Netflix y otros de su tipo ya son tan populares como los DVRs en EE.UU.

Servicios de video a la carta como Netflix, Amazon Prime Video y Hulu ya están en tantos hogares de EE.UU. como los DVRs, según un reporte reciente.

Claire Reilly/CNET

Los servicios pagados de streaming de video como Netflix son ya tan comunes en los hogares de Estados Unidos como las grabadores de video digitales (DVRs) que graban programas de TV convencional para verlos más tarde, dijo el lunes la gigante de los ratings Nielsen en un informe trimestral.

Los servicios de suscripción de video bajo demanda, conocidos en EE.UU. como SVODs por sus siglas en inglés, estaban en la mitad de los hogares de Estados Unidos en el primer trimestre, según el Total Audience Report de Nielsen, por encima del 42 por ciento de un año antes. Mientras tanto, los DVRs se han mantenido estables, oscilando en alrededor del 49 al 50 por ciento durante más de un año.

Es la primera vez que el informe ha demostrado que los dos estarían en igualdad de condiciones.

A medida que los consumidores han convertido a sus teléfonos inteligentes en sus constantes compinches, la demanda de video por Internet ha impulsado a servicios como Netflix, Hulu y Amazon a crear sus propios contenidos y llevado a las empresas de televisión tradicionales a licenciar su programación a éstos.

Sin embargo, los datos de Nielsen también indican que las personas podrían estar desacelerando su migración desde la televisión normal, incluso si están viendo más contenidos en línea. Los adultos en Estados Unidos pasaron 4 horas y 31 minutos viendo la televisión en directo todos los días en el último período, cifra que ha caído en años recientes por varios minutos.

En cambio, las personas simplemente están consumiendo más medios en total, sobre todo ahora que los dispositivos digitales crean más oportunidades para ver contenidos. Los adultos estadounidenses pasan una hora extra al día con contenidos en medios de todos tipos en comparación con un año antes.

Según Nielsen, el mayor crecimiento ha sido en productos como teléfonos inteligentes, tabletas y dispositivos multimedia que se conectan a los televisores a través de dispositivos como Apple TV y Roku. La mayor caída: el uso de DVDs.

Close
Drag