guía de compras navideñas

Músico echa mano de la ciencia para que puedas ver el sonido

Una serie de experimentos de visualización del sonido es la base del video musical para este sencillo del músico Nigel Stanford.

cymatics1.jpg
Foto de Nigel Stanford

En teoría, sabemos cómo lucen las ondas sonoras si pudiéramos verlas, pero no todos los días realmente llegamos a poner nuestros ojos en los efectos que producen éstas en el mundo.

En la actualidad hay un montón de experimentos científicos que se pueden usar para producir un efecto visual práctico en respuesta al sonido. Seis de ellos han sido utilizados por Nigel Stanford, un músico de Wellington, Nueva Zelanda, quien, junto con el director Shahir Daud, los ha reunido para formar el video musical de "Cymatics", el sencillo de su álbum más reciente llamado Solar Echoes.

El videoclip de "Cymatics" -- llamado así por la cimática, el estudio de la forma visible del sonido y la vibración -- representa cada pieza de audio con una visualización distinta. Y, en lugar de crear visualizaciones como respuesta de esa pieza, fueron esas visualizaciones las que conformaron la base de la composición de la pieza.

La pista del teclado secundario utiliza una placa de Chladni, una placa delgada de metal que vibra cuando las ondas sonoras se ejecutan a través de ella, causando patrones ondulados que se forman en la arena sobre la superficie. Stanford experimentó con el teclado, y eligió las cuatro notas que pensaba producirían los mejores patrones, sosteniéndolas el tiempo suficiente para que esos patrones se pudieran formar -- un motivo melódico lento.

La pista de bajos está representada por un plato delgado de agua colocado sobre un altavoz. Ese sonido saliendo a través del altavoz hace que el agua ondule y se arrugue en ondas estacionarias. Dos frecuencias diferentes producen patrones interesantes, y el líquido utilizado fue vodka congelado, que tenía la suficiente viscosidad para producir ondas eficaces.

El tambor se visualiza usando una manguera conectada a un altavoz de subgraves. Aunque parece como si el agua se estuviera torciendo en una onda sinusoidal vertical, esto es en realidad una ilusión óptica. La frecuencia de la onda debe ser la misma que la velocidad de fotogramas de la cámara con el fin de producir el efecto visual correcto cuando está siendo filmado. Por esta razón, Stanford se decidió por 25 Hz.

La pista de teclado primaria se visualizó usando ferrofluido -- un material magnético microscópico en suspenso en un fluido portador. Éste se colocó en un plato grande y poco profundo que contenía imanes activados por las teclas.

cymatics2.jpg
Foto de Nigel Stanford

Una pista de órgano usa un tubo de Rubens -- un tubo con agujeros a lo largo de uno de sus costados. Ese tubo se alimenta de gas inflamable a una tasa controlada (algo así como un mechero de Bunsen) y los agujeros se encienden, algo que produce una hilera de llamas. Cuando se toca una frecuencia constante de audio en ese tubo, se crea una ola vertical al empujar el gas entre los distintos patrones. Stanford eligió tres tonos distintos para producir tres olas diferentes.

Finalmente, todas las pistas en conjunto en el clímax del video están representadas usando una bobina de Tesla -- con Stanford y su doble vestidos en trajes especiales que canalizaban la electricidad en la parte externa, protegiendo por dentro a los usuarios del traje.

"En 1999 vi un documental sobre la sinestesia -- una condición que afecta las funciones visuales y de audio del cerebro. Las personas que padecen de esta condición pueden escuchar un sonido cuando ven colores brillantes o ver un color determinado cuando escuchan varios sonidos. Yo no lo padezco (creo) pero siempre he sentido que las frecuencias de bajos son rojas y las de triple o soprano son blancas", escribió Stanford.

"Eso me puso a pensar en la idea de que sería genial hacer un video musical donde cada vez que haya un sonido se vea un elemento visual correspondiente. Muchos años más tarde, vi algunos videos acerca de la cimática -- el estudio de la forma visible del sonido y la vibración -- y así nació la idea de este video".

Puedes leer más acerca del proceso para hacer este video en el sitio web de Stanford -- y, por supuesto, viendo aquí abajo el producto final.