Y es que la serie arranca en la prisión de máxima seguridad de Lichtfield con Suzanne/Crazy Eye (Uzo Aduba) tratando de encontrar entretenimiento en su celda de aislamiento mirando hacia las celdas de las otras presas como quien mira la tele y cambia de canal. María (Jessica Ruis) y Gloria (Selenis Leyva) pelean en una batalla de boxeo, Daya (Dascha Polanco) participa en una especie de danza contemporánea con dos hombres (que luego descubriremos que son guardias y le están dando una paliza), Piper (Taylor Schilling) es una concursante de Jeopardy! que en realidad no puede parar de preguntar: "¿Dónde está Alex?", Nicky (Natasha Lyonne) es una monologuista y Red (Kate Mulgrew) una payasa. Una secuencia cargada de simbolismo -- Suzanne no ha estado tomando su medicación y eso le produce alucinaciones -- que en realidad es más pesada que cualquier secuencia onírica de The Sopranos. Por suerte, todo mejora a partir de entonces.

La sexta de Orange is the New Black

Gloria (Selenis Leyva) y María (Jessica Pimentel) en la temporada 6 de Orange Is the New Black.

Cara Howe / Netflix

Ese primer episodio también tiene que establecer cómo están las cosas después del final de la temporada pasada. Algunas de las presas están en esas celdas de aislamiento de Lichtfield, mientras prosigue la investigación de lo sucedido durante el motín y se establece cómo se produjeron las muertes. Se trata de un primer episodio un poco oscuro, porque algunas de ellas están pasando por momentos duros y sus sentencias se podrían ver seriamente afectadas.

Pero Orange is the New Black no deja de ser una comedia -- al menos a ratos -- y las cosas se ponen un poco más ligeras e irreverentes a partir del segundo episodio. La ventaja que tiene OITNB además sobre otras series de televisión longevas es que se trata de una historia verdaderamente coral. A ver, si Piper desapareciera la temporada que viene, y en realidad apenas le quedan unos meses de condena, no pasaría nada.

6

Dos de los nuevos guardias de esta temporada de Orange is the New Black.

JoJo Whilden/Netflix

Precisamente por eso esta temporada 6 conocemos a guardias nuevos -- además de reencontrarnos con algunos ya veteranos como ese Luschek calificado este año como "el Chris Pratt de los pobres" -- y a una nueva remesa de presas. A cambio de ello, algunas presas como Maritza, Gina, Yoga o Norma no han vuelto a aparecer. A Boo (Lea DeLaria) apenas la hemos visto en media secuencia. Y siguen los flashbacks que nos dan un poco de luz sobre cómo era la vida de estas mujeres fuera de la prisión.

Una de las novedades más interesantes de este año es que estamos viendo los problemas de Aleida (Elizabeth Rodriguez) para encontrar trabajo, casa y poder llevarse a sus hijos a vivir con ella. Su personaje salió de la prisión de mínima seguridad de Litchfield la temporada pasada y es bueno tener la perspectiva de una ex convicta fuera de la cárcel. 

La serie sigue haciendo comentarios sobre cómo la clase social o aspecto físico de una persona pueden determinar mucho el papel que acabará jugando en la sociedad. Así, cuando nos enteramos de que, por supuesto, Piper hizo un cursillo para aprender más sobre queso, Blanca (Laura Gómez) no puede dejar de responder con un: "La gente blanca va a unas clases muy raras".

Esa segregación se ve en la prisión de Litchfield dependiendo de dónde envían a sus mujeres: el bloque B, donde las presas visten de rosa, es sólo para "grannies, loonies and trannies" o "abuelitas, locas y travestis". Su sobrenombre es Florida. El bloque C, donde van de azul oscuro, permite que sus presas trabajen embalando queso para una empresa que las subcontrata. Algo que les permite un poco más de bonanza económica. En el bloque D, donde visten de color caqui, tienen que limitarse a trabajar limpiando las instalaciones carcelarias por una paga irrisoria.

La temporada está en todo caso llena de esos pequeños momentos -- y diálogos -- que hacen de esta serie algo que seguiremos viendo mientras Netflix nos dé más episodios. Sí, también esa séptima temporada que ya está aprobada.

Momentos como cuando Red santifica: "Nuestro afecto por las películas de Roman Polanski es complicado. El suicidio no" o Nicky le resume la maternidad a Lorna (Yael Stone) de esta forma: "Hay mierda por todas partes, estás lavando ropa constantemente y tienes que proteger a tu niño de los drogatas de la esquina".

6

Nicky (Natasha Lyonne) y su lengua afilada siguen siendo de lo mejor en Orange is the New Black.

JoJo Whilden / Netflix

Los libros de la temporada 6 de Orange is the New Black

Un año más, los guionistas de Orange is the New Black se han asegurado de meter mucha literatura en su serie. Estos son algunos de los libros que está leyendo este año el equipo de la serie:

  • Alex (Laura Prepon) se dedica a evadirse con el muy espiritual Einstein and the Rabbi
  • Caputo (Nick Sandow) a su vez opta por la ficción adolescente con Just Fly Away.
  • Red se decanta por la saga familiar Elizabeth Street.
  • Nos enteramos de que a Fig (Alysia Reiner) le gusta el Nordic noir antes de ir a dormir. Nunca se llega a especificar qué título concreto pero podemos especular sobre éste, éste o éste
  • Red le envía un mensaje a Piper en la página 69 de la novela erótica Love me Back. Un título que la rubia ya ha leído y describe como "más llevado por los personajes que por la trama pero intensamente bien observado".
  • No todo son libros reales, por supuesto. Nicky le enviará a Red un mensaje en la página 69 del libro Back to Meat de una tal Tara Herrmann, guionista y productora ejecutiva de la serie.
  • Y hay un momento en el que Daya lee The Road, pero no el clásico de Cormac McCarthy, sino un The Road escrito por Arizona Newsum, la coordinadora del departamento de dirección artística de OITNB.
  • Nicky lee How to be Friends and Influence People en un intento por mantener las buenas relaciones con las mafiosas de su bloque en la cárcel, pero tratando de manipularlas un poco para que no llegue a haber violencia.
  • Si lo que quieres es un buen título para evitar la procrastinación Eat that Frog! recibe dos recomendaciones -- una de ellas de Piper -- en el episodio 12 de esta sexta temporada.
  • Y durante la temporada también se puede ver a Nicky leyendo Winesburg, Ohio, un libro de relatos de ficción cortos sobre la vida en un pequeño pueblo a finales del siglo XIX.

Oh y Piper apunta a que quiere escribir una memoria que intuimos podría parecerse un poco a ésta.

Todos los episodios de la temporada 6 de Orange is the New Black están disponibles en Netflix en Estados Unidos y América Latina desde el 27 de julio. En España la sexta temporada está disponible también íntegramente pero en Movistar Series -- que es quien compró los derechos de la serie cuando Netflix todavía no operaba en España -- desde el 28 de julio.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.