CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

Todo lo que necesitas saber sobre el voto contra la neutralidad de la Red

La FCC ha votado para revertir la regulación de la era de Obama que protege una Internet abierta. Aquí, un resumen para ayudarte a comprender los problemas.

Sarah Tew/CNET
035-nyc-net-neutrality-protest-verizon-hq-dec-7-2017

Manifestantes salieron a las calles de Nueva York a protestar por el voto de la FCC en contra de la neutralidad de la Red.

Sarah Tew/CNET

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) del presidente Donald Trump ha dado marcha atrás a las controvertidas normas de neutralidad de Red que heredamos de la era Obama.

En su reunión mensual del jueves, la FCC, encabezada por el republicano Ajit Pai, votó para revocar la regulación aprobada en 2015 que impedía a las compañías de banda ancha bloquear o ralentizar el acceso a sitios Web o servicios. Las reglas también prohibieron a las compañías de banda ancha ofrecer servicios de prioridad pagada que podrían conducir a "carriles rápidos" de Internet".

netneutralityfullfd.jpg

El jefe de la FCC, Ajit Pai, tiene una postura radicalmente distinta sobre neutralidad de la Red frente a su antecesor.

Aaron Robinson/CNET

Si bien, muchas personas están de acuerdo con los principios básicos de la neutralidad de la Red, esas reglas específicas se convirtieron en un pararrayos de controversia. Esto se debe a que para lograr que las reglas se mantengan en la corte, la FCC en 2015 reclasificó las redes de banda ancha para que cayeran bajo las mismas regulaciones estrictas que rigen a las redes telefónicas.

Pai, quien calificó esas reglas de "mano dura", afirmando que han disuadido la innovación y la inversión en la construcción y expansión de redes de banda ancha, dice que está devolviendo a la FCC un enfoque "ligero" a la regulación.

En noviembre, lanzó al público una copia de su propuesta para revertir la decisión de la era Obama (en inglés).

En un último esfuerzo para lograr que el Congreso interviniera para detener la votación, un grupo de manifestantes se reunió frente a las tiendas de Verizon y en la sede de la FCC en Washington, D.C., y muchos otros montaron protestas en línea. Pero al final, la votación se llevó a cabo según lo planeado. 

"El Internet como lo conocemos no está terminando", dijo Pai. "Los estadounidenses aún podrán acceder a los sitios que quieran visitar y los servicios que quieran usar. Todavía habrá policías en estado latente tal como estaban las cosas antes de 2015".

En caso de que todavía no estés seguro de lo que significa todo esto de la neutralidad de Red, hemos reunido aquí algunas preguntas frecuentes para poner todo en claro.

¿Qué es la neutralidad de la Red?

La neutralidad de la Red es el principio de que todo el tráfico en Internet debe ser tratado por igual, independientemente de si estás checando Facebook, publicando imágenes en Instagram o haciendo streaming de películas desde Netflix o Amazon. También significa que compañías como AT&T, que están tratando de comprar Time Warner o Comcast, propietaria de NBC Universal, no puedan favorecer su propio contenido sobre el contenido de un competidor.

Entiendo lo que significa no bloquear o ralentizar el tráfico, pero ¿qué es la 'prioridad paga'?

Además de las reglas que evitan que las compañías de banda ancha bloqueen o ralenticen el acceso a Internet, la FCC en 2015 incluyó una regla que prohibía a los proveedores de banda ancha cobrar a una compañía, por ejemplo Netflix, una tarifa adicional para atender a sus clientes más rápido que un competidor.

Los partidarios de la neutralidad de la Red dicen que tales tarifas podrían conducir a un Internet "de paga", donde las grandes compañías como Netflix, Google o Facebook pagarían por un acceso más rápido, mientras que las startups, que no pueden pagar el costo adicional, podrían quedar fuera. Y eso en última instancia podría resultar en menos opciones para los consumidores y menos innovación. También podría resultar en precios más altos para los consumidores.

¿Hay algún beneficio de eliminar todas esas reglas?

Las compañías de banda ancha dijeron que las regulaciones de 2015 eran demasiado restrictivas. También dicen que voluntariamente se han comprometido a no bloquear o ralentizar el acceso a Internet, por lo que las reglas explícitas son innecesarias.

Si bien ningún proveedor de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) ha anunciado planes específicos para ofrecer servicios con prioridad paga, varios ejecutivos dicen que podrían hacerlo en el futuro. Sostienen que hay ciertas aplicaciones, en medicina o en el desarrollo de vehículos autónomos, que requieren conexiones de Internet rápidas y de baja latencia que un servicio de prioridad paga podría ofrecer.

"Tú no quieres que tu automóvil autónomo solo funcione con el ancho de banda de entrega de mejor esfuerzo", dijo Randall Stephenson, director ejecutivo de AT&T, el mes pasado en una entrevista en Nueva York. "Si tienes alguna expectativa de que los profesionales médicos usarán redes inalámbricas tradicionales para una cirugía, un servicio de emergencia u otro tipo de aplicaciones médicas, no deseas proscribir la prioridad pagada".

