Nokia ya es de Microsoft, pero le costó más de lo esperado

Microsoft completó ya el acuerdo para convertirse oficialmente en el orgulloso dueño de la división de teléfonos de Nokia.

nokia-lumia-930-6728-006.jpg
Microsoft ya es dueño de los dispositivos Nokia. Crédito: CNET
 
Microsoft por fin puede decir que es dueña de la división de teléfonos de Nokia.

Las dos compañías anunciaron el viernes que han llegado a un acuerdo y que Nokia le vendería su división de hardware a Microsoft por €5,440 millones, o US$7,200 millones, un poco más de lo previamente anunciado.

Aunque el precio final no se dio a conocer, Nokia prometió dar más detalles cuando comparta con el público su resultados financieros trimestrales el próximo miércoles.

Microsoft compró la unidad de dispositivos y servicios de Nokia, que ahora se llamará Microsoft Mobile Oy (Oy es una palabra finlandesa que describe una corporación). Tras anunciar que llegaron a un acuerdo, Microsoft le dijo a CNET: “Éste es el primer paso para hacer de dos organizaciones un solo equipo”.

Microsoft también notó que “cualquier otra decisión respecto a marcas específicas se discutirán más adelante como parte de la integración futura”, refiriéndose a los rumores y la incertidumbre sobre si los nombres “Nokia” y “Lumia” continuarán en los teléfonos.

Mientras tanto, Nokia continuará como una compañía de conexiones de redes y también seguirá licenciado su producto de mapas digitales conocido como Here Maps. Nokia le da licencia a Microsoft para usar algunas de sus patentes, por ejemplo, para desarrollar dispositivos móviles para la compañía estadounidense.

El acuerdo fue originalmente anunciado en septiembre. Las dos compañías ya trabajan muy cercanamente, pues Nokia adoptó el sistema operativo de Microsoft, Windows Phone, para sus teléfonos inteligentes. El presidente de Nokia, Stephen Elop, es un ex empleado de Microsoft y ahora está de vuelta como uno de los ejecutivos que irá de Nokia a Microsoft.

No todos los empleados serán tan afortunados: Nokia confirmó que cerrará su fábrica en Masan, Corea del Sur, donde trabajan unas 200 personas. El futuro de la fábrica en Chennai, India todavía no se ha decidido y puede que dependa sobre el resultado de un conflicto con el gobierno indio sobre el tema de impuestos.
Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO