Onewheel, la patineta eléctrica con una llanta

Onewheel se lanzó a principios de 2014 y es la única patineta eléctrica que tiene una llanta gigante que puede mantener el equilibrio por cuenta propia.

Close
Drag

Onewheel, una startup de Mountain View, California, lanzó su patineta a principios de 2014. Se trata de la única patineta eléctrica en el mercado que tiene una llanta gigante y que puede mantener el equilibrio por cuenta propia. Para acelerar, sólo debes echar tu pie hacia adelante y, para frenar, presionas con el talón del pie la parte trasera de la patineta.


onewheel_transformation.jpg
Crédito: Onewheel

Kyle Doerksen, quien tiene una licenciatura y maestría de la Universidad de Stanford, tardó cuatro largos años para desarrollar el OneWheel. “Me encanta hacer snowboarding, así que con Onewheel estaba tratando de crear un vehículo que se sintiera como que estuvieras haciendo snowboarding en la ciudad."

Lo que hace diferente a esta patineta es su tecnología y diseño innovador. Onewheel tiene una batería de iones de litio de última generación que se recarga en sólo 20 minutos. “Lo que es realmente interesante de esta batería es que se carga mucho más rápido que las otras y permite que se pueda ejercer mucha fuerza de repente y acelerar mucho más rápido, dice Rebeca Hwang una portavoz de Onewheel.

onewheel_motor.jpg
Crédito: Erica Argueta/ CNET

El motor, ubicado justo al centro de la patineta y dentro de la llanta, tiene una tecnología sin cepillos con flujo axial que da fuerza a la patineta sin la necesidad de una transmisión. Además, tiene la misma tecnología de detección de movimiento que encuentras en los teléfonos inteligentes.“El Onewheel tiene un acelerómetro y giroscopio que permite calcular un ángulo entre la patineta y el suelo. Esa información pasa por un algoritmo y permite que la patineta se pueda balancear y equilibrar sola", explica Hwang.

Kyle dice que en 5 ó 10 años espera ver más y más gente en sus patinetas eléctricas. Y no solo sirve para entretenerse, sino que también son útiles para transportarse al trabajo o la casa. Cuesta US$1,499. ¿Vale la pena comprarla? Tienes que manejarla tú mismo para descubrirlo.