Si las compañías de banda ancha no tienen la intención de inhibir el tráfico y no tienen planes de ofrecer una prioridad paga, ¿de qué se trata realmente el debate?

Fundamentalmente, este debate ha sido sobre si la FCC debería tener la autoridad para regular Internet.

Grandes empresas, como AT&T, Comcast y Verizon, dicen que están comprometidas con la protección de la neutralidad de la Red. Pero se opusieron a la reclasificación, en 2015, de la banda ancha como servicio público de la FCC, que permitía a la agencia regular sus redes de banda ancha, como la red telefónica.

Pero sin clasificar la banda ancha como una empresa de servicios públicos, la FCC no pudo imponer sus reglas de 2015.

¿Por qué los proveedores de Internet se oponen a clasificar la banda ancha como un servicio público?

Los proveedores de banda ancha temían que la FCC intentaría fijar precios en sus servicios o les exigiría compartir su infraestructura con los competidores. Pai dice que las regulaciones ya han perjudicado a las empresas y que las inversiones en infraestructura de banda ancha han disminuido en 2017, en comparación con 2015 cuando se aprobaron las normas.

Los partidarios de la neutralidad de la Red cuestionaron esos puntos y dijeron que las compañías de telefonía y cable obtuvieron ganancias récord después de que se impuso la nueva clasificación. Además, dijeron, las compañías de banda ancha no les dijeron a sus inversionistas que tenían que reducir la inversión debido a la regulación gubernamental.

¿Qué significa todo esto para mí?

Internet ha sido calificado como el gran ecualizador en nuestra sociedad, ya que ofrece a cualquiera que tenga un producto para vender, una idea para compartir o un servicio que ofrecer la posibilidad de llegar a miles de millones de personas en todo el mundo.

La forma en que la FCC clasifica la banda ancha es un tema de gran importancia, dicen los partidarios de la neutralidad de la Red, porque afecta la forma en que los consumidores experimentan Internet. Sin las reglas y la supervisión de la FCC, las empresas de banda ancha, al menos en teoría, podrían limitar, restringir o manipular los tipos de servicios y las voces que experimenta en línea.

Los partidarios de la neutralidad de la Red temen que, sin estas protecciones, las empresas de banda ancha puedan controlar su experiencia en Internet como lo hace la televisión por cable, con clientes que se suscriben a grupos de canales o sitios.

Los proveedores de banda ancha argumentan que estos temores son exagerados. Dicen que las fuerzas del mercado los mantendrán honestos y que Internet continuará creciendo como lo hizo en los días previos a las regulaciones de neutralidad de la Red. Pero los críticos señalan que algunos mercados regionales y rurales solo tienen disponible un proveedor de servicios de banda ancha, lo que socava el argumento de que los mercados libres protegerán a los consumidores.

Además, considera que las grandes proveedoras de Internet como Comcast, a través de su filial NBC Universal, y AT&T, con su adquisición en ciernes de Time Warner, también están creando contenidos y compitiendo con compañías que usan sus redes para entregar servicios. Los críticos dicen, y los tribunales han acordado, que esto da a las empresas de banda ancha un incentivo para poner en desventaja a los competidores.

¿Notaré alguna diferencia en el Internet ahora que la FCC ha votado en contra de la regulación?

No. O al menos, no de inmediato. Por un lado, la derogación no entrará en vigencia hasta que el nuevo orden adoptado por la FCC se publique en el Registro Federal, lo que es probable que suceda a principios de 2018. Pero incluso después de que eso ocurra y las reglas sean derogadas oficialmente, es poco probable que tu experiencia de Internet sea instantáneamente diferente de lo que era antes de la derogación.

Los cambios que muchos partidarios de la neutralidad de la Red temen es probable que sucedan lentamente, a medida que las compañías de cable y telefonía lancen nuevos servicios y cambien sus modelos de negocios.

Lo mismo ocurre con los beneficios que los proveedores de banda ancha dicen que vendrán al derogar las reglas. Han prometido una mayor inversión y efectos positivos sobre la calidad.

¿Qué viene después?

Los partidarios de la neutralidad de la Red han prometido continuar la lucha en los tribunales. Esperamos ver demandas legales interpuestas oficialmente a principios de 2018, después de que la orden de derogación de la FCC se publique en el Registro Federal. Los desafíos legales probablemente demorarán años en resolverse.

Mientras tanto, los políticos en Washington tienen cierto interés en aprobar legislación para proteger la neutralidad de la Red. Pero debido a que este tema se ha politizado tanto, es difícil imaginar un esfuerzo bipartidista.

El mismo jueves, políticos de California, Washington y Nueva York dijeron que utilizarán una combinación de maniobras legislativas legales para luchar contra el voto de la FCC.

"Presentaré una demanda para detener el desmantelamiento ilegal de la FCC de #netneutralidad", tuiteó el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, el jueves. "Los neoyorquinos y todos los estadounidenses merecen un Internet gratuito y abierto".

Una cosa sí está clara: esta no será la última vez que escuches acerca de la neutralidad de la Red.