CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Microsoft proyecta un futuro de ubicuidad en un mundo conectado

Durante su discurso de presentación en Computex 2017, la gigante de Redmond trazó su estrategia para que Windows domine el mundo.

Luke Lancaster/CNET

El discurso inaugural de Microsoft durante la feria Computex 2017 en Taipei, Taiwán, se enfocó en "crear lo posible". 

Cuando Nick Parker, el vicepresidente corporativo de ventas de dispositivos para consumidor, subió al escenario para hablar sobre un futuro en el que estamos siempre conectados, usando varios dispositivos. Yo, que estaba cubriendo el evento, dirigí la vista a la portátil reposada en mi regazo, el teléfono que estaba conectado a a ella y el teléfono secundario que llevaba en mi bolsillo. Pensé: "Este hombre va por buen camino".

Microsoft tiene la vista puesta en una especie de "frontera inteligente", una convergencia futurista de dispositivos conectados con una interfaz en común que los enlaza. 

microsoft-press-computex-1.jpg

Nick Parker, un ejecutivo de Microsoft, habla sobre la estrategia futura de la empresa en la feria Computex 2017 en Taipei, Taiwán.

Luke Lancaster/CNET

La misión de la ubicuidad 

Y esta visión la sustentaron al mostrar casi todas las tabletas y laptops que vimos en Computex ejecutando Windows 10. Desde la Flip S hasta la Samsung 9 Pro y unos 1,500 diseños únicos Windows Device, es claro que Windows quiere estar en todas partes. Y la empresa va por buen camino. 

Además de esas laptops, Microsoft está planificando otra movida para que la asistente virtual Cortana sea el centro de tu hogar inteligente con bocinas de Harman Kardon y HP. Además de estas dos bocinas, los dispositivos mostrados en el escenario pertenecían a la categoría de la computación tradicional, pero esto no impidió que Microsoft se inclinara por desplegar su ecosistema de Windows en el Internet de las Cosas. 

Esta misión por ser omnipresente está también respaldada por Windows 10 S, una experiencia Windows básica que al principio se promocionó como una forma de volver a dominar el salón de clases. La demostración que realizaron hoy se enfocó en una "experiencia Windows con todas las funciones".

En el centro de todo se encuentran Windows 10 y Cortana. Ahora, 1,000 millones de personas tienen dispositivos Windows y 145 millones usan Cortana cada mes. 

microsoft-press-computex-3.jpg

La Samsung Notebook 9 Pro, uno de los muchos dispositivos Windows 10 que estaban en demostración. 

Luke Lancaster/CNET

Actualizaciones 

"Estamos trayendo el poder de la inteligencia artificial en todo lo que hacemos", dijo Matt Barlow, el vicepresidente corporativo de mercadeo de Windows. Eso quiere decir Cortana. Pero las asistentes virtuales, que están relativamente en ciernes, no atrajeron tanto la atención como una demostración en vivo de Windows Ink, con funcionalidad extendida a través del navegador Edge y la suite de Office. 

El ver el círculo que proyecta el lápiz óptico sobre un texto en Word para resaltar una porción determinada, o el trazar una línea sobre el texto para borrarlo fueron muy tentadores para mi sensibilidad de editor. Otro aspecto es la detección inteligente de texto: escribe un número de vuelo en la función de apuntes en la pantalla bloqueada y el dispositivo se encargará de revisar el estado de tu vuelo. 

Se trata de entradas creativas y naturales que, combinadas con respuestas inteligentes que resultan del aprendizaje de máquinas, lo que llevará a Microsoft a ese futuro conectado. Desde usos de Ink y el lápiz óptico a través de distintas plataformas hasta la Surface Dial hasta un compromiso con la tecnología de comandos de voz. El contar con entradas estándar a través de distintas plataformas ayudará a que esa nueva interfaz de usuario tenga un paso firme en el camino hacia ese futuro. 

Aguerrido, atrevido y avizorado. El mensaje de la gigante de Redmond, Washington, es claro: El futuro está más cerca de lo que pensamos, y querrás echarle un vistazo a través de la ventana Windows. 

Con la colaboración de Suan Pineda.