CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Vivir en el espacio envejece: NASA

La agencia espacial revela cómo afecta al organismo estar en el espacio gracias a un estudio realizado con dos gemelos astronautas.

twinstudynasa

Los hermanos Kelly, ambos astronautas. 

NASA/Robert Markowitz

Durante 340 días, el astronauta de la NASA, Scott Kelly, vivió y trabajó en el interior de la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), mientras que su hermano gemelo, Mark, también astronauta, vivió en la Tierra. Durante ese período, la NASA estudió los cambios producidos en los cuerpos de ambos para descifrar cómo afecta a los seres humanos la vida en el espacio.

Para llevar a cabo dicho estudio, los hermanos Kelly fueron sometidos a diferentes pruebas y se tomaron de ellos muestras de sangre, saliva y orina. Cada pocas semanas, las muestras biológicas congeladas de Scott se transportaban desde la ISS a la Tierra mediante los cohetes de suministro Soyuz.

Los resultados del estudio en el que han trabajado investigadores de 12 universidades distintas, se han publicado en la edición del 12 de abril de la revista Science. Los hallazgos muestran la respuesta del cuerpo humano al paso del tiempo en el espacio, viviendo en un entorno de microgravedad.

Cambios evidentes 

Según el estudio, Scott sufrió el engrosamiento de su arteria carótida y también de la retina, además de que experimentó una notable pérdida de peso y daños en su ADN.

Según el estudio, casi todos estos cambios en Scott se revirtieron tan pronto volvió a la Tierra, aunque algunos se mantuvieron, provocando daños irreversibles en el ADN, deficiencias cognitivas y un deterioro del sistema inmunológico.

Scott también sufrió una alteración de su flora intestinal similar a los cambios relacionados con el estrés que los humanos sufren en la Tierra. El estudio también señala que la vacuna contra la gripe administrada a Scott en el espacio funcionó igual que en la Tierra.

En el estudio, los investigadores explican que será necesario desarrollar medidas especiales para los astronautas destinados en viajes espaciales programados a Marte, que tendrán lugar a partir de 2020. También señalan que será necesario realizar más estudios similares al de los gemelos para ratificar que estos efectos se pueden relacionar con este tipo de viajes.

"Analizar gemelos idénticos fue una oportunidad poco común para comparar los cambios fisiológicos y genómicos. Pero como solo se han estudiado dos personas, no podemos decir que estos cambios se deban a los viajes espaciales en sí mismos", concluyó el estudio publicado en Science.

Reproduciendo: Mira esto: El servicio de streaming de Apple y un reloj de Google
8:22