Microsoft corrige el problema de Internet Explorer – incluso en Windows XP

El fallo del navegador era tan grave, que incluso los gobiernos de EE.UU. y el Reino Unido emitieron advertencias.

IE_Inari.png
Una mascota no oficial del Internet Explorer 11 en Singapur, cuando el navegador vivía días más felices a fines del año pasado. Crédito: Captura de pantalla por Seth Rosenblatt/CNET


Microsoft ha emitido un arreglo al peligroso fallo de su navegador Internet Explorer que lo hacía enormemente vulnerable en todas su versiones importantes – incluyendo las que corren en Windows XP.

El correctivo, entregado el jueves a las 10:00 a.m. hora del Pacífico de EE.UU., se sale del calendario usual de Patch Tuesday (Martes de parches) por la severidad del asunto. Afectó IE de la versión 6 a la 11, y le permitía a los atacantes instalar malware en tu computadora sin tu autorización y que podía usarse para robar tu información personal, seguir tu comportamiento en línea y obtener control de tu computadora.

La firma de seguridad FireEye, que descubrió el fallo hace unos días, dijo que vio que la vulnerabilidad fue usada para atacar a instituciones financieras y militares a través de Internet Explorer 9, 10 y 11.

Sin embargo, el parche de hoy de Microsoft corrige todas las versiones afectadas del navegador.

“La mayoría de los clientes tiene las actualizaciones automáticas activadas y no necesitarán hacer nada porque las protecciones se descargarán e instalarán automáticamente”, dijo Dustin Childs, de Microsoft Trustworthy Computing, el grupo de seguridad de la empresa, en una entrada en su blog. “Si no estás seguro de tener actualizaciones automáticas, o no has activado Automatic Update, ahora es cuándo”.

Sobre la decisión de corregir Internet Explorer 6, 7 y 8, las únicas versiones del navegador que aún corren en Windows XP, que salió hace dos años, Childs fue escueto.

“Hemos tomado la decisión de emitir una actualización de seguridad para los usuarios de Windows XP”, dijo, señalando que “Windows XP ya no tiene el soporte de Microsoft” y que la empresa “sigue aconsejando a los clientes que migren a un sistema operativo moderno, como Windows 7 u 8.1”.

La decisión es un cambio notable de la estrategia de Microsoft, que había dado por terminado el soporte para Windows XP hace unas semanas, incluyendo las versiones de IE que corrían sobre éste. Según la firma de investigación de mercado NetApplications, Windows XP aún se usa en un 26 por ciento de las computadoras de escritorio en existencia.

Childs dijo que Microsoft promueve que los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 usen Internet Explorer 11, la versión más reciente, si es que aún no lo hacen.

Close
Drag