CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

¡Bienvenido, Octobot! Harvard presenta un adorable robot impreso en 3D

Investigadores en Harvard construyen un pequeño robot con tentáculos hecho enteramente de piezas flexibles. No requiere de electrónica.

No todos los robots son monstruosidades de metal con una inteligencia artificial sin control que podría poner en peligro el futuro de la humanidad. Les presentamos a Octobot, un robot suave y autónomo impreso en 3D, elaborado en Harvard exclusivamente a base de piezas flexibles.

Harvard dice que Octobot es "el primer robot suave completamente autónomo". Sus tentáculos de aspecto blando se mueven y bailan gracias a una reacción química, controlada por microfluidos que convierte el peróxido de hidrógeno en el gas que fluye a los brazos de Octobot, inflándolos como si fuera un globo.

El robot con tentáculos se inspira en los pulpos de la vida real. Debido a su flexibilidad, los robots blandos tienen ciertas ventajas con respecto a sus homólogos rígidos. Sin embargo, hasta ahora, habían dependido de componentes duros de una manera u otra. Pero no Octobot, no señor.

"La lucha ha sido siempre en la sustitución de componentes rígidos como las baterías y los controles electrónicos con sistemas análogos suaves y luego poner todo junto", dijo Robert Wood, del Instituto Wyss de Harvard para la Ingeniería Inspirada en la biología, en un comunicado. "Esta investigación demuestra que podemos fabricar fácilmente los componentes clave de un simple robot completamente suave y que siente las bases para diseños más complejos".

Esta semana los investigadores de Harvard publicaron un artículo (en inglés) titulado "Una estrategia de diseño y fabricación integrada para robots suaves totalmente autónomos" en la revista Nature que detalla sus conclusiones sobre la robótica flexible.

"Esta investigación es una prueba de concepto", añade Ryan Truby, un estudiante en el laboratorio de Lewis y co-autor del artículo de Harvard. "Esperamos que nuestro enfoque para la creación de robots autónomos suaves inspire a los científicos en robótica y a los investigadores enfocados en fabricación avanzada".

El siguiente paso: el equipo de Harvard espera diseñar un Octobot que pueda arrastrarse, nadar e interactuar con su entorno. Y, obviamente, lucir tan lindo haciendo todo eso..