CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Importantes ejecutivos de la industria tecnológica urgen más apoyo a DACA

El cambio federal en política migratoria fue el tema de un panel entre ejecutivos de la industria de tecnológica que destacó la importancia de incluir el proyecto de ley DREAM Act como parte de las negociaciones presupuestarias del gobierno.

daca-janetnapolitano-jackchen-immgration-microsoft

Janet Napolitano (izquierda), presidenta de la Universidad de California y ex secretaria del Departamento de Seguridad Nacional; el senador estatal para California Scott Wiener (centro), y Jack Chen, subdirector jurídico de Microsoft, durante el panel.

Claudia Cruz/CNET

SAN FRANCISCO, California — Para muchos destinatarios de DACA, el controversial programa que protege a los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, el apoyo continuo de la industria de tecnología podría ayudarlos a alcanzar su más grande deseo: la oportunidad de permanecer legalmente en el país.

El futuro del programa Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) fue el tema de conversación el martes por la noche en un panel convocado, entre otros, por FWD.us y SFciti, organizaciones de cabildeo avaladas por ejecutivos de la industria tecnológica, dado que el programa creado por el presidente Barack Obama comenzó a ser desmantelado por el gobierno de Donald Trump. Con estas medidas del gobierno, cientos de trabajadores de compañías como Apple, Facebook y Microsoft podrían ser deportados a partir del 5 de marzo de 2018.

Para Ron Conway, fundador del fondo de capital de riesgo SV Angel y cofundador de FWD.us y SFciti, la industria de tecnología tiene tanto que perder como las personas con DACA, también conocidos como Dreamers.

"En este grupo [de Dreamers] puede estar el próximo fundador de una gran compañía de tecnología: el próximo Mark Zuckerberg, el próximo Sergey Brin", dijo Conway, quien portaba una camiseta con el lema "Todos somos Dreamers" durante el panel que se realizó en las oficinas de Microsoft en esta ciudad. "Tenemos que instar al Congreso a que agregue el proyecto de ley, el DREAM Act, al presupuesto", agregó refiriéndose a la fecha límite (9 de diciembre) para aprobar un presupuesto que evite el cierre del gobierno federal.

Durante años, la comunidad tecnológica ha ejercido presión y ha abogado por políticas migratorias favorables, argumentando a favor de normas que respalden más visas para trabajadores especializados que necesitan para mantener su ventaja competitiva.

En el panel participaron también Janet Napolitano, ex secretaria del Departamento de Seguridad Nacional y actual presidente del sistema de la Universidad de California, y Jack Chen, subdirector jurídico de Microsoft.

"Una gran parte del beneficio y la innovación en tecnología proviene desproporcionadamente de los inmigrantes", dijo Chen, cuyo jefe, el presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, es un inmigrante. "Hemos sido un imán de talento durante tanto tiempo y no queremos saber cómo sería [la industria] si ya no lo fuéramos".

La ley actual no les ofrece a los Dreamers un camino para convertirse en residentes permanentes y obtener la ciudadanía, y los intentos anteriores para aprobar el DREAM Act —el último en 2010— fallaron. Una orden ejecutiva firmada por Obama en 2012 le otorgó a las personas que llegaron al país siendo menores de 16 años un permiso para permanecer y le otorgó algunos privilegios, siempre que cumplan con una serie de condiciones.

Sin embargo, Jeff Sessions, procurador general de Estados Unidos, dijo en septiembre que las personas cuyo estado de DACA expirara antes del 5 de marzo de 2018 podrían solicitar una prórroga de dos años. Cerca de 800,000 personas han calificado para DACA, pero al 4 de septiembre solo 690,000 estaban inscritos, según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

En un esfuerzo por salvar DACA, importantes empresas de la industria tecnológica, como Google, Microsoft y Facebook, se unieron a otras más de 100 compañías a principios de mes para presentar su apoyo, como amigos de la corte, a una demanda de la Universidad de California en contra el Departamento de Seguridad de Estados Unidos.

El documento amicus de las empresas de tecnología dice que la eliminación de DACA dañaría directamente la economía del país y sus resultados financieros. El informe indica que al menos 72 por ciento de las 25 compañías más influyentes de la lista de 500 de Fortune emplean Dreamers, quienes, a su vez, contribuyen a la economía general del país. Un estudio realizado por el Centro de Progreso de EE.UU. estimó que la pérdida de todos los trabajadores de DACA reduciría el producto interno bruto de Estados Unidos en unos US$433,000 millones durante la próxima década.

Los argumentos orales en la demanda de la Universidad de California están programados para iniciarse el 20 de diciembre, cuando los abogados de la Universidad de California, que tiene 4,000 estudiantes de DACA, argumentarán que el gobierno violó las leyes administrativas y el debido proceso como lo indica la Constitución del país, según Napolitano.

"¿Queremos ser un imán de talento para el mundo o queremos perderlos?", cuestionó Napolitano durante el panel. "Yo digo que seamos un imán de talento".