Me adentré al mundo de las gafas HoloLens y esto fue lo que vi

Las gafas de realidad aumentada de Microsoft, HoloLens, dejan crear imágenes virtuales que interactúan con el mundo físico real que nos rodea.

microsoft-hololens-fotos
CNET

Mientras empresas como HTC y Oculus (ahora propiedad de Facebook) trabajan arduamente para desarrollar gafas de realidad virtual, Microsoft le apuesta a las gafas de realidad aumentada.

Tuve la oportunidad de probar las gafas HTC Vive y las Oculus Crescent Bay en los últimos meses y han sido experiencias fascinantes donde las primeras me transportaron completamente a mundos virtuales, mientras que las segundas me mostraron lo que podría ser ver una película en el futuro.

Ahora, tuve la oportunidad de probar las gafas HoloLens en la conferencia de desarrolladores de Microsoft, Build 2015, para ver realmente de qué se tratan los hologramas que Microsoft ha hablado tanto durante los últimos meses para tener una visión más clara de las diferencias con las gafas de HTC y Oculus y qué tanta utilidad ofrecerían.

Todo un proceso

Probar las gafas HoloLens fue como encontrarme con estrella de la farándula visitar a un importante miembro del gobierno (hablaré más adelante sobre esto).

Nos registramos en Moscone West, lugar donde se estaba realizando Build 2015. Un representante nos llevó a un hotel que estaba a sólo unas cuadras. Allí nos presentó a otro representante de la empresa que nos subió en ascensor a un piso que había reservado la empresa para las pruebas y nos presentó a un "embajador" (el término que utiliza la empresa para designar a las personas encargadas de guiarnos en las demostraciones o pruebas), que nos dirigió a una habitación para registrarnos una vez más y pudiéramos tomar algunas fotos de las gafas, las cuales se encontraban protegidas por una vitrina de vidrio.

Después de esto, fue necesario ir a otra habitación para dejar todas nuestras pertenencias en un casillero para que no pudiéramos grabar o tomar fotos durante las pruebas.

microsoft-hololens-lado
CNET

El embajador nos llevó a otra habitación para esperar nuestro turno, pero después otro embajador nos llevó a otro piso más arriba para la orientación. Allí, hace una pequeña prueba para medir la distancia entre nuestras pupilas -- el resultado lo anotaban en un tarjeta de Microsoft que luego teníamos que llevar a la prueba.

Otro embajador nos llevó por el pasillo de aquel piso donde había una persona apostada enfrente de cada puerta de cada habitación y a cada uno de nosotros se le asignó una habitación o persona.

En una ocasión me recosté en una pared del pasillo mientras esperábamos y me pidieron que me recostara en la otra pared. Con todo esto, debo resaltar que Microsoft mostró una muy buena atención y extremada seguridad en todos los aspectos -- siempre estábamos con un guía o una clase de escolta para movernos de una lado a otro como si fuéramos estrellas del cine o como si fuéramos a visitar a un importante mandatario.

Viendo y manipulando hologramas

Una vez en la habitación, la iluminación es mucho mejor que la de los pasillos. Hay una maqueta de arquitecto a un lado y al otro lado, una persona con una Surface toma mi tarjeta con el resultado de la medida de la distancia entre mis pupilas e ingresa la información en la Surface.

La demostración se enfocaba en mostrarme cómo las gafas HoloLens pueden ayudar a los arquitectos y constructores.

microsoft-hololens-gafas
CNET

Con ayuda de una de las personas del cuarto, las gafas se colocan en mi cabeza. Una pequeña rueda en la parte de atrás las ajusta a mi cabeza y el visor de las gafas se puede acercar o alejar de los ojos. Este último ajuste permite asegurar que la visión es adecuada al mover el visor hasta el punto donde se pueden ver todas las esquinas del rectángulo de manera adecuada.

Después, me explican que los arquitectos tienen que modificar varias veces las maquetas para lograr el diseño ideal, lo cual puede resultar muy costoso. Con las HoloLens es posible realizar modificaciones sin generar tan altos costos. Un edificio creado en el programa Sketchup en la otra computadora apareció frente a mí directamente en el centro de la maqueta, lugar donde se estaba proyectando la construcción del edificio. Con el mouse pude realizar modificaciones al edificio en la pantalla de la computadora y luego pude mover el mouse hasta el campo visual del holograma para modificarlo directamente en la maqueta y no en la computadora. Fue fabuloso.

Al bajar la mirada pude ver que había un pequeño muñeco que el representante de Microsoft me dijo que mirara y seleccionara al subir y bajar mi dedo -- similar al movimiento que nos enseñó el Chavo del 8 con su conocida frase "eso, eso, eso...", pero sólo realizando el movimiento una vez.

Esto abrió una vista similar a Google Street View para ofrecerme una perspectiva de cómo se podría ver el edificio en la vida real y la tecnología permite hasta realizar modificaciones al material del edificio para visualizarlo en la calle. Esta vista me dejaba ver desde una esquina el edificio y sus alrededores, sólo era necesario mover mi cabeza para ver los diferentes ángulos de la vista, pero no tenía la libertad de moverme.

La segunda parte de la prueba se realizó en la otra mitad de la habitación que representaba una habitación u oficina del edificio en la parte interna -- de aproximadamente 1.80 cm cuadrados. La idea era que sin necesidad de viajar a Denver, Colorado -- lugar donde se estaba construyendo el edificio -- podía ver algunos problemas existentes en la estructura. Además, HoloLens permite crear, al igual que ver y oír notas virtuales para mantener una buena colaboración con otras personas. Pude seleccionar una nota virtual con el mismo movimiento del Chavo para escuchar el mensaje, pero también pude ver lo que me había dejado escrito.

