CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Nextbit se baja de la nube: deja de fabricar teléfonos tras ser adquirido por Razer

Nextbit anunció que ahora forma parte de Razer como entidad independiente; dejará de vender sus propios móviles y accesorios, aunque seguirá ofreciendo actualizaciones de software hasta 2018.

nextbit-robin-1242-001.jpg
Josh Miller/CNET

La fabricante de teléfonos Nextbit, que fuera la sensación hace un año, venderá sus activos a la compañía Razer y abandonará la fabricación de teléfonos inteligentes, anunció la compañía el lunes.

La adquisición se traduce en el cese inmediato de ventas de celulares Nextbit, así como sus accesorios. Asimismo, Nextbit extiende la garantía de sus productos por los siguientes seis meses. Las actualizaciones de software seguirán llegando hasta febrero de 2018.

"Nextbit seguirá operando como una división independiente dentro de Razer, enfocándonos en diseño móvil y experiencias únicas", dice en el comunicado Tom Moss, presidente ejecutivo de Nextbit. "En pocas palabras, haremos lo mismo que hemos venido haciendo, sólo que más y mejor".

Nextbit no reveló las cifras de la adquisición, pero de acuerdo con Recode, la compañía ha levantado US$18 millones en inversiones de diferentes firmas como Accel Partners y Google Ventures, de Alphabet. Moss trabajó tanto en Google como en Accel, según su página en LinkedIn.

Nextbit saltó a la fama con el teléfono Robin que suponía una bocanada de aire fresco para la industria. El teléfono tiene un diseño cuadrado en colores pasteles y su característica más sobresaliente es la administración de almacenamiento. El dispositivo tiene apenas un puñado de gigabytes internos, pero espacio en la nube para descargar apps y archivos sin que ocupen espacio local todo el tiempo.

El teléfono salió al mercado originalmente en Kickstarter en 2015 y fue un éxito rotundo con US$1.3 millones recaudados. El teléfono se vendía con un precio que giraba alrededor de US$349, pero el ocaso llegó pronto para el teléfono, tanto que bajó su precio a US$149.