CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

MoviePass aumenta precios y limita el acceso a películas taquilleras

La compañía intenta de todo para ahorrar dinero y salir a flote.

moviepass
MoviePass

MoviePass necesita ahorrar algo de dinero y, para lograrlo, aumentará los precios y limitará las nuevas películas.

La compañía dijo el martes a sus clientes que necesita reducir sus costos en un 60 por ciento. Su plan para hacer esto: aumentar el costo mensual del servicio a US$15 por mes en los próximos 30 días y limitar la disponibilidad de nuevas películas durante sus primeras dos semanas en la taquilla.

Los anuncios llegan casi un año después de que MoviePass presentara el plan de US$10 para "todo lo que puedas ver", que en ese momento permitía a los clientes ver una película por día, siempre que fuera una proyección en 2D. Antes de eso, MoviePass podía costar entre US$15 y US$50 al mes dependiendo del plan o la región de un cliente.

MoviePass dijo el martes que su servicio ahora tiene más de 3 millones de suscriptores y está "generando ingresos incrementales sin suscripción de aproximadamente US$4 a US$6 por suscriptor por trimestre". MoviePass dice que este dinero proviene de los esfuerzos de marketing, el nuevo programa de precios máximos que agrega recargos a algunas proyecciones, varias promociones y la nueva integración de MoviePass con Moviefone.

Pero a pesar de eso, la compañía se quedó sin efectivo el jueves, lo que lleva a un período de cuatro días lleno de interrupciones, apagones, precios máximos, una disculpa del director general de la compañía y un apagón del lanzamiento de Misión: Imposible - Fallout. MoviePass confirmó el martes que la nueva película de Tom Cruise es la primera película bajo la nueva política de limitar los grandes filmes, lo que según MoviePass se puede evitar si un estudio decide asociarse con el servicio.

"Es un movimiento estratégico de la compañía para limitar el consumo de efectivo y mantenerse fiel a su misión de empoderar a las comunidades cinematográficas artísticas más pequeñas", dijo la empresa en el anuncio sobre la nueva política.

MoviePass siempre ha sido demasiado bueno para ser verdad. La tarifa de suscripción de US$10 por mes a menudo es más barata que el precio de incluso un solo boleto para el cine, especialmente en grandes ciudades donde una entrada a ver una película en una sala en 2D puede llegar a costar US$17.