​No rompas tu Galaxy S7; es casi 'imposible' de reparar, según iFixit

El sitio especializado en reparación de dispositivos abrió las entrañas del nuevo teléfono de Samsung y le dio una calificación de 3/10, asegurando que sería difícil arreglar un componente sin dañar otro.

iFixit abrió el Galaxy S7 y concluyó que es muy difícil de reparar.

Foto de iFixit

Si tienes un nuevo Samsung Galaxy S7 o S7 Edge, más vale que lo cuides muy bien, porque iFixit asegura que es "probablemente imposible" de reparar varias de sus piezas sin dañar otras y, sobre todo, reemplazar una pantalla rota sin destruir el panel frontal, que según el sitio tiene una pegatina adhesiva súper fuerte.

Como ya es costumbre, la empresa abrió las entrañas de este nuevo celular y su conclusión sobre la facilidad de reparación fue muy negativa: le dio una calificación de 3 sobre 10, debido a que sus componentes están completamente unidos y no será fácil arreglar uno sin dañar o mover el de al lado.

iFixit también encontró que en la búsqueda por hacerlo resistente al agua varias de sus piezas internas están más unidas y selladas, lo que hace el teléfono más seguro para que no se dañen los componentes en caso de que les entre líquido, pero más complejos - de nuevo - de reparar.

El sitio Web asegura que desde el Galaxy S4 la empresa ha ido reduciendo la calificación de reparabilidad, aunque para ellos tiene sentido, debido a que el Galaxy S7 incorpora una mejor batería que su predecesor - la cual es muy difícil de sustituir - y al ser resistente al agua tiene componentes más robustos, por lo cual se espera que no se dañe pronto, aunque desde luego queda el problema de las caídas y las pantallas rotas, un mal muy frecuente, aunque más en el modelo S7 Edge, que debido a su panel curvo tiene más posibilidades de sufrir al caer al suelo.

Los Galaxy S7 y S7 Edge ya están disponibles en varios países del mundo. En EE.UU. por ejemplo, T-Mobile vende dos dispositivos por el precio de uno, mientras que AT&T te da el segundo gratis.

Close
Drag