CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

​La NASA logra que sus aparatos resistan las temperaturas de Venus

​La agencia aeroespacial estadounidense se supera a sí misma al lograr el objetivo de hacer que sus dispositivos resistan los más de 400 grados del planeta más cercano a la Tierra.

Un circuito electrónico antes (arriba) y después (abajo) de la prueba.

NASA

Si siempre te habías preguntado por qué queremos colonizar Marte y no Venus, hay una razón más que evidente: el calor de este segundo planeta, que puede tener temperaturas de hasta 735 Kelvin, o lo que es lo mismo unos 462 grados centígrados o 863 grados Fahrenheit. Ahora la NASA ha resuelto uno de sus mayores problemas, que sus dispositivos se quemen al entrar en su atmósfera.

La agencia aeroespacial ha dado a conocer que el equipo del Centro de Investigación Glenn de la NASA ha demostrado el primer uso prolongado de electrónica en condiciones similares a las de Venus.

El equipo de la NASA liderado por Phil Neudeck, desarrolló una serie de circuitos integrados de semiconductores de carburo de silicona. En las pruebas simulando condiciones extremas parecidas a las de Venus, los circuitos sobrevivieron 521 horas, lo que según la agencia es un tiempo 100 veces mayor que el de cualquier misión al planeta.

Una misión de Rusia en 1982 envió a Venus una nave llamada Venera 13, que actualmente tiene el récord de supervivencia en el ambiente hostil, debido a que sucumbió a los 127 minutos de haber entrado en el planeta. Las pruebas de la NASA se orientan justamente a poder prolongar ese tiempo para estudiar más a fondo a nuestro vecino más caliente.

"Este trabajo no sólo permite el potencial para la nueva ciencia en la superficie extendida de Venus y la exploración planetaria, sino que también tiene un impacto potencialmente significativo para una gama de aplicaciones relevantes para la Tierra, como en los motores de aeronaves para permitir nuevas capacidades, mejorar las operaciones y reducir emisiones ", dijo el investigador principal Gary Hunter.

Y mientras la NASA se preocupa por ideas para conocer a nuestro vecino más pequeño, un ex ingeniero de la agencia, Mark Moore, ha comenzado a trabajar con Uber en un nuevo proyecto: coches voladores. ¿Los veremos realmente algún día?