CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

Gobierno absuelve al piloto automático de Tesla por muerte en 2016

La investigación de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras no encontró defectos en los sensores del carro que sufrió un accidente mortal en Florida en mayo del año pasado.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) este jueves publicó su conclusión sobre la muerte de un hombre que conducía un Tesla por una carretera de la Florida en 2016 con la función de piloto automático activada.

La NHTSA concluyó que el vehículo no mostró ningún defecto en su diseño o en el desempeño relacionado al sistema de ayuda avanzada al conductor; es decir, la función de piloto automático, ni tampoco que si el sistema de frenos hubiese fallado, ocasionando el accidente. Por consecuencia, la administración cerrará la investigación y no impondrá un retiró obligatorio de estos carros.

En su sitio web, Tesla publicó el siguiente comentario: "En Tesla, la seguridad de nuestros consumidores es primordial y agradecemos el detallado informe de la NHTSA y su conclusión".

Durante el trágico accidente, que tuvo lugar el 7 de mayo de 2016, el conductor de un Tesla Model S, Joshua Brown, chocó con un camión de carga que cruzaba una intersección, matándolo.

La actualización más reciente del sistema de piloto automático de los vehículos Tesla incluye una función mediante el cual el carro se desactiva y estaciona a la orilla de la carretera sólo si el conductor no contesta la petición del carro para tomar el volante.

Tesla

La investigación confirmó que el piloto automático estaba activado en el vehículo, lo que sugiere que varias funciones estaban disponibles para ayudar al conductor, como los frenos automáticos. Sin embargo, el piloto automático de un Tesla Model S está categorizado como semiautónomo, lo que significa que el conductor aún necesita estar atento a las carreteras.

En el caso de Brown, la NHTSA concluyó, que ni el conductor ni el vehículo aplicaron los frenos, pero que ése no fue un fallo del Tesla.

Para mitigar accidentes como éste en el futuro, en octubre Tesla anunció que la próxima actualización del software del vehículo mejoraría la conducción semiautomática.

Elon Musk, el presidente ejecutivo de Tesla, resaltó en un tuit que la investigación incluye una mención a la reducción de accidentes luego de la más reciente actualización: