CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

MIT inventó un robot víbora que se desliza por tu cerebro

Está diseñado para tratar los síntomas inmediatos de accidentes cerebrovasculares y aneurismas.

screen-shot-2019-09-03-at-2-12-03-pm.png

El robot víbora.

MIT

En la larga lista de criaturas que me gustaría que se movieran dentro de las circunvoluciones de mi cerebro, las serpientes probablemente estarían al final. Quizá junto a las arañas y las cucarachas. Pero eso no ha impedido que los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) inventaran un dispositivo similar a una serpiente para escudriñar cerebros. Llamémosle un robot-víbora y ha sido diseñado para tratar los síntomas inmediatos de accidentes cerebrovasculares y aneurismas.

Es, básicamente, un dispositivo robótico, en forma de hilo, controlado con imanes. La idea es usarlo para limpiar los coágulos de sangre en el cerebro que a menudo se manifiestan después de un derrame cerebral o un aneurisma.

Actualmente, este tipo de cirugía se realiza utilizando catéteres en forma de rosca insertados manualmente por cirujanos. Este dispositivo tipo serpiente podría ser un camino hacia una forma más eficiente de tratamiento porque en este tipo de operación el tiempo es esencial.

"El accidente cerebrovascular es la causa número cinco de muerte y la principal causa de discapacidad en Estados Unidos", explicó Xuanhe Zhao, profesor asociado de ingeniería mecánica y de ingeniería civil y ambiental en el MIT. "Si el accidente cerebrovascular agudo se puede tratar dentro de los primeros 90 minutos, la tasa de supervivencia de los pacientes podría aumentar significativamente".

"Si pudiéramos diseñar un dispositivo para revertir el bloqueo de los vasos sanguíneos dentro de esta 'hora crucial', podríamos evitar el daño cerebral permanente. Esa es nuestra esperanza", explicó Zhao.

El robot-serpiente es más fácil de navegar que un catéter, y es más pequeño, lo que significa que puede deslizarse a través de áreas del cerebro con un diámetro más pequeño.

Puedes leer más sobre esta investigación y el robot en sí en este enlace (en inglés)