CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Michael Jackson y Bam Bam: Los tatuajes más extraños que llegarán a Rusia 2018

Manos espectrales, el Rey del Pop, el menor de los Marmol y hasta un oso disfrazado de Sherlock Holmes. Estas son los tatuajes más raros que veremos en el cuerpo de Lionel Messi, Sergio Ramos, James Rodríguez y otros futbolistas famosos durante Rusia 2018.

adidas-argentina-camiseta-visitante

Messi, uno de los jugadores que más ha cubierto su cuerpo con tinta en los últimos años.

Adidas

El arte del tatuaje se remonta a 5,000 años atrás. Pero el fútbol -- que además de deporte es también parte de nuestra cultura-- apenas le dio la bienvenida a finales de los años 90.

Uno de los primeros en poner de moda los tatuajes en el fútbol fue el inigualable David Beckham. En el cortometraje "La historia de mi vida está escrita en mi piel", dirigido por Johan Renk, el futbolista inglés recuerda que para él todo comenzó en 1999, cuando se tatuó "Brooklyn", el nombre de su primer hijo, cerca del coxis. En 2000 agregaría al "Ángel Guardián", que se convertiría en un clásico: cada vez que se quitaba la camisa, las cámaras apuntaban a su espalda.

Después de Beckham, otros atletas emblemáticos como el inglés Wayne Rooney o los italianos Totty y Vieri, se realizaron tímidas modificaciones corporales. En la última década el uso es mayor. Djibril Cissé (Francia), Daniel Agger (Dinamarca) Zlatan Ibrahimović (Suecia), Guti (España), Alessandro Diamanti (Italia), Nigel de Jong (Holanda), Jack Wilshere (Inglaterra) y Arturo Vidal (Chile) -- entre muchos, muchos otros -- han convertido sus cuerpos en lienzos.

En la actualidad, los "herederos" de Beckham -- como el astro Lionel Messi --, han buscado diseños más originales y crípticos para inmortalizar el momento. En la siguiente lista revisamos (y en algunos casos le encontramos sentido) los trabajos impresos en la piel de algunos de los jugadores que podríamos ver estar en Rusia 2018.

1. Messi y las manos de Thiago

La "Pulga", un chico producto de la confianza del Barcelona en el talento, comenzó su amor por los tatuajes tarde, a los 25 años. El 2 de noviembre de 2012 nació Thiago, su primer hijo. El capitán de Argentina se grabó las manitos en la pierna para celebrarlo. Sucedió ocho años después de su debut con el equipo español y siete con la selección albiceleste.

Decorar el cuerpo con algún elemento que nos recuerde a la paternidad parece buena idea, pero el argentino optó por un modelo hiperrealista que generó miedo en lugar de ternura. Entonces, descontento con los primeros resultados, en 2017 intervendría el dibujo. Conservaría las manos de Thiago y taparía el resto con una técnica llamada "Blackwork". Ahora la parte baja de su pierna se ve prácticamente negra, un cambio drástico que comenzó con muy buenas intenciones aunque terminó mal. 

Argentina v Colombia - FIFA 2018 World Cup Qualifiers

La pierna tatuada de Messi.

Amilcar Orfali/Getty

2. Sergio Ramos y el King del Pop

El defensa tiene tatuados en sus nudillos varios números. "35" y "32", que fueron sus primeros dorsales cuando jugó para el Sevilla. "19" es el numero con el que debutó en la selección española y "+90" refiere a los goles que ha anotado en tiempo de descuento. Con uno de ellos su equipo, el Real Madrid, conquistó la décima copa de la Champions League.

Pueden parecer excéntricos, pero detrás de esos dígitos hay toda una historia de formación, carácter y entrega. De tal forma que no son por ellos que Ramos está en este post, sino por la ilustración de Michael Jackson que adorna su antebrazo. "Los medios quieren saber la historia de los tatuajes de Ramos pero mi clave es la discreción", dice Rodrigo Gálvez, quien le tatuó al "Rey del Pop", en una interesante crónica del diario El Mundo, de España.

A post shared by Sergio Ramos (@sergioramos) on

3. El Bam Bam de Dele Alli

La joven promesa de la selección inglesa, de traumática infancia (madre alcohólica, padre ausente) y dura adolescencia, escogió al hijo adoptivo de Betty y Pablo Mármol, "Bam Bam", para decorar su brazo.

El primer nombre de Alli es Bamidele y fue criado por los padres de su mejor amigo de infancia, Harry. Tal vez de la combinación de las primeras letras de su apelativo y las circunstancias de su crianza le llevaron a tatuarse al pequeño fortachón de la serie animada Los Picapiedra. Él no ha querido aclarar las razones de su decisión.

4. Las lágrimas negras de Ricardo Quaresma

En el lenguaje del tatuaje, las lágrimas son asociadas a experiencias trágicas, como haber estado en prisión, asesinado a una persona o perdido a seres queridos. Aun al día de hoy, sin embargo, se desconoce el porqué de que el extremo de la selección de Portugal lleve dos gotas pequeñas sobre el lado derecho de su cara.

Luego de que Portugal ganara la Eurocopa de 2016, las "lágrimas" de Quaresma se hicieron virales e incluso se realizó una encuesta en Twitter para descifrar el enigma. Un periódico de Portugal aseveró que se trataba de una apuesta perdida, pero el propio jugador lo negó en Instagram. En una entrevista fue interrogado, mas no quiso dar explicaciones, solo acotó: "Es algo muy personal"

5. Los recuerdos de Tim Cahill 

Tim Cahill sí ha desentrañado el significado de sus crípticos diseños. Para comprender la historia del jugador más emblemático en la historia del fútbol australiano, debemos retroceder a sus orígenes. 

