CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Por qué OnePlus no se montó en el tren de los teléfonos plegables

Pista: tiene mucho que ver con el número de dígitos en el precio del Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X.

Huawei Mate X

Huawei y Samsung están apostando a los teléfonos plegables, pero no todos los fabricantes hacen lo mismo.

Juan Garzon / CNET

Los teléfonos plegables quizá sean el futuro, pero no todas las compañías se están subiéndose a ese tren.

El fabricante chino OnePlus no desarrollará un teléfono plegable en el futuro próximo, dijo el lunes Pete Lau, presidente ejecutivo de la compañía, en una entrevista con CNET en el MWC de Barcelona. Y eso se debe, en buena medida, al precio. 

Los primeros teléfonos plegables lanzados por Samsung y Huawei tienen un costo del doble —y en el caso de Huawei el triple— de lo que cuesta muchos de los teléfonos de gama alta que hay actualmente en el mercado. El Galaxy Fold costará la friolera de US$1,980 cuando llegue al mercado el 26 de abril. El precio del Mate X de Huawei —2,300 euros; unos US$2,600— dejó boquiabiertos a muchos de los asistentes del MWC.

"Con esta tecnología, oos costos son elevados", dijo Lau a través de un intérprete. "Pero el valor para el usuario final no parece tener relación con ello".

Reproduciendo: Mira esto: Galaxy Fold: un vistazo de cerca al celular flexible...
2:29

Apuntó que OnePlus ha estado viendo las posibilidades de los teléfonos plegables. Lau considera que el dispositivo por "más diferente que sea" e "interesante", sigue "volviendo a lo muy elevados que son los costos".

Para OnePlus, el precio de un dispositivo es una consideración mayor. La compañía china, que comparte la matriz con Oppo, ha llamado la atención al ofrecer al mercado una experiencia de teléfono premium por casi la mitad de precio que tienen esos dispositivos. Su más reciente teléfono insignia, el OnePlus 6T, cuesta apenas US$549 por un modelo de 128GB con 6GB de RAM, o US$30 más que el modelo 8GB. Eso se compara con los US$1,000 —y más— que cuestan los más recientes teléfonos de Apple y Samsung. 

Esta semana, en el MWC, la conversación se ha centrado en el 5G y los teléfono plegables. Prácticamente todos los fabricantes han anunciado que están trabajando en un teléfono que se conectaría a la red móvil ultrarrápida. Sólo algunos han dicho que trabajan en algún modelo plegable. 

Samsung dio a conocer hace unos días su primer teléfono plegable, el Galaxy Fold, en el evento Unpacked en San Francisco. A eso le siguió el anuncio de Huawei en el MWC de su propio teléfono plegable, el Mate X, y TCL, la compañía china, matriz de Alcatel y BlackBerry, presumió varios posibles diseños plegables.

Un gran salto en diseño

Los teléfonos plegables son vistos como el siguiente gran salto en cuanto a diseño de teléfonos se refiere y una manera de mantenernos interesados de nuevo. La gente se está quedando sus teléfonos más tiempo y se vuelve más difícil justificar una actualización costosa dados los cambios relativamente menores que se hacen cada año. La esperanza es que los teléfonos plegables puedan cambiar eso e introducir una nueva manera de interacción con los dispositivos electrónicos.

En el caso del Galaxy Fold, el dispositivo es un teléfono compacto con una pantalla de 4.6 pulgadas cuando está cerrado y una más grande, de 7.3 pulgadas, cuando completamente desplegado. El Galaxy Fold cuenta con seis cámaras, tres en la parte trasera, una al frente y dos adentro. Asimismo, el teléfono de Samsung trae 12 gigabytes de RAM y baterías en cada lado del dispositivo.

A diferencia del Galaxy Fold, cuya pantalla se dobla hacia adentro como un libro, el Mate X se dobla hacia afuera y cuenta con una gran pantalla continua en la parte externa. Al doblarse, el frente forma una pantalla de 6.6 pulgadas, mientras que la trasera es 6.38 pulgadas. Ambos lados forman la pantalla principal de 8 pulgadas.

Así, TCL reveló su Dragon Hinge para dispositivos plegables y presumió diferentes posibles diseños que podrían consumarse algún día. La bisagra te permite hacer cosas como doblar la pantalla hacia adentro para cerrarlo como un libro o curvearlo hacia afuera para colocarlo alrededor de la muñeca. TCL no planea entrar al mercado de teléfonos plegables este año, según afirmaron algunos directivos a CNET en enero. Pero la compañía quería mostrarle a la industria lo que podía hacer.

"Vemos la oportunidad para darle forma a algo verdaderamente fresco para el mercado ... porque hay muchas cosas diferentes que puedes hacer [con los plegables]", dijo Stefan Streit, gerente general de Marketing Global de TCL, en una entrevista en España previo al anuncio de DragonHinge.

Al menos por ahora, Samsung y Huawei tendrán el mercado de los teléfonos plegables para ellos solos. 

CNET y CNET en Español están en Barcelona con todos los detalles del Mobile World Congress en esta ciudad. Sigue aquí toda nuestra cobertura.