CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Ex ejecutivo de Pokémon es el nuevo presidente ejecutivo de Nintendo

Tras la muerte de Satoru Iwata en julio, el gigante de los videojuegos seleccionó a Tatsumi Kimishima, quien tuvo experiencia en un cargo similar dirigiendo Nintendo of America.

Tatsumi Kimishima es el nuevo CEO de Nintendo. James Leynse/Corbis

La gigante japonesa Nintendo ha elegido a Tatsumi Kimishima como presidente ejecutivo en sustitución de Satoru Iwata, que murió en julio dejando un vacío en la empresa y un puesto vacante.


Nintendo espera que este nombramiento le ayude a aliviar los problemas más recientes de la compañía, incluyendo el enfrentamiento actual de su consola Wii U con sus rivales de Sony y Microsoft. Antes de su muerte a los 55 años, Iwata confirmó que Nintendo estaba trabajando en una nueva plataforma de juegos de nombre clave "NX", y que la compañía lanzaría videojuegos para móviles, aunque no grandes títulos como Zelda o Mario Bros.

Kimishima, de 65 años, ha trabajado con Nintendo desde 2000, cuando se desempeñó como director financiero en Pokémon Company, que es la empresa encargada de la comercialización y la concesión de licencias de franquicia Pokémon. Posteriormente se desempeñó como presidente de Nintendo of America y antes en su carrera trabajó para el Banco Sanwa de Japón.


"Nuestro objetivo es fortalecer y mejorar la estructura de gestión de la empresa", dijo Nintendo el lunes en un comunicado. Junto con el nuevo nombramiento también han llegado una serie de cambios en niveles superiores de Nintendo. Genyo Takeda, quien jugó un papel muy importante en el desarrollo de la consola Wii, pronto se convertirá en representante tecnológico de la corporación, mientras que Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario y The Legend of Zelda obtendrá el título de representante creativo.

Recientemente la empresa auspició la llegada de Pokémon hacia la realidad virtual, lo que incluye un app para móviles del juego, que permitirá a los usuarios recopilar pokémons en las calles de su ciudad. En julio, cuando aún se encontraba sin presidente ejecutivo, la compañía respiró tranquila con ganancias de US$728 millones y 10 millones de Wii U vendidas durante el último trimestre.