CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Los momentos más divertidos de La casa de las flores

La nueva comedia de enredos de Verónica Castro y Cecilia Suárez para Netflix tiene muchos pasajes con los que reírse a carcajadas. Recopilamos algunos de los mejores, entre los que incluimos a Paulina y su interesante forma de hablar. Pero advertimos, hay muchos spoilers.

La casa de las flores

Elena y Delia en La casa de las flores.

Javier Ávila/Netflix

Tenemos que empezar advirtiéndote. Si todavía no has visto La casa de las flores -- y te gustan las comedias de enredos, las familias ruidosas y las tramas telenoveleras -- no sabemos a qué estás esperando. La nueva serie de Netflix protagonizada por Verónica Castro y Cecilia Suárez tiene todo eso y más. Y lo que es mejor, en sólo 13 episodios. Así que sus enredos nunca acaban enmarañándose más de la cuenta.

En todo caso, si no has visto todavía la primera temporada completa, deja de leer. Porque este artículo viene lleno de spoilers y con todo lujo de detalles sobre algunos de los momentos más divertidos de La casa de las flores.

cuidado-spoilers

Para todos los demás, esto es lo que más nos ha hecho reír de la serie de Netflix protagonizada por Verónica Castro y Cecilia Suárez: 

La reacción ante el suicidio de Roberta

La serie comienza con un acto bastante dramático: Roberta (Claudette Maillé), la amante de Ernesto de la Mora (Arturo Ríos), se cuelga en la floristería de la esposa de él el día del aniversario de Ernesto. Pero los creadores de La casa de las flores nos lo presentan todo de una forma lo suficientemente graciosa. 

Como cuando Delia (Norma Angélica) y Elena (Aislinn Derbez) encuentran a la colgada. Sus caras no tienen desperdicio.

Aunque lo mejor sea la reacción de Paulina (Cecilia Suárez) ante el policía de confianza de la familia: "Ay Márquez. Ahora sí la Roberta resultó una verdadera aguafiestas". 

Y de ahí, la familia De la Mora al completo se va a hacer unas fotos para la portada de Vanity Fair con desmayo de Virginia (Verónica Castro) incluido.

La relación entre Julián y Virginia. ¿Juginia? ¿Virlián?

No es ningún secreto que Virginia adora a Julián (Darío Yazbek Bernal). En una ocasión llega a insinuar que es su hijo preferido. Y a él le gusta mucho su madre también. "Me encanta cuando hablas como en House of Cards", le dice él mientras le corta el pelo, a lo Claire Underwood, después de que ella se diera unos tijeretazos en la melena. "¡Cuánto talento desaprovechado!", es la reacción de Virginia al ver lo que ha conseguido su hijo con su look

Y no olvidemos que a ambos les gusta hacerse la manicura y pedicura juntos.

La casa de las flores

La salida del armario de Julián.

Javier Ávila/Netflix

Esa salida del armario

Después de haber buscado en Google "¿Cómo decirle a tus padres que eres gay?", Julián acaba optando por una salida del armario, o del clóset, cantando y a ritmo de Alaska y Dinarama. Un momento en el que el De la Mora tiene noticias para todos, no sólo para sus padres. Y es que le anuncia a su pareja y a sus hermanas que no es homosexual, sino bisexual. Todo ello en una velada que acabará con el padre de Julián detenido.

Lo de la salida del armario da mucho de sí. Como cuando Diego (Juan Pablo Medina) le reprocha a su novio: "Tu mamá quiere que seas gay in-house". Algo que confirmará Virginia cuando le dice a su hijo: "Me dijiste que ibas a salir del clóset en la casa, no en el mundo".

#LordDámeloTodo

Y es que el vídeo porno entre Julián, Diego y Willy que se filtra en Internet por culpa de Lucía (Sheryl Rubio) no tiene desperdicio y pone la orientación sexual de Julián en el punto de mira. Gracias al vídeo, Julián acaba convirtiéndose en una sensación en Internet, conocida como Lord Dámelo Todo.

Pero eso no significa que lo suyo sea algo viral. Y es que tal como aprendemos gracias a Delia, no a cualquier cosa que tenga éxito en las redes se le puede llamar viral. Sólo aquello que es visto por más de 5 millones de personas en un período de entre tres y cinco días.

Delia

Nuestra confidente/chismosa preferida. La sirviente de los De la Mora es la primera en enterarse de que Elena está prometida. Trata de abrir sin que se note la carta que Roberta le deja a Virginia. Se hace con la información de que uno de los hermanos De la Mora no es de hecho hijo de Ernesto. Y en realidad sabe demasiadas cosas. Tal como suplica en una ocasión, antes de empezar a chismear sobre algo: "Ya guardo tantos secretos que si no cuento al menos uno, se me van a olvidar los demás".

