'The OA': Sensibilidad 'indie' en un cuento de ciencia ficción

[Reseña sin 'spoilers'] Al igual que 'Stranger Things', esta nueva serie de Netflix ofrece misterios e intrigas apoyándose en una trama fresca e innovadora.

Alice Krige y Brit Marling en el primer episodio de The OA.

JoJo Whilden/Netflix

Todo misterio exige, para que sea eficaz, que el espectador se sienta genuinamente intrigado por lo que lee u observa. Esa premisa es cumplida cabalmente por la serie digital The OA, que se estrena hoy viernes, 16 de diciembre, en Netflix.

Su lanzamiento mismo -- sin anuncios ni campaña previa -- tomó a muchos por sorpresa. Y Netflix mismo ha mantenido la trama bajo un velo de secretismo para que no se cuele al público de qué va la serie.

Netflix permitió a CNET en Español ver los ocho episodios que comprenden la primera temporada y podemos decir, sin revelar spoilers, que se trata de una serie inteligente, que navega entre las aguas de la ciencia ficción y el drama psicológico.

The OA es una serie de autor, pues sus creadores -- Zal Batmanglij y Brit Marling -- son también los guionistas de los ocho episodios. Batmanglij dirigió todos los capítulos y Marling es la estrella protagonista.

Es el cuarto proyecto en el que Batmanglij y Marling trabajan juntos y podría decirse que The OA es la obra más ambiciosa que acometen, debido a la estructura y alto nivel de la producción.

The OA se inicia con la aparición de Prairie Johnson (Brit Marling), quien estuvo siete años desaparecida. Lo sorprendente es que Prairie ahora puede ver, ya que era invidente desde niña. También posee unas extrañas marcas en su espalda.

Tanto el FBI como los padres de Prairie -- unos estupendos Scott Wilson y Alice Krige -- resultan incapaces de obtener de ella una explicación de dónde estuvo y de cómo recuperó la vista.

Prairie, por razones al principio misteriosas, enlista a cinco personas de la comunidad para que la ayuden a salvar a alguien de la época en la que estuvo desaparecida. Esta ayuda implica encuentros en una casa abandonada, donde Prairie contará la historia de su vida.

Una de las novedades de The OA es cómo está contada. Su estructura argumental semeja a una matrioska o muñeca rusa -- la metáfora eslava no es casual --, en la que una historia contiene a otra historia, con el personaje de Prairie como narrador.

De igual manera, el misterio de The OA -- que consiste básicamente en establecer qué le ocurrió a Prairie durante su desaparición y cómo recuperó la vista -- sólo puede ser develado a medida que avanza la historia, por capas y removiendo cada nueva figura de la matrioska.

Visualmente, The OA es un goce para los ojos. Cuando Prairie reaparece, el director Batmanglij apuesta por la cámara en mano, captando detalles como la luz que entra por una ventana o la inmediatez de la imagen en video, pues Prairie recurre a ella para grabar lo que piensa.

Luego, cuando se apela a flashbacks y Prairie recuerda su pasado, surge una voz en off que narra los hechos; en estos momentos, los encuadres se expanden a planos generales y movimientos de cámara más solemnes.

The OA es una serie que se sustenta sobre la actuación de Marling, quien luce creíble como esta persona que vivió una experiencia traumática y le resulta difícil ser comprendida por la gente que la rodea.

Junto a ella se suma un elenco solvente de actores secundarios -- en particular Patrick Gibson, Jason Isaacs y Phyllis Smith -- y un sólido equipo técnico, destacando la dirección de fotografía de Lol Crawley.

Como suele suceder en las series centradas en un misterio -- como Lost o Stranger Things, por ejemplo --, la resolución del enigma es sólo parte del encanto del programa. Hacer el recorrido y ser sorprendido por la manera en que se cuenta la historia es la gran satisfacción.

The OA es una producción original de Netflix y está disponible en todo el mundo a partir del viernes, 16 de diciembre.


¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.

Close
Drag