La batería de la Nintendo Switch dura poco... pero eso no importa

Ningún otro sistema portátil de Nintendo ha tenido tan corta vida de batería, pero la Nintendo Switch tiene además otras características que harán que eso no sea un problema.

La Nintendo Switch sale al mercado el 3 de marzo por US$300.

Foto de Nintendo

La Nintendo Switch tal vez tenga la peor vida de batería que cualquier otro sistema de juegos que Nintendo haya fabricado jamás. Pero no creo que eso vaya a importarte. Y eso que no soy un apologista de la vida de las baterías.

Foto de GIF hecho por Sean Hollister/CNET

Cuando Nintendo presentó la DS, no pude entender por qué tenía que renunciar a las 30 horas de batería de mi Game Boy Advance por tal vez 15 horas en una carga. Cuando Nintendo presentó la 3DS, estaba enojado y dispuesto a apostar a que nadie compraría un sistema portátil de juegos que apenas duraba entre 3 y 5 miserables horas antes de morir.

(No solamente "me repuse" cuando los probe. Terminé esperando a comprar los modelos posteriores y mejores con una vida de batería más larga, y aun así de vez en cuando me molestaba que se muriera la batería.)

Así que te puedes imaginar cómo podría sentirme respecto de la Switch, la cual, citando a Nintendo, tiene una batería que dura solamente entre 2.5 y 6.5 con una sola carga, dependiendo del juego. (Puedes esperar tres horas de juego de Zelda con una carga.)

Pero la Nintendo Switch tiene un punto importante que resulta crucial y que ningún otro portátil de Nintendo ha tenido nunca: un puerto de carga USB.

Foto de Nintendo

Esto cambia todo, o lo hará cuando el USB tipo C se vuelva más común. Nunca más tendré que cargar un adaptador de corriente exclusivo para cargar la Nintendo Switch porque el cable de carga estándar que viene con cualquier teléfono nuevo, tableta o laptop, funcionará también con mi consola de juegos. Como los cables de micro-USB de la actualidad, la gente simplemente tendrá uno a mano siempre, a diferencia del cable convertidor de USB a Nintendo DS que compré hace años y rápidamente extravié.

Vaya, ni siquiera tendré que encontrar un puerto de carga USB, porque podré llevar a todas partes mi paquete de batería de carga externa con USB, uno que será regalado de precio debido a toda la competencia que existirá.

Y todo eso es sin considerar dónde vivirá normalmente la Nintendo Switch: en su propio puerto, conectado a mi TV, cargando la batería constantemente mientras hace las veces de consola de juego de tamaño completo.

La Nintendo Switch será el primer sistema de juegos portátil que siempre esté listo para llevar, el que nunca olvidaré cargar y el más fácil de cargar adonde quiera que vaya. A menos que cuentes mi teléfono.

O a menos que todo el equipo termine debajo de mi sofá, como sucede con la Wii. Con batería o sin ella, los gadgets tienden a pasar a mejor vida cuando simplemente dejas de usarlos.

Close
Drag