CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Mientras Apple crece, Samsung sigue cayendo

Los resultados financieros de Samsung del primer trimestre contrastan en gran medida con los de Apple, pero la caída en sus ganancias operativas no son tan malas como antes.

Samsung espera que sus teléfonos Galaxy S6 Edge y Galaxy S6 impulsen sus ganancias. CNET

Los resultados financieros de Samsung continuaron recibiendo un golpe en el primer trimestre de este año, ya que la empresa enfrentó una dura competencia en el mercado de teléfonos inteligentes.

La gigante surcoreana de electrónica -- que hace de todo, desde teléfonos inteligentes y televisores hasta chips de memoria y pantallas -- reportó el martes ventas y ganancias operativas del trimestre que finalizó en marzo, cifras que en gran medida estuvieron en línea con su estimación de principios de este mes. Las ventas cayeron 12 por ciento respecto al año anterior, mientras que las ganancias operativas cayeron 30 por ciento.

Una disminución del 30 por ciento en sus ganancias operativas no es poca cosa, pero es menos de lo que Samsung había informado en trimestres anteriores: 36 por ciento en el cuarto trimestre y 60 por ciento en el tercer trimestre. Samsung también dijo que los envíos de teléfonos inteligentes aumentaron a partir del cuarto trimestre, liderados por los dispositivos de gama baja y gama media, aunque las ventas de tabletas y teléfonos tradicionales cayeron.

"Las ganancias mejoraron debido a una gestión más eficiente de los gastos de marketing, mayores ventas de teléfonos inteligentes de gama media, incluyendo la Serie Galaxy A, y una oferta más robusta de dispositivos de alta gama tras la introducción del Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge", dijo Samsung en un comunicado.

Aún así, el negocio móvil y de IT de Samsung registró una caída del 57 por ciento año tras año en las ganancias operativas, en comparación con una disminución del 64 por ciento en el cuarto trimestre y una caída del 74 por ciento en el tercero.

Samsung ha estado luchando en los últimos dos años, ya que los consumidores optan cada vez más por dispositivos de rivales como Apple. La compañía cuenta con que sus nuevos smartphones, Galaxy S6 y S6 Galaxy Edge, lanzados a principios de este mes, ayuden a revitalizar su negocio móvil. Ambos dispositivos incluyen más materiales de primera calidad que sus predecesores, algo que los consumidores han estado pidiendo durante años. Aún así, es incierto si los teléfonos coincidirán con el éxito que tuvo el Galaxy S3 de 2012, el dispositivo que ayudó a Samsung a consolidar su posición como el rey de teléfonos inteligentes del mundo.

La compañía no reveló el martes cuántos teléfonos Galaxy vendió en el primer trimestre, pero dijo que las ganancias de su división de móviles "se espera que crezca, debido al aumento de las ventas globales de los Galaxy S6 y S6 Edge". Aún así, la compañía advirtió que sus envíos totales de teléfonos inteligentes en el segundo trimestre se mantendrán a la par del primer trimestre debido a una "posible disminución en las ventas de modelos de gama media a baja."

También dijo que los gastos de marketing aumentarán a medida que impulsa los nuevos Galaxy, y que en general los smartphones y tabletas deberían "estancarse".

Los resultados financieros de Samsung, si bien han mejorado, son mundos aparte frente a su rival Apple. El fabricante del iPhone y el iPad registró un récord de ingresos y ventas de iPhones y Macs para su segundo trimestre fiscal. La compañía se ha beneficiado de la creciente demanda de sus nuevos iPhones, especialmente en mercados emergentes como China, y vendió 61.2 millones de teléfonos inteligentes durante el período que terminó el 28 de marzo. En general, las ganancias de Apple subieron 33 por ciento a US$13,600 millones, y sus ingresos subieron 27 por ciento a US$58,000 millones.

Samsung, en cambio, ha visto sus ventas caer, y el período de marzo representó la sexta vez consecutiva que su ganancia operativa trimestral ha caído desde el año anterior. Samsung ha estado luchando para competir con Apple en el mercado de los teléfonos de alta gama y en contra de los recién llegados, como Xiaomi en el extremo inferior.

Apple en particular se ha convertido en una amenaza más grande con sus dispositivos de pantalla grande, el iPhone 6 de 4.7 pulgadas y el iPhone 6 Plus de 5.5. Simplemente el querer una pantalla más grande ya no es una razón para comprar dispositivos de Samsung, y sus teléfonos inteligentes no pueden llegar a los bajos precios de los proveedores chinos e indios.

