CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

NSA recolectó 151 millones de registros telefónicos en 2016

Un informe del gobierno de EE.UU. considera que la agencia todavía está recolectando grandes cantidades de información, pese a que hubo cambios en la ley.

La NSA recolectó más de 151 millones de registros telefónicos de estadounidenses en 2016, a pesar de tener órdenes judiciales para solo 42 sospechosos de terrorismo.

Declan McCullagh/CNET

La Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) recolectó más de 151 millones de registros de llamadas telefónicas de los estadounidenses en 2016, a pesar de un nuevo sistema creado por el Congreso para frenar la capacidad de la agencia de recopilar registros telefónicos a granel.

El informe, publicado por la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, ofreció la primera evaluación de los efectos de la llamada USA Freedom Act de 2015, la legislación diseñada para restringir la vigilancia del gobierno federal de millones de registros telefónicos de los estadounidenses. El informe encontró que la agencia todavía recolecta grandes cantidades de registros bajo el nuevo sistema, a pesar de tener órdenes judiciales de usar el sistema en sólo 42 sospechosos de terrorismo en 2016.

Bajo una polémica política de seguridad nacional implementada por la Patriot Act después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la NSA ha estado recolectando grandes cantidades de metadatos, la información digital que acompaña a las comunicaciones electrónicas. Esa información incluía qué números de teléfono estaban en la llamada, cuándo se hizo la llamada y cuánto duró. Eso luego se guardó en una base de datos.

El acalorado debate sobre los programas autorizados por la Patriot Act se intensificó en 2013 después de que el ex contratista de la NSA, Edward Snowden, filtrara documentos que detallaban las formas en que la secreta agencia gubernamental estadounidense estaba recolectando datos. El nuevo sistema requería que las agencias federales solicitaran una orden judicial caso por caso para obtener datos de llamadas de las compañías telefónicas.

El informe surge cuando el Congreso se prepara para decidir si se reautoriza la Sección 702 de la Ley de Enmiendas a la Vigilancia de Inteligencia Extranjera, sobre la cual se basa el programa de vigilancia. La ley, que vence al final del año, permite a las agencias federales recopilar información sobre los estadounidenses, siempre y cuando el objetivo de la colección sea un extranjero que esté comunicándose con alguien dentro de Estados Unidos.

La NSA dijo que el gran número de registros puede atribuirse en parte a la duplicación. Una sola llamada se contabilizaría como dos registros porque fueron presentados por separado por las dos compañías que manejan la llamada.

El informe dijo que el FBI en una ocasión en 2016 revisó información sobre un estadounidense que la NSA había recopilado bajo el programa de vigilancia. Sin embargo, el informe no indicó con qué frecuencia el FBI buscó información acerca de los estadounidenses dentro del programa mientras investigaba casos de inteligencia extranjera.

El informe fue publicado pocos días después de que la NSA dijo el viernes que había detenido la recolección sin orden de correos electrónicos y textos de los estadounidenses que mencionaban un objetivo de inteligencia extranjera en sus mensajes. La decisión de detener la forma otrora secreta de escuchas telefónicas fue vista como una victoria para los defensores de la privacidad que critican esa práctica.