CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

La nueva de los Coen es más forma que contenido

[Reseña sin 'spoilers'] La nueva película de Netflix The Ballad of Buster Scruggs se compone de seis historias independientes y ambientadas en un Oeste americano crudo y violento.

The Ballad of Buster Scruggs

Tom Waits es el Prospector en The Ballad of Buster Scruggs, el filme de los hermanos Coen para Netflix.

Netflix

"Siempre nos han gustado las películas antológicas, sobre todo aquellos filmes hechos en Italia en los 60 que ponían uno junto al otro el trabajo de diferentes directores con un mismo tema. Después de escribir una antología de historias del Oeste, tratamos de hacer lo mismo, con la esperanza de reclutar a los mejores directores en activo hoy en día. Tuvimos la gran fortuna de que ambos aceptaron participar". Con estas palabras los hermanos y cineastas Joel y Ethan Coen explican la idea detrás de su nueva película para Netflix The Ballad of Buster Scruggs (La balada de Buster Scruggs), que han escrito, producido y dirigido.

La película es la suma de seis historias completamente independientes en cuanto a sus personajes y hasta el tono, pero que tienen en común el hecho de estar ambientadas en el Oeste americano. La primera de ellas, que tiene el título de la película, es una historia explicada en forma de musical sobre un pistolero, Buster Scruggs (Tim Blake Nelson), algo violento y tendiente a batirse en duelo. La segunda, "Near Algodones", tiene a James Franco en el papel protagonista en una historia casi cómica, o más bien absurda, sobre las desventuras de un ladrón de bancos. En la tercera, "Meal Ticket", Liam Neeson interpreta a un empresario ambulante que lleva su espectáculo de teatro de un pueblo a otro. En "All Gold Canyon", el músico Tom Waits interpreta a un buscador de oro de lo más tenaz. Zoe Kazan protagoniza "The Gal Who Got Rattled", donde los Coen se atreven con el romance en el lejano Oeste. Y "The Mortal Remains", protagonizada por Brendan Gleeson, vendría siendo una especie de historia gótica del Oeste.

THE BALLAD OF BUSTER SCRUGGS

Tim Blake Nelson es Buster Scruggs en la película de los hermanos Coen.

Netflix

¿Te gustan los Westerns y te ha sonado bien lo que te he contado hasta ahora? No te hagas demasiadas ilusiones. La balada de Buster Scruggs tiene una muy buena premisa e incluye todos los ingredientes icónicos que tantas veces antes hemos visto en otros títulos del Oeste (duelos, botas con espuelas, partidas de póker en el salón, ataques de indios, caravanas de carrozas, viajes en carruajes apretujados, pozos secos en pueblos de mala muerte, colgados que se salvan de la horca milagrosamente...), pero los combina de una forma que te hará exorcizar todo el romanticismo que tenías asociado con este género y esta época.

El Oeste de los hermanos Coen es un lugar cruel y salvaje donde el azar dicta la vida de aquellos que lo habitan. Los protagonistas de esta película no viven en el Oeste americano, simplemente sobreviven tan bien como pueden y de la forma en la que los elementos y los otros humanos les permiten hacerlo. En The Ballad of Buster Scruggs abundan las muertes, casi siempre violentas. Y, aunque estamos seguros de que el Oeste americano debía ser realmente un lugar difícil donde vivir, los diferentes tonos con los que los Coen narran sus historias (pasando de la comedia del absurdo, al drama manierista o incluso el musical) hacen difícil sentir empatía por estos personajes o acabar de entender cuál es la intención de esta película.

La ventaja es que, como se trata de pequeños cortometrajes, si uno o incluso dos de ellos te resultan especialmente desagradables, siempre puedes esperar a que comience la siguiente historia para ver si esa te convence más. Personalmente me quedo con "The Girls Who Got Rattled", una de las historias más largas de la película, algo que permite desarrollar un poco mejor a sus protagonistas y donde los Coen analizan la naturaleza contractual y completamente pragmática del matrimonio en la época.

THE BALLAD OF BUSTER SCRUGGS

Grainger Hines es el señor Arthur en The Ballad of Buster Scruggs.

Netflix

Y sí, aunque el Oeste americano debiera ser un lugar francamente duro, salvaje e incómodo en el que vivir y que poco parece tener en común con el actual, los Coen también se aseguran de retratarlo con toda la grandiosidad que se merece. Para ello cuentan con la dirección de fotografía de Bruno Delbonnel, con quien ya trabajaron en Inside Llewyn Davis y responsable también de la fotografía de Amélie. Delbonnel se asegura de mostrarnos todos esos horizontes infinitos y nublados, además de la majestuosidad de parajes escarpados como Scotts Bluff National Monument, montañas verdes y exuberantes o planicies cálidas fotografiadas durante el crepúsculo. Todo ello en diferentes localizaciones de Colorado, Nebraska y Nuevo México que te harán entender por qué los colonos se empeñaron en habitar este país.

En todo caso y precisamente por esos paisajes monumentales, es mejor que no se te pase por la cabeza ver La balada en tu teléfono o laptop. Esta película se merece todas las pulgadas de tu televisor inteligente. Sobre todo porque en realidad este título es más forma que contenido, un ejercicio cinematográfico interesante que no ha acabado de cuajar del todo bien.

Y es que si de Westerns de los Coen se refiere, tal vez te apetezca más volver a ver True Grit, No Country for Old Men o incluso el experimento musical y difícil de clasificar como O Brother, Where Art Thou?

The Ballad of Buster Scruggs o La balada de Buster Scruggs se estrena en Netflix a nivel global el 16 de noviembre de 2018.

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

¿Te gusta el cine? Los estrenos siempre se acumulan a finales de año. No dejes de leer nuestra crítica de Roma de Alfonso Cuarónla de Bohemian Rhapsody.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.