'Mr. Robot': 10 cosas a recordar antes de que arranque la segunda temporada

El próximo 13 de julio USA Network estrena la segunda temporada de 'Mr. Robot'. Te refrescamos la memoria sobre la intrincada trama de su temporada inicial.

Peter Kramer/USA Network

Hasta el verano pasado USA Network era sinónimo de series de tipo procedimental como Suits o Burn Notice. No había nada malo en ellas, durante una época de tu vida quizás incluso sentiste cierta necesidad de verlas pero nunca te provocaron esa adicción y obsesión malsanas que asociamos con la televisión de mejor calidad. Todo cambió con Mr. Robot, la primera serie después de las cuatro últimas que ha protagonizado Christian Slater (Mind Games, Breaking In, The Forgotten, My Own Worst Enemies) que no sólo no ha acabado cancelada sino que ha sido todo un éxito.

Con sólo una temporada emitida Mr. Robot se ha convertido en uno más de los títulos que nos vienen a la mente cuando hablamos de la época dorada de la televisión, sinónimo de guiones inteligentes y poco previsibles y de personajes complicados. Este 13 de julio USA Network estrena la segunda y queremos ayudarte a recordar algunas de las tramas más complejas y de los ingredientes que convirtieron a este show en imprescindible. Pero cuidado porque, naturalmente, se nos ha ido la mano con los spoilers.

1. Terminamos la primera con el hack de fsociety que consiguió eliminar la deuda mundial. Una jugada del algo tímido y rarito Elliot que no acaba de estar seguro sobre cómo lo hizo. Elliot se despierta en el coche de su especie de archienemigo Tyrell, sin recordar lo que ha pasado o qué ha hecho los últimos tres días y con el mundo patas arriba.

2. Abundan la crítica y las paradojas. A menudo parece mentira que una serie tan antisistema y que se mete tanto con el capitalismo esté producida y sea emitida por USA Network, parte del conglomerado de comunicación NBCUniversal. El piloto de Mr. Robot fue de los que consiguió que rebobináramos más de una vez para ver si realmente Elliot había dicho lo que había dicho. Tal era el nivel de subversión y crítica sobre la sociedad eternamente conectada y algo anestesiada en la que vivimos.

3. Es de esas series donde las teorías de los fans pueden ser infinitas. Las hipótesis empezaron ya a partir del segundo o tercer episodio de la primera temporada cuando la gente se dio cuenta de que tal vez Mr. Robot, el personaje interpretado por Christian Slater, podía ser fruto de la imaginación de Elliot y un guiño a Fight Club. Y no hay nada que le guste más a un cinéfilo que se ha pasado a las series, que un guiño al clásico de David Fincher.

4. Ni en Toronto, ni en Vancouver, ni en la típica calle neoyorquina sin carisma de un estudio de Los Ángeles. Mr. Robot está ambientada en Nueva York y se rueda en esa ciudad. Y la dirección de la serie es tan buena que suele resaltar a menudo el lado más crudo pero a la vez hermoso de la urbe.

5. No sabemos qué ha pasado con Tyrell ni dónde está. El ex empleado arribista de Evil Corp fue despedido y la última vez que lo vimos estaba en compañía de Elliot. Su esposa, una especie de Angelina Jolie en versión danesa y que da miedo incluso cuando besa a su hijo recién nacido, lo amenazó con que se pusiera las pilas o se atuviera a las consecuencias.

mrrobotfomofindtyrellv2.jpg

Una de las muestras de material promocional y autorreferencial para promocionar la segunda temporada de Mr. Robot.

Foto de USA Network

6. El narrador no es muy de fiar. Elliot tiene la buena costumbre de utilizar la voz en off para hablar con la audiencia, usarla como terapeuta y explicarle lo que está pasando. El único problema es que acabamos dándonos cuenta de que Elliot y su percepción del mundo no necesariamente son precisas. Y el hecho de que el hacker sea algo adicto a la morfina tampoco ayuda. Pero no podemos decir que su punto de vista no sea "real" porque la realidad y lo que esa palabra significa es uno de los muchos temas sobre los que filosofa la serie.

7. La también hacker Darlene es en realidad la hermana de Elliot y Mr. Robot su padre muerto. Durante buena parte de la primera temporada Elliot no es consciente de ello, intenta besar a su hermana y se desespera cuando se da cuenta de que Mr. Robot era en realidad producto de su imaginación o, más bien, una personalidad adicional. Lo dejamos al final de la primera intentando controlar cuándo y cómo ver a Mr. Robot porque lo necesita para poner las cosas en perspectiva y decirle qué es lo que tiene que hacer.

8. Por algún extraño motivo que no conseguimos entender Elliot está algo enamorado de su amiga Angela, que tiene muy mal gusto escogiendo novios. Y por algún motivo que entendemos menos aún Angela ha dejado su trabajo en la firma de seguridad cibernética Allsafe (donde también trabaja Elliot) para pasarse al lado oscuro y estar en nómina en Evil Corp. Es posible que el pasado de Angela y Elliot y la muerte de la madre de ella y el padre de él jueguen un papel en ello.

9. Hay un personaje de lo más misterioso llamado Whiterose. Cuando Elliot se reúne con ella se trata de una mujer transexual obsesionada con el tiempo y con conexiones con el grupo de hackers chinos The Dark Army. Volvemos a ver a Whiterose al final de la primera temporada, después de los títulos de crédito, caracterizado como un hombre y hablando con el jefe de Evil Corp. Intuimos que Whiterose será clave y la veremos bastante más la segunda temporada.

10. Es una serie tanto para millennials como para miembros de la generación X nostálgicos. Los primeros pueden verse perfectamente reflejados en personajes como Arlene, la algo posh Angela o incluso Elliot. Los de la generación X podemos deleitarnos con el protagonista de Pump Up the Volume y Heathers en un papel que por fin le hace justicia y una serie que parece que no caerá víctima de su mala suerte escogiendo personajes televisivos.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.

Close
Drag