CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

InSight se prepara para poner manos a la obra en Marte

El recién llegado a Marte se alista para realizar sus operaciones científicas y así estudiar el interior del Planeta Rojo.

nasa-insight-briefing-20

InSight pasará los próximos meses configurando su laboratorio científico en Marte. 

NASA

Recién llegó al Planeta Rojo e InSight ya se tendrá que poner a trabajar.

NASA logró realizar con éxito el octavo aterrizaje de una nave espacial sobre la superficie de Marte el lunes, 26 de noviembre. Pero la larga travesía espacial y aterrizar sobre el Planeta Rojo sin ninguna explosión es solo el comienzo. 

Lo primero que la sonda InSight después de sus seis minutos de descenso por la atmósfera marciana fue tomar una foto y desplegar sus paneles solares. 

Más tarde el lunes, NASA recibió confirmación de que los paneles solares estaban en posición y ya estaban funcionando. Esto es clave para asegurarse de que InSight pueda llevar a cabo su misión de explorar el interior de Marte, detectar los terremotos en el planeta y determinar el impacto de los meteoritos en el Planeta Rojo. 

Reproduciendo: Mira esto: ¿Qué hace el InSight de la NASA en Marte?
3:11

"La sonda está potenciada por energía solar, por lo que desplegar los paneles solares y que estos funcionen es algo serio", dijo en un comunicado Tom Hoffman, el director de proyecto de InSight. "Una vez que los paneles proveen la energía que necesitamos para iniciar las operaciones científicas, estamos encaminados a investigar exhaustivamente lo que está en el interior de Marte por primera en la historia".

Una vez InSight recabe toda su energía, los equipos de la misión repasarán su lista para asegurarse de que la sonda, su brazo robótico y todos los instrumentos científicos estén en buenas condiciones. Las cubiertas para el polvo se quitarán de las cámaras para tener una vista más clara del suelo rojo y determinar cuál es el mejor sitio donde colocar los instrumentos. 

Luego, el brazo robótico posicionará el sismógrafo de InSight conocido como SEIS y colocará el escudo de térmico y para vientos sobre el aparato. Una vez SEIS esté posicionado, las sondas y el aparato en forma de topo que puede excavar a una profundidad máxima de 4.9 metros o 16 pies entrarán en acción para medir la temperatura interna del planeta y para estudiar las entrañas de Marte. 

Elizabeth Barrett, quien dirige las operaciones de los instrumentos de InSight, le dijo a los reporteros el lunes que el posicionar los instrumentos en el suelo llevará de dos a tres meses, seguido de otro mes o dos para taladrar y empezar a transmitir datos científicos. 

Cuando todo esté posicionado, la porción científica de la misión puede empezar en marzo de 2019. 

"El aterrizaje es emocionante, pero espero con ansias las operaciones de taladrar", dijo en un comunicado el investigador principal de InSight Bruce Banerdt.

Una vez estén configurados los instrumentos de InSight, estos pueden empezar a recabar y transmitir datos por un largo rato. 

"Estaremos con los oídos abiertos para detectar los terremotos en Marte por al menos dos años, y esperamos que por mucho tiempo más", dijo en un comunicado Tom Pike, del Imperial College London, que forma parte del equipo que diseñó el sismógrafo.

Banerdt dijo que la meta de InSight es entender mejor a Marte, a la Tierra y a otros planetas. A pesar de que la evidencia de los primeros años en la formación de la Tierra han sido borrados por procesos como el clima y las placas tectónicas, estos procesos parecen ser menos activos en Marte.  

"En Marte, todas las cosas que se formaron [en una época temprana] están congeladas", dijo Banerdt.

Y, a diferencia de rovers como Curiosity y Opportunity, InSight se quedará en su sitio. Sin embargo, esto no significa que tendrá los brazos cruzados. Todo lo contrario, la sonda estará trabajando arduamente para aumentar nuestro conocimiento de Marte y el resto del universo.