La popularidad del iPhone 6 de Apple ayudó a Apple a rebasar a Samsung para convertirse en la fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo en el cuarto trimestre, según la firma de investigación de tecnología Gartner. La firma cree que Apple se llevó a casa una cuota del 20.4 por ciento de las ventas de teléfonos inteligentes en todo el mundo, por encima del 17.8 por ciento durante el mismo trimestre de 2013. En el mismo período, la participación de Samsung del mercado de teléfonos inteligentes, sobre ventas de 73 millones de unidades, cayó a 19.9 por ciento desde 29.5 por ciento, dijo Gartner.

¿Un impulso del Galaxy S6?

Se espera que los dispositivos Galaxy S6 de Samsung den a la empresa un impulso, especialmente en el segundo trimestre. Los dos dispositivos cuentan con más materiales de alta calidad, cubiertas de metal en lugar de plástico y el Edge también incluye una pantalla que se curva alrededor de los lados. Samsung ha optado por utilizar sus propios procesadores en los dispositivos en lugar de comprarlos de otros proveedores, algo que también debería beneficiar sus resultados financieros en los próximos meses.

Los pedidos por adelantado de los teléfonos inteligentes comenzaron el 20 de marzo y llegaron al mercado a principios de abril. Samsung ha pronosticado ventas récord para los dispositivos Galaxy S6 y dice estar vendiendo teléfonos más rápido de lo que puede fabricarlos. Los analistas creen que hasta 3 millones de unidades fueron enviadas antes del primer trimestre finalizado en marzo, según The Wall Street Journal. En general, los analistas creen que Samsung envió 82 millones de teléfonos inteligentes en el período, según el diario, por debajo de los 89 millones del año anterior.

Samsung no desglosa cifras de ventas de teléfonos inteligentes.

Reproduciendo: Mira esto: Samsung Galaxy S6: cómo modificar los ajustes rápidos...
1:13

La división de IT y comunicaciones móviles de Samsung representó dos tercios de los ingresos de la compañía durante el pico del negocio de teléfonos inteligentes, pero ha sido recientemente más cerca de un tercio de todas las ventas. La empresa registró una caída del 57 por ciento en las ganancias operativas a 2.74 billones de wones (unos US$2,570 millones). Las ventas en la división cayeron un 20 por ciento a 25.89 billones de wones (US$24,300 millones), con la división móvil en particular, cayendo un 20 por ciento hasta 24.99 billones de wones (US$23,500 millones).

Mientras el negocio móvil de Samsung da la batalla, los inversionistas han volcado cada vez más su atención al negocio de procesadores de la compañía. Samsung es el mayor fabricante mundial de chips de memoria y también fabrica procesadores de aplicaciones que sirven como el cerebro de varios dispositivos, incluyendo muchos de los iPhones de Apple. El Galaxy S6 y el Edge 6 utilizan el procesador Exynos de Samsung en lugar de un chip de Qualcomm, así como la memoria flash y el chip inalámbrico que conecta al teléfono con las redes 3G y 4G.

Las ganancias operativas del negocio de componentes subió 9.9 por ciento, a 17.1 billones de wones (US$16,100 millones), compensando un poco los alicaídos resultados de la división de teléfonos inteligentes de Samsung.

Para la empresa en general, las ventas cayeron 12 por ciento frente al año anterior a 47.12 billones de wones (US$ 44,200 millones). Su ganancia operativa cayó 30 por ciento 5.98 billones de wones (US$5,610 millones), y la compañía también reportó una utilidad neta del 4.63 billones de wones (US$4,340 millones), una disminución del 39 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

A principios de este mes Samsung dijo que su ganancia operativa para el trimestre probablemente cayó 30 por ciento respecto al año anterior a 5.9 billones de wones (US$ 5,400 millones). Samsung estima también que sus ventas del trimestre probablemente cayeron 12 por ciento año tras año hasta 47 billones de wones (US$43,200 millones). En ese momento, la previsión era mejor de lo que Wall Street esperaba.

Más recientemente, los analistas encuestados por Thomson Reuters proyectaron una ganancia operativa de 5.51 billones de wones (US$ 5,120 millones) sobre ventas de 48.8 billones de wones (US$ 45,900 millones).

Antes de su reciente serie de descensos, Samsung había publicado cinco trimestres consecutivos de ganancias récord.