CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Aunque usted no lo crea: Hay un Mundial de Tetris y la final fue electrizante

El campeonato del videojuego atrajo la atención de miles de espectadores y la narración es tan brillante como la de una final del Mundial.

¿Por qué no lo sabíamos? ¡Hay un Mundial de Tetris y la competencia desata la locura entre los aficionados!

El torneo se llama Classic Tetris World Championship. Se realiza desde hace ocho años y está inspirado en el Campeonato Mundial de Nintendo, que se celebró en 1990.

Los participantes usan las viejas videoconsolas NES, de 8 bits y televisores de tubos de rayos catódicos. Todo muy vintage.

Y no hay secreto, la idea es que la pantalla no te alcance y hagas la mayor cantidad de puntos frente a tu rival.

Existe un ránking anual, lo que te permite llegar al evento, que dura dos días, con un número de clasificación. Así, el sembrado 32 (para usar un término de tenis), se enfrenta con el primero; el 31 con el segundo y así sucesivamente.

Las etapas finales se transmiten online, por Twitch y son analizadas por comentaristas. 

El torneo tenía a su Cristiano Ronaldo o Lionel Messi: el estadounidense Jonas Neubauer, quien sumaba siete títulos y solo había perdido en 2014, contra Harry Hong y. Pero este fin de semana se acabó su reinado. 

La última edición, que se realizó entre el 19 y 21 de octubre, tituló a Joseph Saelee, un jovencito de 16 años.

Un video, en el que se narra la final de este año, se ha hecho viral y nos ha permitido conocer más de este campeonato del fino arte de colocar los "palitos".

El culpable de la viralidad es Ibai Llanos, un famoso comentarista de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP).

A continuación puedes disfrutar de esta emocionante y a la vez hilarante narración de la final de Tetris.

Saelee, un joven que nació en California, Estados Unidos, le aseguró a la BBC que había comenzado a jugar como pasatiempo después de ver los campeonatos de Tetris en 2016.

Practica en una consola original de Nintendo NES de 1985. Entrena un par de horas cada día en el dispositivo, conectado a una pantalla de televisión de tubo de rayos catódicos (CRT).

"Mis amigos se preguntan, '¿a qué está jugando este tipo?'", relata y suelta una frase contundente: "Tetris es fácil de aprender, pero puedes tardar años en dominarlo".