CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Nokia vende Withings a Eric Carreel, fundador de Whitings

Luego de probar suerte sin éxito en la industria de la salud, Withings vuelve a manos de su fundador, quien relanzará la empresa este mismo año.

Eric Carreel, fundador de Withings, retomó las riendas de su empresa

Withings

Withings vuelve a casa.

Luego de que Nokia compró dicha empresa en 2016 y la usó para fundar su propia división de salud y actividad física, la firma finlandesa anunció el jueves que venderá esta división a Eric Carreel, presidente y fundador de Withings. 

"Hoy, estoy orgulloso de anunciar que compré la división de salud de Nokia", dice Carreel en el anuncio publicado en la página de Nokia. "Mi ambición es seguir creciendo mi misión original: ayudar a que la gente le dé importancia a su salud a través de objetos conectados y con tecnología de punta, y servicios que se integran simple y elegantemente a sus vidas". 

Withings, de origen francés, fue fundada en 2008 y comenzó como una empresa de salud fabricando productos como básculas y relojes inteligentes. La empresa procuró diseñar productos bonitos y estéticos, para ejemplo sus relojes Steel; aunque las funciones dejaban mucho qué desear. 

Por su parte, Nokia compró Withings hace un par de años por casi US$200 millones como una forma de diversificar sus productos. La firma finlandesa cambió el nombre de Withings a Nokia Digital Health y los productos los rebautizó de la misma forma y relanzó al mercado. 

Sin embargo, la falta de nuevos productos de esta división y la ausencia de protagonismo en el mercado de wearables, adelantaba un mal final para Nokia y esta división. Hace un mes, la propia Nokia reveló que estaba en pláticas con Carreel para vender la empresa. 

El anuncio no revela el monto que Carreel pagó para rehacerse de su empresa, pero Withings volverá a operar con oficinas en Estados Unidos, Francia y Asia, y lanzará nuevos productos este mismo año, de acuerdo con el sitio TechCrunch