CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Mira cómo la NASA prueba un paracaídas supersónico en este impresionante video

El rover Mars 2020 de la NASA tendrá un escolta especial en su viaje al Planeta Rojo: un sistema de paracaídas supersónico que le ayudará a llegar a Marte sin accidentes.

El próximo rover marciano de la NASA aterrizará con la misma delicadeza con que una madre pone a su bebé en la cuna. La agencia espacial acaba de realizar una prueba de su Advanced Supersonic Parachute Inflation Research Experiment (ASPIRE) con el lanzamiento de un cohete que envió un paracaídas a la atmósfera alta. El video del lanzamiento es impresionante. 

La prueba forma parte de la preparación para la misión Mars 2020, que tiene el objetivo de hacer que un vehículo aterrice sobre un planeta distante. La NASA lanzó el paracaídas el 4 de octubre y dio a conocer el video de la prueba este martes.  

El paracaídas se abrió a una altura de 26 millas (42 kilómetros) a una velocidad de 1.8 veces la velocidad del sonido. Le toma medio segundo al paracaídas para inflarse. 

El video muestra el lanzamiento del cohete en Virginia, la separación de la carga del cohete y la apertura del paracaídas. Las cosas se vuelven impresionantes cuando se ve el video en cámara lenta del despliegue del paracaídas.

Las tomas en cámara lenta pasarán por mucho escrutinio a medida que los investigadores tratan de identificar puntos potenciales de estrés para el paracaídas. "Cada cuadro se examinaría de cerca para buscar señales de daños en cualquiera de las suturas utilizadas para mantener unido al paracaídas", dice en el video Ian Clark, líder técnico de la prueba de la NASA. 

No es fácil aterrizar en el Planeta Rojo. La historia de nuestros intentos por explorar Marte está repleta de fallos en las naves. La más reciente instancia es la sonda Schiaparelli de la Agencia Espacial Europea que se estrelló contra la superficie marciana debido a un fallo en el software. NASA quiere asegurarse de que su más nuevo rover tenga una llegada menos accidentada. 

"No sólo hemos demostrado que podemos llevar la carga a la altitud correcta y en condiciones de velocidad para imitar la apertura de un paracaídas en la atmósfera marciana, sino que como un extra, pudimos ver al paracaídas en acción", dice Clark. 

La NASA ha utilizado túneles de viento para hacer pruebas de paracaídas en anteriores misiones a Marte. La capacidad de ASPIRE de replicar las condiciones de la atmósfera marciana le dará al equipo de Mars 2020 más información con la cual trabajar al momento de finalizar el diseño y la construcción del paracaídas. 

La carga regresó a la Tierra, donde cayó en el Océano Atlántico, y ahora se encuentra bajo inspección. La NASA planea otra prueba ASPIRE en febrero.