Perdido en el espacio: Módulo de ESA queda incomunicado en su viaje a Marte

El módulo de descenso Schiaparelli de la Agencia Espacial Europea debería estar sobre la superficie marciana ahora mismo. Y puede ser que lo esté, pero no dice ni pío.

La esperada secuencia del descenso del módulo Schiaparelli.

Foto de ESA/ATG medialab

La Agencia Espacial Europea (ESA) esperaba establecer contacto con su módulo de descenso marciano, pero parece que este aterrizador quizá nunca se comunique a casa.

El módulo de descenso se llama Schiaparelli e inició su descenso sobre el Planeta Rojo el miércoles en la mañana.

El plan era que el descenso de Schiaparelli fuese desacelerado por el arrastre atmosférico y luego por un paracaídas. A medida que se acercaba a la superficie marciana, se suponía que el módulo iba a deshacerse de la capa que lo protegía del calor que se genera en su entrada a la atmósfera. El paso final consistía en que el módulo disparara su motor propulsor de hidracina hasta que estuviese flotando a unos 6 pies de la superficie. El motor propulsor se detendría, entonces, dejando que el módulo se posase sobre un sitio cerca del rover Opportunity de la NASA.

Desde una conferencia de prensa en Alemania el miércoles, los científicos de la ESA dijeron que todo parecía marchar bien momentos antes del esperado aterrizaje en Marte; fue en ese momento en que la señal de radio de Schiaparelli súbitamente se perdió.

A medida que pasaban las horas no se escuchaba de Schiaparelli de forma directa o a través del satélite Mars Express de la ESA o el Mars Reconnaissance Orbiter. Estaba claro que las cosas no salieron como se planearon.

Pero todavía hay esperanzas para Schiaparelli. Si llegó a Marte en una sola pieza, debería contar con suficiente batería para funcionar durante 10 días, dándole varias oportunidades para llamar a casa.

Y si está perdido, esto no representa un desastre para la misión de exploración de Marte, ya que el módulo estaba destinado a servir de un vehículo para demostrar tecnología.

La nave forma parte de la misión ExoMars, que logró enviar la segunda nave espacial europea, el Trace Gas Orbiter (TGO), a orbitar el Planeta Rojo el miércoles. TGO lleva consigo una variedad de equipo científico para medir y observar el ambiente marciano desde la órbita donde le hace compañía a Mars Express.

TGO se llevó a Schiaparelli consigo en su viaje a Marte, y lo dejó en libertad el domingo, tres días antes del planeado descenso.

La pérdida de Schiaparelli, entonces, no representa una catástrofe pero estaba diseñado para recolectar ciertas observaciones desde la superficie del Planeta Rojo. Se esperaba que pudiera proveer algunas observaciones sobre las fuerzas que generan las famosas tormentas de polvo de Marte.

ESA dijo que un grupo de expertos observarán la situación del módulo a lo largo de la noche y realizarán una breve conferencia de prensa el jueves a la 1 a.m. hora del Pacífico de Estados Unidos.

Close
Drag