CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

La Nintendo Switch es nuestra última oportunidad de tener un dispositivo modular

Otras empresas, como LG y Motorola, han intentado, con resultados variados, convencernos de las bondades de los módulos. Si Nintendo no puede hacer funcionar esta idea, nadie podrá.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Se suponía que 2016 sería el año en que los dispositivos modulares se pondrían de moda. Los teléfonos como el Project Ara de Google, el LG G5 y el Moto Z prometían permitirte actualizar tu teléfono simplemente mediante el intercambio de nuevas partes. El puerto Thunderbolt 3 de Intel había preparado el camino para convertir una delgada laptop en una poderosa PC para juegos con solo conectarle un puerto externo de gráficos.

Pero varias compañías ya han abandonado o limitado sus planes de dispositivos modulares, asumiendo que en realidad no queremos lo que tienen para vendernos. El Project Ara fue eliminado, al tiempo que varios de sus miembros clave se cambiaron a Facebook. LG ha renunciado por completo a los teléfonos modulares, afirmando a CNET que los clientes (y las operadoras telefónicas) no estaban interesadas en la idea. Y nadie ha logrado todavía fabricar un puerto externo de gráficos asequible y ampliamente compatible para las laptops equipadas con Thunderbolt.

(Motorola parece seguir viento en popa con los Moto Mods, prometiendo 12 nuevos accesorios modulares cada año, pero una filtración sugiere que el próximo Moto X de la empresa tal vez no tenga esta característica).

Los mandos Nintendo Joy-Con se deslizan en los costados de la consola Switch, y tal vez otros dispositivos hagan lo mismo con el paso del tiempo.

GIF hecho por Sean Hollister/CNET

¿Qué tiene que ver todo esto con la nueva consola Nintendo Switch? Que podría ser nuestra última y mejor oportunidad de probar que la gente en realidad sí quiere un dispositivo modular... o podría ser su tiro de gracia.

La Nintendo Switch es un sistema portátil de juego que usa partes modulares para transformarse. Agrégale un par de mandos y lo puedes usar como un gamepad, o despréndelos para usarlos como mandos de movimiento inalámbricos. Coloca la tableta en un puerto para conectarla a tu televisor como una consola de juegos completa, y une dos mandos pequeños a un gamepad más grande que carga las baterías al mismo tiempo. Maravilloso, ¿no?

Si bien todo eso pueda sonar como una idea bastante novedosa, de hecho se parece mucho a la tableta Nvidia Shield del 2014 o a la tableta Razer Edge del 2013, cada una de las cuales te deja comprar un gamepad, un puerto y cables opcionales que podrías usar además con un televisor.

Esta es la diferencia clave: la Nintendo Switch viene con todo lo que necesitas en la misma caja.

Esto es todo lo que vendrá en la caja.

Nintendo

A diferencia de la mayoría de gadgets populares (incluyendo todos los que he mencionado antes), no necesitas comprar las partes por separado. Por US$300, viene con todo lo que necesitas para transformar la Switch en cada una de sus diferentes modalidades. Es lo más inteligente que Nintendo pudo haber hecho, y un poco sorprendente considerando que Nintendo es la misma compañía que dejó de incluir adaptadores de poder en sus dispositivos de mano más recientes.

Incluir todo supone que Nintendo no se tendrá que preocupar de que de verdad vayas a comprar cualquiera de las piezas modulares, decidir cómo promoverlas o abastecer tiendas con esos productos. (Solamente necesitarás comprar repuestos o módulos extra para tus amigos).

Significa que los desarrolladores de juegos podrán crear juegos para la Switch sin preocuparse de que vayas a poder transformar la consola en la modalidad correcta, a diferencia del software de, digamos, la vieja Wii Balance Board (que venía con Wii Fit) o periféricos MotionPlus.

Vaya, tal vez incluso signifique que los desarrolladores de accesorios puedan construir fascinantes accesorios modulares para la Switch, sabiendo que los dueños ya sabrán cómo intercambiar piezas en sus consolas.

Tampoco le afecta el hecho de que la Switch sea un producto Nintendo, el cual (a diferencia de básicamente cualquier otro de los productos modulares antes mencionados) será ampliamente conocido y reconocido en todo el mundo.

Básicamente es la embajadora perfecta de los dispositivos modulares. Pero esa es una espada de doble filo: si la Switch fracasa, será considerada el mejor ejemplo de cómo la gente no quiere dispositivos con partes que se le saquen.

Si Nintendo no hace funcionar la idea de los módulos con la Switch, dudo de que alguien más pueda lograrlo.