CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Drones, cámaras e inteligencia artificial: alternativas tech al muro fronterizo

Los demócratas están buscando alternativas de alta tecnología a un muro físico de US$5,700 millones que Trump insiste construir.

TOPSHOT-MEXICO-US-BORDER

Agentes fronterizos en la franja entre Ciudad Juárez, México, y Santa Teresa, Nuevo México.

Herika Martinez/Getty Images

Desde 2015, el presidente Donald Trump ha prometido construir un "hermoso y enorme muro fronterizo" a lo largo de la frontera entre México y EE.UU: un muro de 20 a 30 pies de alto hecho de hormigón y valla de acero que, según el presidente, detendrá la inmigración ilegal, evitará la entrada de drogas ilícitas y de terroristas al país.

Los críticos dicen que una barrera física es innecesaria e ineficaz, y argumentan que la tecnología moderna podría hacer el trabajo a un costo menor. Así es como llegamos al reciente cierre del gobierno que duró 35 días, el más largo en la historia del gobierno de Estados Unidos. Trump insiste en que el Congreso presupueste US$5,700 millones para un muro, mientras que los demócratas presionan para obtener protecciones fronterizas de alta tecnología.

"Lo positivo, digamos, que deberíamos estar haciendo es casi un muro tecnológico", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi durante una conferencia de prensa en enero. Pelosi propuso gastar "cientos de millones de dólares" en tecnología para buscar drogas y armas y detectar personas que intentan cruzar la frontera.

La oficina de Pelosi no respondió a una solicitud de entrevista. Ni ella ni sus aliados demócratas han especificado qué tecnologías les gustaría financiar.

El miércoles, los demócratas de la Cámara de Representantes dieron a conocer un nuevo plan de seguridad fronteriza que no contempla dinero para barreras físicas a lo largo de la frontera sur de EE.UU.

"Hemos visto que los muros suelen ser vulnerados por túneles, o incluso ser cortados o escalados", dijo el representante Pete Aguilar, de California, al Washington Post. "No podemos centrarnos en soluciones arcaicas para abordar un problema tan moderno. La tecnología funciona para asegurar la frontera".

Entonces, ¿de qué estamos hablando? Los sistemas de "muro inteligente" podrían comprender tecnologías que van desde cámaras infrarrojas y con láser, drones, sensores y radares hasta inteligencia artificial. También hay tecnología de imágenes que analiza los vehículos en busca de drogas a medida que pasan por los cruces fronterizos oficiales.

Pero estas medidas podrían violar fácilmente nuestra privacidad, seguridad y libertades civiles, según organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés). La ACLU ha calificado estas tecnologías de seguridad de "poco efectivas" y advierte que "los programas destinados a fines de seguridad fronteriza han tenido una tendencia a expandirse hacia el resto del país".

Estas son las tecnologías más probables que podrían usarse en la frontera en lugar de, o además de, un muro.

Sensores

La tecnología de sensores ahora es lo suficientemente pequeña como para incrustarla en un automóvil, lo que permite alimentar vehículos de prueba automáticos.

Los defensores de esta tecnología dicen que los sensores que existen hoy en día podrían usarse en la frontera.

Una compañía, Quanergy, dice que uno de sus productos se basa en lidar, que utiliza luz en pulsaciones para medir distancias y generar imágenes detalladas para detectar movimiento. Quanergy dice que sus productos pueden diferenciar entre una persona y un animal.

Dado que la frontera se extiende unas 1,950 millas, el proyecto podría requerir más de 15,000 sensores. Y a un costo de US$250 por sensor, el precio total podría llegar a los US$3.7 millones, o menos de 1 por ciento del costo del muro que propone Trump.

Luego está Anduril, una startup de 2 años que está construyendo torres llenas de sensores y radares, cámaras mejoradas con láser y antenas de comunicaciones. Juntos, los sensores, cámaras y antenas pueden detectar objetos desde dos millas de distancia e identificar la diferencia entre personas y animales, dice la compañía.

Anduril está dirigida por Palmer Luckey, el joven cofundador de Oculus VR quien fue obligado a abandonar Facebook. Ahora en su segundo acto, Luckey dice que espera "reconstruir el puente entre la comunidad tech y la comunidad de defensa de EE.UU".

Su tecnología, llamada Lattice, ya está siendo puesta a prueba por las autoridades fronterizas (CBP) de EE.UU. En un período de 10 semanas, ayudó a los agentes a atrapar a 55 personas no autorizadas para cruzar y a confiscar 982 libras de marihuana, según un perfil de la compañía en la revista Wired.

Las tecnologías de Anduril y Quanergy podrían potencialmente reforzar un programa existente creado por Elbit Systems, una compañía israelí que supuestamente construyó 43 torres en Arizona con radares, así como cámaras de luz solar e infrarrojas que pueden capturar imágenes desde 7.5 millas de distancia, según Bloomberg. El contrato, otorgado en 2014 y valorado en US$145 millones, ha sido calificado como una pieza clave de tecnología por parte de CBP.

Drones

Los drones pueden usar combinaciones de cámaras, láseres y sensores de calor. También han sido probados en zonas de guerra por el ejército de EE.UU. y por los bomberos que combatieron el feroz incendio del año pasado en California.

CBP opera una flota de al menos nueve drones, según un informe de 2018 del Cato Institute, un grupo de expertos libertarios en Washington.

"La mayor dificultad con los drones es posicionarlos para vigilar la frontera", dijo Cato en su informe, señalando que problemas como el mal tiempo, los accidentes y los costos de operación han plagado el programa.

Aunque CBP gastó US$255 millones en drones entre 2013 y 2016, las detenciones aumentaron en menos del 1 por ciento, estima Cato, a un costo de US$32,000 por captura. Las capturas que no involucran a drones cuestan un promedio de US$9,000, según Cato.

CBP no respondió a una solicitud de comentarios.

Inteligencia artificial

La tecnología de inteligencia artificial está ya por todos lados y se usa para todo, desde para ayudarnos a identificar personas en las fotos como en productos de belleza o para detectar mal comportamiento en la Web. Y ahora son muchas las compañías que dicen que la inteligencia artificial (AI, en inglés) puede ayudar a asegurar también nuestras fronteras.

Cogniac ofrece software de cámara que identifica personas y objetos. La empresa está respaldada por el padre de Alphabet y dice que su tecnología puede funcionar en tiempo real con cámaras de seguridad, cámaras montadas en drones o incluso en teléfonos inteligentes.

Entonces, ¿dónde entra el reconocimiento facial en todo esto?

Esa tecnología tiene dos problemas potenciales. Primero, sería mayormente práctica en lugares como los cruces fronterizos, donde muchas personas pasan por cámaras. En segundo lugar, tales sistemas no son infalibles y conllevan un riesgo muy real de abuso.

"Cuando combinas cámaras ubicuas con la capacidad de computación masiva y el almacenamiento en la nube, un gobierno podría usar la tecnología de reconocimiento facial para permitir la vigilancia continua de individuos específicos", escribió Brad Smith, presidente de Microsoft, en el blog oficial de Microsoft el año pasado. "Debemos asegurarnos de que el año 2024 no termine pareciendo una página de la novela 1984".