Todo eso sin dejar de mencionar que puede aparecer en los momentos que más se la necesita con un pan dulce para calmar las penas.

La casa de las flores

María José y Paulina en La casa de las flores.

Javier Ávila/Netflix

La relación de Paulina y Ernesto

Paulina se mete en muchos líos cuando se destapa que su padre tuvo una amante, y una familia secreta, y ella sí que lo sabía. Ella forma parte de la casa grande y la casa chica. Se mete en tantos problemas que Julián incluso decide borrarla del grupo de WhatsApp llamado Hermanos que comparte con Paulina y Elena. Y Virginia la deshereda.

Cuando su padre acaba en la cárcel, Pau irá a verlo. No sin antes conocer a un tal Cacas, un preso que por algún motivo le da confianza y del que se despide con un: "¡Te lo encargo mucho por favooooor!", refiriéndose al cuidado de su padre.

"Lo que sea para ayudar a mi papá, que ahora resulta que no es mi papá", dice la mayor de los De la Mora en otro momento al verse obligada a llamar a su ex para tratar de sacar a su padre de la cárcel. Un padre que se descubrirá que en realidad no es su progenitor biológico.

María José y Paulina

El ex de Paulina en cuestión es de hecho una ex. Una mujer transexual que hizo su transición después de divorciarse de Pau pero que vuelve a Ciudad de México para ayudarla con los problemas legales de su padre.

María José está un poco perpleja con la necesidad de los De la Mora por tocarle las tetas. En favor de los De la Mora hay que decir que la última vez que la vieron, María José era José María y no tenía dichas tetas.

Paulina y María José tratarán de restablecer algunos lazos y reflexionar sobre lo que pasó entre ambas. "Casi que sin darme cuenta éramos lesbianas, ¿no?", le pregunta Paulina a su ex.

El hijo de ambas, Bruno, las saluda una mañana con un: "¿Me avisan cuando empiecen a aventarse ceniceros?". A lo que María José responde diciéndole que eso no va a pasar. "Tu mamá y yo estamos aprendiendo a ser amigas".

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

La forma de hablar de Paulina

"Pues me casé, tuve a Bruno, me divorcié, mi ex pareja se volvió mujer. Así. Cosas que pasan. Pero estoy enganchadísima con el Tafil, oye". Así resume Paulina lo que ha hecho con su vida cuando le pregunta su recién descubierto padre biológico, el doctor Salomon Cohen (David Ostrosky), en el episodio 10 de la serie.

Y esa adicción a un fármaco para el tratamiento de la ansiedad y el estrés intenso (que además de bajo el nombre Tafil se comercializa bajo las denominaciones Xanax o Trankimazin) podría ser el motivo por el habla pausada de Paulina. Entre los efectos adversos de este medicamento, cuyo nombre genérico es Aprazolam, está la dificultad para hablar. 

Suárez le contó a Time Out México que su forma de hablar fue una decisión que tomaron junto al creador de La casa de las flores, Manolo Caro. Y que en un episodio de la serie se desvelaría por qué ella habla de esa manera. "Incluso tuvimos que doblar las primeras escenas que habíamos filmado porque no estaba planeado desde el principio que hablara de ese modo; un día nos miramos Manolo y yo y dijimos ¿Lo hacemos, sí o no?", añade la actriz en la entrevista. 

Team Dieilián/Team Julieo

El noviazgo y posterior compromiso entre Julián y Diego no es precisamente algo sencillo. Sobre todo porque Julián tiene tendencia a ponerle nombres compuestos a su relación y a sabotearla a la vez. Y ni siquiera se dará cuenta del autoboicot hasta después de serle infiel a Diego por enésima vez y que la persona con quien le ha sido infiel, la wedding planner y hipster acérrima Mara, se lo haga ver.

Uno de los mayores puntos de conflicto en la pareja es el deseo de Diego de tener hijos. Algo con lo que Julián no está de acuerdo, a pesar de que por lo visto en alguna ocasión dijera lo contrario. "Creía que era de esas cosas como que la gente dice: '¡Vámonos a la India!' y nadie le hace en verdad. Perdón, no pensé que hablabas en serio", trata de explicarse el De la Mora. Pero Diego sí hablaba en serio y quiere tres vástagos. Algo que a Julián le parece "medio medieval".

¿Crees que nos hemos dejado algún momento divertido que deberíamos incluir? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Te encantan las series de Netflix? No dejes de leer nuestra crítica sobre la nueva serie de Matt Groening para Netflix, Disenchantment o la crítica de la sexta temporada de la comedia carcelaria Orange is the New Black.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.