CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

Una misteriosa señal del espacio exterior quiere hacerse escuchar

Los científicos dedicados a la búsqueda de inteligencia extraterrestre en el cosmos detectan una señal radial, que está más activa que nunca.

Danielle Futselaar
frb121102-750

Las rayas amarillas que surcan la franja rojiza son los pulsos rápido de radio o FRB. 

UC Berkeley

FRB 121102 proviene de una galaxia enana. 

Gemini Observatory/AURA/NSF/NRC

Las inexplicables señales provenientes del otro lado del universo conocidas como pulso rápido de radio o fast radio bursts en inglés (FRB) son un fenómeno raramente observado y solo se ha detectado uno más de una vez. Ahora, los científicos involucrados en la búsqueda de inteligencia extraterrestre dicen que ese único FRB se está haciendo oír con ansias. 

Los FRB son pulsos de señales de radio que son brillantes y duran milisegundos. Provienen de más allá de la Vía Láctea y fueron identificados por primera vez hace una década. Algunas teorías para explicar este fenómeno van desde estallidos de estrellas neutrones hasta civilizaciones alienígenas que utilizan una clase de energía dirigida para impulsar una nave. 

Un pulso que se observó en 2012, llamado FRB 121102, se repitió en 2015. Y, el sábado, el investigador de la Universidad de California en Berkeley Vishal Gajjar utilizó el instrumento Breakthrough Listen en el telescopio Green Bank en West Virginia para escuchar una vez más a FRB 121102. Después de observar durante cinco horas a lo largo de toda la banda de frecuencia de 4 a 8 GHz, Gajjar y el equipo analizaron 400 terabytes de datos y encontraron 15 nuevos pulsos de FRB 121102.

"Hay dos posibles implicaciones" dijo Gajjar. "Esta detección en una frecuencia tan alta nos ayuda a estudiar a detalle muchos de los modelos de origen del FRB 121102. La estructura de frecuencia que vemos a lo largo de la banda de 4 a 8 GHz también nos permite entender el medio intermedio entre nosotros y la fuente".

La ubicación de FRB 121102 se ha localizado en una galaxia enana que se encuentra a unos 3,000 millones de años luz de distancia. Sin embargo, el origen de estas fuertes señales sigue siendo un misterio. Gajjar dice que la naturaleza repetitiva del pulso y su actual estado de mucha actividad descarta la posibilidad de agujeros negros que se estrellan. 

Lo que haya enviado — o quien haya enviado — estas señales ya ha abandonado su ubicación hace mucho tiempo, cuando la vida en la Tierra constaba de una sola célula. 

Pero, debido a la actual escasez de evidencia de vida extraterrestre, una explicación más plausible sería un pulsar.

El equipo de Breakthrough Listen hizo un llamado a los astrónomos a realizar observaciones de FRB 121102 durante su actual estado de creciente actividad. Los investigadores dijeron que se describirán los nuevos pulsos en más detalles en un ensayo próximo a publicar. 

Con la colaboración de Suan Pineda.