Timothy Filiga Cahill nació en Australia, producto de un padre inglés de ascendencia irlandesa y una madre samoana. Esta mezcla cultural le llevó a tatuarse en el brazo izquierdo un diseño maorí, que cuenta la historia de la familia, incluyendo a su abuelo materno -- su inspiración dice -- y al resto de su entorno, incluidos sus hijos (Kyah, Shae y Sienna).

2017 FIFA World Cup Qualification Playoff Australia v Honduras Nov 15th

El australiano Tim Cahill y su tatuaje maorí.

Nigel Owen/Getty

6. La frecuencia cardíaca en un brazo

El defensa mexicano Miguel Layún tiene en su antebrazo varias figuras conceptuales, como un reloj sin manecillas, una frecuencia cardíaca y varios números romanos. 

"Tiene que ver con que el tempo de Dios es perfecto", explicó el jugador, mientras que lo segundo es el número de veces que late el corazón de su hijo Mateo. Los números romanos establecen la fecha de nacimiento del primogénito: el 9 de junio de 2015.

7. La fe de Neymar

gettyimages-592597366master.jpg

Neymar, un camaleón con sus looks.

Laurence Griffiths, Getty Images

Los medios han puesto el ojo en la devoción entre Neymar y su hermana, Rafaella. Y sí, ese amor ha generado extraños diseños, no obstante son otras las imágenes que le traen a esta lista. La primera data de diciembre 2015, y es la de un niño mirando a una favela, que sueña con una casa, una cancha de fútbol y un trofeo de la Champions League. 

Es una referencia al Neymar pequeño, que anhelaba una vida mejor. El trabajo del tatuador es realmente hermoso y funciona como un inspiración para los niños del mundo. La  segunda es más enigmática. Se ve a un hombre con una armadura y una espada. Arriba de él se lee "Efésios 6:11". Según el Nuevo Testamento, refiere a las siguientes líneas: "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo".

8. El cristo al que se encomienda James

Si de fe se trata, pocos jugadores muestran a Jesús en su piel como James Rodríguez, el "10" de la selección colombiana. 

En la pierna izquierda, el volante tiene una imagen de Cristo con una corona de espinas. Es un retrato realmente dramático, que remite al "Cristo Coronado de Espinas" o "Ecce Homo", de Guido Renni (1575-1642). Como muchos historiadores del arte han evaluado, la expresión representa a un Jesús vencedor y vencido a la vez. 

France v Colombia - International Friendly

La imagen de Cristo en la pierna del colombiano James Rodríguez.

Catherine Steenkeste/Getty Images

9. Los ángeles de Debuchy

Mathieu Debuchy también lleva una obra de arte en la espalda. Los cuatro ángeles que yacen entre nubes y estrellas representan a sus cuatro hijos. Es probable que el francés necesite de un empujoncito divino para entrar en la lista del seleccionador Didier Deschamps. Después de haber participado en Brasil 2014 (se tatuó al Cristo Redentor en su pierna derecha). 

Debuchy, que parecía descartado para vestir la camiseta de la selección francesa, vive una segunda juventud con el Saint-Étienne de la Ligue 1, a los 32 años, después de perder la confianza de Arsene Wenger en el Arsenal. El brazo izquierdo de este lateral recuerda a la herencia de Beckham, pues hace toda una "manga", con la historia de su familia, el número de la suerte (2) y los nombres de su esposa (Ludevine) e hijos (Mathi, Lalou, Lukas y Manon). 

10. Alberto Moreno y el mono pistolero

Es poco probable que Moreno llegue a la lista final de Julen Lopetegui, pero como la esperanza es lo ultimo que se pierde, deseamos que sus curiosos dibujos debuten en Rusia: Un mono vestido de traje, escuchando música y con una pistola tatuado en una pierna puede ser una advertencia para cualquier rival. Pero la historia no queda allí.

El defensa, que fue llamado por primera vez a la selección española en 2017, sumó de un tiro a un tigre con pañoleta en la cabeza, a un oso disfrazado de Sherlock Holmes y a un perro con guantes (un diseño basado en su propia mascota).

 

11. El error de Mandžukić,

Mario Mandžukić, una de las grandes figuras de la selección de Croacia, ha utilizado su cuerpo para protestar y recordar la violencia en la guerra de los balcanes. Pero la figura más extraña la lleva en su espalda. En teoría debería leerse: "Lo que no me mata, me hace más fuerte". ¿Cuál es el problema? Que se lo tatuó en hebreo, y está escrito de izquierda a derecha, cuando las reglas de este idioma dictan que debe ser al contrario. De tal forma que solo se puede leer correctamente si se ve en un espejo.

De todos estos amantes de la tinta, dos esperan que Rusia 2018 les abra nuevos caminos para sus cuerpos. Sergio Ramos ya tiene la copa del Mundial de 2010 en la pantorrilla derecha. Si España vence, sería el primer jugador en llevar literalmente dos trofeos universales en su piel. El otro es Neymar Jr., quien tras el 7-1 en 2014, que le endosó Alemania a Brasil, se grabó: "Todo pasa". Esta podría ser su revancha para, literalmente, reescribir su historia.