CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

NASA desea construir una ciudad flotante sobre las nubes de Venus

La exploración de Venus se ha descartado por su ambiente inhospitalario, pero la agencia espacial piensa que la respuesta podría ser una ciudad en las nubes.

Ciencia
venus.jpg
Un concepto artístico de una ciudad permanente en Venus. NASA Langley Research Center

Algunas agencias espaciales como la NASA se han enfocado en Marte como parte de la exploración de nuestro sistema solar. Pero, a primera vista, Marte en realidad no parece ser el mejor candidato. Venus está más cerca de la Tierra -- su distancia es entre 38 millones y 260 millones de kilómetros, frente a los 56 millones a 401 millones de Marte. Venus es nuestro vecino más cercano.

Además su tamaño es similar a la Tierra. Tiene un radio de 6,052 km comparado a los 6,371 km de la Tierra -- y su densidad y composición química son similares.

Sin embargo, todo lo demás sobre el planeta Venus lo hace inhabitable. Aunque se mandaron unas sondas a la superficie del planeta, sólo pudieron durar dos horas antes de que las condiciones en la superficie los destruyeran. Estas condiciones incluyen una presión atmosférica 92 veces más grande que en la Tierra; una temperatura promedio de 462 grados Celsius (863 grados Fahrenheit); una actividad volcánica violenta; una atmósfera extremadamente espesa, con un poco de gas nitrógeno; una capa de nubes compuesta de ácido sulfúrico.

¿La conclusión? Venus no es un sitio turístico.

NASA piensa que tiene una solución que le permitirá mandar a los humanos a estudiar el planeta: una ciudad en las nubes.

El Concepto Operativo en Venus de Altitud Elevada (HAVOC, por sus siglas en inglés) trata de una nave espacial diseñada por un equipo en el centro de investigación en NASA Langley con el propósito de explorar Venus. Esta nave que sería más liviana que un cohete, está diseñada para fijarse sobre las nubes acídicas por un período de 30 días, permitiendo a un equipo de astronautas recolectar datos sobre la atmósfera del planeta.

Mientras que la superficie de Venus destruiría a un humano, flotando sobre las nubes a una altitud de unos 50km (30 millas) presenta unas condiciones similares a la Tierra. Su presión atmosférica es comparable, y la gravedad es sólo un poco menos -- que permitiría estadías más extensas, eliminando las enfermedades que ocurren durante estadías prolongadas en gravedad cero. La temperatura sería 75 grados Celsius, que aún es muy caliente pero es manejable. Finalmente, la atmósfera a esa altitud ofrece protección de la radiación solar -- es similar como a vivir en Canadá.

venus2.jpg
Un concepto de la cabina en la nave espacial sobre Venus. NASA Langley Research Center

La misión, según un resumen de NASA para IEEE Spectrum, comienza con un sondeo robótico enviado a Venus para hacer una serie de investigaciones y revisiones iniciales. Con esta información, una misión con tripulantes podría durar 30 días flotando sobre el planeta; seguido por misiones con equipos de dos astronautas quienes vivirían un año cada uno allí. La meta final sería una presencia humana permanente en la ciudad de las nubes.

Mientras que esta ciudad estaría fija, la exploración sería posible con una unidad móvil -- un dirigible tipo Zeppelin de 130 metros de longitud lleno de helio acompañado por un Zeppelin robótico más pequeño de 31 metros. Este dirigible le sacaría ventaja a la proximidad de Venus al Sol: su cubierta estaría adornada de 1,000 metros cuadrados de paneles solares para almacenar energía.

La ciudad estaría diseñada para ser construida usando tecnología que ya existe o es emergente, aunque claramente faltaría por lo menos una década o dos para su implementación. Pero si se construye realmente, podría ser otra manera de ver a la humanidad habitar partes del universo más allá de la Tierra.

El próximo paso sería hacer simulaciones de las condiciones de Venus en la Tierra -- y NASA ya lo está pensando, con un informe que detalla las capacidades actuales de sus instalaciones para soportar tales pruebas.

"Venus tiene valor como un destino para la exploración y la colonización, pero también es complementaria a nuestros planes actuales en Marte", dijo Chris Jones, de NASA Langley. "Si visitamos a Venus primero, estaríamos adelantando el avance de esas tecnologías y esas capacidades antes de una misión con humanos a Marte. Es una oportunidad de hacer una prueba para ir a Marte".

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO