CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

EXCLUSIVA

Motorola Razr: El teléfono flexible podría debutar a finales de 2019

[Exclusiva] La empresa había proyectado lanzar el teléfono plegable este verano, pero ahora está apuntando a lanzar el dispositivo antes de que finalice este año, según le dijo una fuente a CNET.

motorola-razr-gen-1-11

El popular teléfono Motorola Razr tendrá nueva vida como celular plegable. 

Tyler Lizenby/CNET

Motorola no llegó a cumplir este verano la fecha provista para el lanzamiento de su primer teléfono plegable, el Motorola Razr, pero la empresa sigue con planes de anunciar el dispositivo a finales de este año, según le dijo a CNET una persona cercana a la empresa.

No está claro cuándo el dispositivo llegará a las tiendas, pero tanto los medios de comunicación como el público en general podrán ver el teléfono flexible en 2019. Con esto, Motorola sería la más reciente fabricante de teléfonos en adentrarse en el mercado de celulares plegables. Así, Motorola sigue al Galaxy Fold de Samsung, que llegó a las tiendas en Estados Unidos el viernes 27 de septiembre, y al Huawei Mate X, que aún no ha salido a la venta. 

Los teléfonos flexibles son desarrollados con una variedad de formas y diseños. Pero un común denominador parece ser las fechas aplazadas de lanzamiento. Samsung y Huawei no lograron cumplir con las fechas iniciales de venta. 

Motorola, que es una unidad de la gigante de electrónica china Lenovo, ha estado trabajando en un celular flexible secreto que apunta a revivir la marca Razr. A diferencia del Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X, que se abren y despliegan para pasar de teléfonos a ser tabletas, se espera que el teléfono plegable de Motorola se doble hacia adentro, tal y como lo han sus populares teléfonos Razr con tapita en forma de almeja (flip phones), de acuerdo con una solicitud de patente de 2017.

Mientras que Samsung y Huawei presumieron de sus dispositivos flexibles a finales del año pasado y a principios de este año, Motorola ha revelado muy pocos detalles de su dispositivo. Un ejecutivo confirmó la existencia del dispositivo a Engadget en febrero y dijo que Motorola "no tenía intenciones de llegar después de todos al mercado". CNET reportó luego que Motorola planeaba presentar el teléfono en verano. 

Pero el verano llegó y se fue, y Motorola no ha dicho ni pío acerca de su teléfono flexible. 

Pero la empresa no es la única. A principios de año, los teléfonos plegables se perfilaban como el futuro de los teléfonos inteligentes. En un mundo en que el diseño de los teléfonos se ha estancado en rectángulos de vidrio, los celulares plegables representan algo verdaderamente innovador, o sea, un dispositivo que es un teléfono cuando quieres algo compacto o una tableta cuando necesitas una pantalla más grande. Casi todas las empresas en la industria de teléfonos tiene los ojos puestos en los celulares plegables. 

Samsung y Huawei, las dos fabricantes de teléfonos más grandes del mundo, tenían sendos planes de presentar dispositivos flexibles a mediados de 2019, compitiendo para ser la primera en hacerlo. Los diseños de sus dispositivos crearon mucha expectativa y emocionaron mucho. Pero, a la hora de la hora, el golpe de la realidad fue duro.

Los problemas del Galaxy Fold

A principios de 2019, Samsung se perfilaba a ser la primera gran fabricante de teléfonos en lanzar un celular flexible. Su Galaxy Fold de US$1,980 tiene una pantalla de 4.6 pulgadas cuando se dobla y una de 7.3 pulgadas cuando se despliega. Podrías empezar a usar apps como Flipboard en la pantalla pequeña que se encuentra al frente y luego continuar en la pantalla más grande.

A los expertos en su mayoría les gustó el dispositivo, pero Samsung canceló la fecha de salida a la venta del Galaxy Fold proyectada para el 26 de abril después de que varias personas que recibieron unidades de prueba descubrieron defectos en la pantalla. Algunas de estas personas le quitaron una capa que venía sobre la pantalla, que resultó ser una capa esencial de protección y no un protector de pantalla extraíble. Otros vieron residuos infiltrarse debajo de la pantalla, lo que causaba protuberancias debajo.

"Fue vergonzoso", le dijo DJ Koh, el copresidente ejecutivo de Samsung, a unos reporteros en Corea del Sur. "Lo saqué antes de que estuviera listo".

samsung-galaxy-fold-7

El Galaxy Fold — con los problemas arreglados — sale a la venta en Estados Unidos el 27 de septiembre. 

Angela Lang/CNET

Después de investigar los problemas durante unos tres meses, Samsung dijo en julio que había resuelto los problemas iniciales del dispositivo. Samsung empezó a vender el Galaxy Fold arreglado en septiembre en Corea del Sur y Gran Bretaña, entre otros. El teléfono flexible llega a Estados Unidos el 27 de septiembre, junto con un nuevo plan de servicio al cliente para lidiar con cualquier problema que puedan encontrarse los dueños de un Galaxy Fold. 

Los retrasos de Huawei

Huawei, por su parte, no ha empezado a vender su Mate X. El teléfono de US$2,600, que está diseñado para ejecutarse en las redes 5G de China y otras regiones, hizo su primera aparición en la feria MWC en Barcelona en febrero. El presidente ejecutivo de la empresa Richard Yi dijo en ese entonces que si no fuera por la necesidad de construir las redes 5G, estaba listo para empezar a vender el Mate X de forma inmediata.

A diferencia del Fold, que se abre como un libro para revelar una pantalla que se dobla en el interior, el Mate X tiene una pantalla plegable en el exterior. Solo se tiene que abrir cuando quieres acceder a la pantalla del tamaño de una tableta. 

huawei-mate-x-foto

El Huawei Mate X.

Juan Garzón/CNET

Huawei podría empezar a vender su Mate X tan pronto como octubre, dijo Yu a principios de septiembre durante la feria de electrónica IFA en Berlín. Dijo que el retraso se debía al despliegue de la red 5G y la necesidad de darle a los desarrolladores tiempo para adaptar sus apps al nuevo tamaño de pantalla. 

Yu también reconoció que fabricar un teléfono flexible no es fácil. 

"La fabricación de este teléfono no es solamente muy cara sino que también tiene desafíos en los frentes de volumen y producción masiva", dijo. 

Samsung y Huawei no son las únicas empresas en trabajar en un teléfono flexible. La startup Royole, con sede en Fremont, California, se convirtió en la primera en lanzar un teléfono plegable con el Flexpai en octubre de 2018. 

Por su parte, Xiaomi presumió de su prototipo de celular plegable en videos, pero no está claro cuándo se podría lanzar el producto. La compañía china TCL también mostró su concepto de dispositivos flexibles en varias ferias de tecnología este años pero dijo que no tiene planes de lanzar nada hasta 2020. Y los potenciales teléfonos plegables de Apple, Google, LG y Lenovo no son más que rumores.

La popularidad del Razr

Es probable que Motorola esté enfrentando los mismos problemas que acosaron a Samsung, Huawei y otras fabricantes.

Las pantallas flexibles son más delicadas que otras pantallas de celular. Están hechas de plástico -- aún no está disponible el vidrio flexible --, lo cual significa que se rayan fácilmente.

En general, estos dispositivos tienen problemas de resistencia, como ha descubierto Samsung. Aunque supuestamente ha resuelto los problemas que tuvieron los analistas que probaron la primera versión del Fold, un periodista de TechCrunch halló un defecto en el modelo corregido tras solo un día de uso. No han surgido aún reportes de problemas en los dispositivos de los consumidores en Corea del Sur, Gran Bretaña u otros mercados donde ya se lanzó el Fold.

Samsung dijo que motiva a los "dueños del Galaxy Fold a leer las instrucciones de cuidado incluidas en la caja y el manual del producto disponible en línea". Los productos que se usen bajo estos parámetros están protegidos por la garantía. Algunas de las sugerencias incluyen tener cuidado al doblar el dispositivo, no colocar objetos como tarjetas, monedas o llaves sobre la pantalla y no presionar contra la pantalla con objetos duros como un bolígrafo o las uñas. Seguramente Motorola está observando las respuestas de los consumidores a los primeros teléfonos flexibles de Samsung y Huawei, dice la analista de Creative Analytics Carolina Milanesi. "Necesitan posicionar el dispositivo con mucho cuidado", dijo.

El Razr original de Motorola es una de las marcas más conocidas de teléfonos, la cual ayudó a la fabricante a tener mucho éxito en el mercado de teléfonos de tapita. El ultra-delgado celular salió al mercado por US$500 (un precio muy alto en la época) en exclusiva con la operadora Cingular Wireless (hoy parte de AT&T). El Razr se convirtió en uno de los teléfonos más populares de la historia y vendió más de 50 millones de unidades en los dos años después de su debut en 2004.

Pero Motorola no aprovechó el éxito de Razr, y tuvo problemas para competir con Apple y otras fabricantes. Google adquirió Motorola en 2012 y la vendió dos años después a Lenovo. Motorola se ha especializado recientemente en hacer teléfonos económicos de buena calidad como la línea Moto G y los insignia Moto Z. Pero la empresa también quiere hacer más teléfonos premium, especialmente con capacidad de conexión 5G.

Aunque Razr es una marca con reconocimiento, Motorola no tiene el lujo de tener los enormes presupuestos de mercadotecnia de sus rivales más grandes, dice Milanesi.

Incluso esas rivales han notado que los consumidores pueden verse renuentes a gastar miles de dólares por teléfonos un tanto delicados, lo cual hace aun más importante que estos primeros productos en la categoría se presenten como dispositivos para entusiastas o gente que quiere comenzar a experimentar con estos diseños flexibles. Entre otras cosas, los teléfonos flexibles no son resistentes al agua ni al polvo.

"Las compañías se entusiasman mucho con… que este es el futuro", dice Milanesi. "Pero no tienen cuidado suficiente como para insistir que esto no es para todos".

Cuando Motorola finalmente lance su primer teléfono flexible sabremos qué tanto aprendió de las experiencias de sus rivales.

Reproduciendo: Mira esto: Galaxy Fold y Huawei Mate X: ¿valdrán la pena?
14:16