El sonido fue bastante bueno, considerando que no tenía audífonos y que sólo se reproducen a través de bocinas en las gafas HoloLens. La nota me indicaba un problema con una columna que afectaba la ubicación de una puerta, así que la nota sugería mover la puerta a otra ubicación.

Como la tubería y otra clase de infraestructura estaban en el sistema, pude también ver todos estos componentes alrededor del cuarto al mover mi cabeza. Gracias a esto logré descubrir que una tubería se encontraba en la mitad del lugar donde la otra persona sugería colocar la puerta. Creé una nota de voz realizando el mismo movimiento del Chavo para informar a los demás. A pesar de que no hablé muy alto, HoloLens logró capturar mi voz con claridad a través de su micrófono.

Fue admirable ver el excelente tiempo de respuesta de las HoloLens al mover mi cabeza por el cuarto para ver las tuberías y estructuras de la habitación. Las gafas identificaban las esquinas, techo y piso, y me las marcaban como una clase de croquis.

microsoft-hololens-gafas-aumentada
CNET

Lo bueno de mi experiencia

Las gafas son realmente livianas. Aunque Microsoft no ha revelado detalles de las gafas, se sienten relativamente bien en la cabeza -- aunque no las llevaría puestas más de un par de horas.

La calidad de las imágenes varió. En la maqueta, las imágenes se veían translúcidas, como podría ser realmente un holograma, pero en la segunda parte de la demostración las imágenes se vieron con gran nitidez, similares a las que experimenté con las HTC Vive, pero menos reales. De cualquier forma, es claro que las imágenes son representaciones gráficas y una visión similar a Google Street View mostraba la pixelación de imágenes y los colores no eran totalmente reales.

Aunque sólo escuché la nota de voz que me 'dejó' otra persona y la nota de voz que dejé, el sonido fue nítido y potente y el micrófono logró capturar mi voz fácilmente, aunque también capturó un poco el ruido de fondo.

Como lo mencioné, la respuesta de HoloLens cuando movía mi cabeza por el cuarto fue excelente, aunque no fue totalmente natural la manera en que podía seleccionar las cosas con mi vista -- es posible que no ajusté lo suficientemente bien las gafas, pero en ocasiones me tocaba mirar más abajo de mi campo visual regular.

Es asombroso qué tan bien reconoce y responde a las diferentes superficies del mundo real, permitiendo que los objetos virtuales que veas realmente interactúen y perciban las dimensiones del mundo real.

Lo malo y lo que no sabemos

El campo visual es muy pequeño. No puedes colocar imágenes en todo tu campo visual, tan sólo una pequeña parte que representaría de cierta manera la silueta de un televisor frente a ti. Así que si miras un poco de lado, las imágenes se cortan. Si estás muy cerca a una imagen u holograma, también se corta. Esto, por ejemplo, me pasó con la maqueta. Tuve que dar dos pasos atrás para poder ver prácticamente todo el edificio que estaba diseñando.

La experiencia fue muy, muy controlada. Así que es difícil saber cómo funcionaría realmente en la vida de distintas personas o en diferentes aplicaciones.

Además, la otra persona en el cuarto parecía estar controlando lo que estaba sucediendo en mi realidad aumentada. Según me dijeron, sólo estaba controlando la experiencia como si fuera una presentación de PowerPoint.

Por otra parte, no sabemos qué tanto duraría su batería, qué tan independiente es (aunque las HoloLens no estaban conectadas a ningún cable), qué tan útil puede ser para los consumidores (aparte del mundo empresarial y educativo), cuándo estaría disponible y cuál sería su precio. Además, Microsoft ha dicho que los apps universales podrían funcionar en Windows Holographic (el sistema de HoloLens), pero no se sabe si esto significa que todas estos apps aparecerán como simples ventanas generalmente o si realmente estos apps podrán tener diseños más interactivos sin la necesidad de que los desarrolladores le inviertan mucho tiempo adicional.

microsoft-hololens-8.jpg
CNET

Conclusión

Las HoloLens son realmente fascinantes y pueden ser de gran utilidad en el mundo empresarial y educativo. Aunque vi otra demostración de cómo se podría usar Skype (no lo pude probar), en la que el usuario o usuarios al otro lado de la videollamada pueden escribir y compartir objetos virtuales en el mundo de la persona que tiene las HoloLens, no estoy seguro todavía qué tan beneficiosas podrían ser para la vida regular de un consumidor -- aparte de sólo ser divertido por unos cortos momentos. Claro, el precio es una parte clave de esto y esperamos conocerlo en los próximos meses.

Aunque son diferentes tecnologías, la experiencia que tuve con las HTC Vive sigue siendo una de mis favoritas y si tuviera que escoger uno de estos sistemas en este momento, por el mismo precio, probablemente compraría las HTC Vive.

Sin embargo, Oculus me sorprendió con una experiencia cinematográfica del futuro que me gustaría experimentar con mayor frecuencia, y las HoloLens podrían tener gran utilidad en múltiples industrias y no me quejaría si las pudiera usar de vez en cuando en mi vida. Su pequeño campo visual es algo que decepcionará a muchos.

Ni HoloLens, ni Oculus Crescent Bay, ni HTC Vive son productos finalizados y todavía existen muchas dudas. El futuro de estos dispositivos es muy prometedor, pero es mejor esperar a que estén disponibles para tener una respuesta más concreta a esas dudas.

Close
Drag