CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Microsoft empieza a ver los frutos de Windows 10

El presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, se está apoyando en la más reciente versión de Windows y su capacidad de conectar toda clase de dispositivos a la nube para reconquistar a los consumidores.

Satya Nadella quiere que Microsoft esté en todo lo que toques.

Es un plan ambicioso, pero el presidente ejecutivo de Microsoft ha armado una estrategia y una serie de nuevos productos, desde teléfonos inteligentes y tabletas hasta videojuegos, que podrían en efecto materializar este ambicioso plan. Y todo depende de Windows 10, que se ejecuta en las computadoras, tabletas, smartphones y la consola de videojuegos Xbox.

El presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella. CNET

Con Windows 10, los desarrolladores pueden crear apps universales que funcionen en cualquier tipo de dispositivo. Y esto podría ayudar a que la compañía de software más grande del mundo construya un convincente arsenal de aplicaciones, como la Play Store de Google o la App Store de Apple. La nueva Surface Pro 4 se dirige precisamente al creciente apetito de las empresas y los consumidores por los dispositivos híbridos de primera clase que pueden servir como una laptop o una tableta. Eso puede ayudar a Microsoft a ganar fuerza dentro de las corporaciones, donde a las Mac de Apple les va bien. Y, los teléfonos premium, podrían finalmente concederle a Microsoft la credibilidad que necesita para mantener su lugar entre los iPhones de Apple y los dispositivos Galaxy S de Samsung.

"Nadella sabe que nunca tendrás una segunda oportunidad para causar una buena impresión", dijo Daniel Ives, un analista con la firma de inversión FBR & Co. "Tiene que convencer a los desarrolladores, consumidores y empresas a querer comprar y usar productos Windows, y está haciendo esto a través de una plataforma unificada. No existen delirios de grandeza. Tienen que empezar a menor escala y soñar a lo grande".

Para alcanzar su meta, sin embargo, Microsoft necesita llevar su más reciente software a todos los dispositivos posibles, aun cuando esto signifique un sacrificio en los ingresos a corto plazo. Esta es la razón por la que la compañía ofreció Windows 10 gratis a la mayoría de sus actuales clientes. Este mes, Microsoft dijo que más de 110 millones de personas han instalado Windows 10 en las diez primeras semanas después de su lanzamiento a finales de julio.

Esto da señales de que la estrategia de Nadella podría funcionar.

El jueves, la compañía reportó ganancias de 67 céntimos de dólar por acción, excluyendo los pagos por liquidaciones y el costo de las adquisiciones, y US$21,700 millones en ingresos durante su primer trimestre fiscal de 2016, que finalizó el 30 de septiembre. Las cifras de ventas incluyen ingresos diferidos que provienen de las suscripciones a productos basados en la nube como Office 365 y Azure. Los resultados superaron las expectativas de Wall Street. En promedio, los analistas encuestados por la agencia de noticias Reuters calcularon ganancias de 59 céntimos por acción sobre ingresos de US$21,030 millones.

A los inversionistas parece haberles alegrado la noticia, ya que las acciones subieron más de un 7 por ciento durante las actividades de negociación después del cierre de la bolsa.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO