CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Chips de Samsung compensan la paliza financiera del Galaxy Note 7

La compañía puede estar perdiendo miles de millones de dólares por su teléfono defectuoso, pero está ganando un montón de dinero en efectivo de su negocio de componentes.

4-galaxy-note7-press-conferencedj-koh-president-of-mobile-communication-business.jpg

D.J. Koh, encargado del negocio móvil de Samsung, explicó en una conferencia en Corea del Sur, lo que ocasionó los problemas del Note 7.

Samsung

Para Samsung, no todo tiene que ver con el Galaxy Note 7 -- al menos no cuando se trata de sus resultados financieros.

A pesar de que se enfrenta a un golpe de más de US$5,000 millones (repartidos en varios trimestres) por la retirada de su teléfono defectuoso, Samsung logró reportar su mejor ganancia operativa en tres años. Lo que se está beneficiando es la fuerte demanda de componentes que van dentro de los teléfonos móviles, televisores y otros dispositivos.

Sin embargo, Samsung advirtió que sus ganancias globales deberían caer en el primer trimestre de 2017, ya que su negocio móvil enfrenta mayores costos de comercialización al vender menos televisores. Sin embargo, sus negocios de componentes deben seguir creciendo.

Samsung puede ser mejor conocido como el mayor fabricante mundial de teléfonos y televisores, pero también es un jugador importante en la industria de semiconductores. Es el mayor proveedor mundial de chips de memoria y el segundo fabricante de procesadores más grande después de Intel. Junto con el diseño de procesadores para algunos de sus propios dispositivos, Samsung fabrica procesadores creados por otras empresas, como la gigante de chips inalámbricos Qualcomm.

"Para 2016, Samsung logró resultados sólidos a pesar de la retirada del Note 7 en la segunda mitad como resultado de los esfuerzos continuos durante los últimos dos o tres años para fortalecer su competitividad de los componentes de negocio centrándose en productos de valor agregado" y avanzar su negocio de memorias DRAM y V- NAND, así como sus operaciones de pantallas OLED, dijo la compañía.

Los ingresos operativos del negocio de semiconductores de Samsung aumentaron un 77 por ciento en el cuarto trimestre. Samsung dijo que a mediano y largo plazo espera que el cambio en la industria de la tecnología al centrarse en el Internet de las cosas, la inteligencia artificial y automotriz ayudará a impulsar su negocio de componentes.

La compañía informó el lunes que sus ganancias totales en el cuarto trimestre subieron un 50 por ciento a 9.22 billones de wones (unos US$7,900 millones) a medida que los clientes compraban sus chips de memoria y pantallas. Las ventas fueron esencialmente planas en 53.3 billones de wones (US$45,800 millones).

La ganancia en el negocio de telefonía móvil de Samsung también aumentó a medida que los clientes compraban más Galaxy S7 y S7 Edge, así como sus teléfonos de gama media a baja.

El efecto del Note 7

El Galaxy Note 7, uno de los teléfonos de más alto perfil de Samsung, explotó en su cara el otoño pasado, sufriendo múltiples retiradas y prohibiciones por parte de las aerolíneas, antes de que fuera condenado finalmente a muerte.

Miles de seguidores intransigentes del Note 7 siguen manteniendo sus dispositivos, pero la gran mayoría - el 96 por ciento a nivel mundial - han sido intercambiados. La compañía reveló el domingo finalmente lo que causó las explosiones en el Note 7. El culpable demostró ser dos defectos separados con dos baterías separadas. Uno era un defecto del diseño que llevó al primer retiro. El segundo fue un error de fabricación introducido después de que el segundo proveedor de Samsung aumentara la producción para satisfacer la demanda como el único proveedor de baterías del Note 7.

Las ganancias operacionales del cuarto trimestre en el negocio de TI y móviles de Samsung aumentaron un 12 por ciento a 2.5 billones de wones (US$2,100 millones).

Las ventas de ese negocio cayeron un 5.6 por ciento a 23.6 billones de wones (US$20,300 millones).